Nos merecemos el futuro

FuenteEnrique de Santiago

Yaestá finalizando la campaña electoral y, en estas elecciones locales, no he podido escuchar a nadie, a ningún partido político, desarrollar un proyecto de ciudad que no se limite a las típicas vaguedades, sin mucho desarrollo detrás. Han hablado de la ciudad, de los ciudadanos, de la tracción empresarial para el empleo en la ciudad…

Que Salamanca es una ciudad de cultura ya no es algo novedoso, que Salamanca tiene las más antiguas y prestigiosas universidades no descubre nada nuevo, que Salamanca es arte, saber y toros, algo acuñado desde antiguo, pero… ¿cuál es la Salamanca del futuro, no se acaba de presentar?.

Vivimos en una ciudad del pasado, tranquila, casi mortecina, que no puede, no debe renunciar a su pasado, pero que debe ganar el futuro apostando, de forma absoluta y potente, por las nuevas tecnologías, por los desarrollos inteligentes, la robótica, el 5G, el nuevo capitalismo ético y humano que está trasformando el mundo. Igual que se produjo la revolución industrial, con sus luces y sus sombras, que construyó un nuevo paradigma social y económico, ahora estamos naciendo a la revolución tecnológica, a la que nos debemos de enfrentar, de forma segura, con rapidez e intentado no perder el tren.   Cuandoen el mundo la “guerra” está en los desarrollos tecnológicos y el 5G, entre Rusia, China y EE.UU., no podemos dejar de colocar a Salamanca como el nuevo Silicon Valley europeo y nacional.

Esaapuesta por el futuro debe ser potente, decidida, con todos los medios y modos que la ciudad pueda desarrollar, y con el apoyo de todas y cada una de las instituciones y sectores sociales que permiten que Salamanca sea una ciudad tranquila y cómoda para, con esta apuesta, no dejar de serlo.

Del mismo modo que el futuro debe de ser charro y, del mismo modo que en su día fuimos avanzadilla en los Derechos Humanos, en la Cultura, ahora debemos liderar la tecnología y la investigación nacional, sin perder nuestra idiosincrasia y la economía del pasado y del presente, potenciando nuestra agricultura y ganadería, la cebada, el toro de lidia y todos sus derivados e industrias conexas, cuidando del comercio de la ciudad, de sus autónomos y empresarios; pues, por más que alguno no quiera, vivimos en una economía capitalista en la que el empleo depende de la empresa, que nuestra ubicación política, social y territorial es democrática, social y de mercado.

Debemosde apostar por las mercancías y nuevos nichos de mercado potenciando el aeropuerto de Matacán, como lugar de policía, mantenimiento y carga-descarga de mercancías que sirva de referencia al madrileño, para lo que debemos de apostar por las escuelas de pilotos y técnicos, así como la creación de un muelle de mercaderías moderno, útil y ágil.

Nopodemos olvidar que, igual que tenemos un Hospital público de referencia a nivel nacional al que debemos de cuidar, apoyar e incrementar su colaboración universitaria, científica y de clínica avanzada, podemos apoyar la creación de un referente sanitario privado -emulando el desarrollado por la Clínica de Navarra en el Este nacional- que sea una apuesta segura para el oeste nacional y Portugal, suavizando las aristas que secularmente han impedido su creación.

Nodejemos de ser centro de convenciones, congresos y reuniones científicas y humanistas que desarrollen nuevo pensamiento, ciencia, cultura que no sólo sirva de divulgación y estudio; pero, no abandonemos los proyectos y exijamos su desarrollo en Salamanca, dejando de ser observadores para ser núcleo de activo. Aunemos el pasado, al que no debemos de renunciar, el presente, que no podemos perder, y el futuro, que debemos conquistar, con una ciudad viva, inquieta, que nos permita fijar su población, incrementarla con calidad y dar un futuro más digno a nuestros hijos.

Exijamos a nuestros dirigentes que dejen el cortoplacismo, las disputas políticas y trabajen de forma firme y solvente por alcanzar la ciudad que nos merecemos.

No hay comentarios