Academia de Poetas Americanos

Academy of American Poets o Academia de Poetas Americanos es una organización sin ánimo de lucro de apoyo a la poesía norteamericana, creada en Nueva York desde 1934.

La pregunta y sugerencia es simple por qué no se puede crear en España una Academia de poetas españoles, o si se quiere una Academia de Poetas en español para toda España e Iberoamérica. Que incluya autores y poetas en lengua castellana, y las otras lenguas del Estado español.

Ciertamente se podría ampliar la sugerencia a otras academias en otros géneros de literatura en general. Pero centrémonos en la poesía, y de ese modo analizar la posibilidad y la necesidad de dicha idea.

– Nadie negará que si en Estados Unidos a casi un siglo de su existencia ha funcionado, es una asociación, incluso una especie de institución, se ha demostrado que es necesaria para la difusión de la poesía y para los autores, y desde luego para la sociedad.

Perfectamente, en esto se podría copiar o plagiar o aprehender ideas de esta asociación y traspasarla a la hipotética academia de poesía o de poetas en español, más otras ideas o sugerencias que se puedan aprender o aprehender de otros lugares del mundo y de otras asociaciones.

Ciertamente en un tiempo que la poesía, puede parecer que es un género menor, incluso un género literario menor dentro de la literatura y dentro de los medios de comunicación. Quizás esta iniciativa podría servir de escaparate y hándicap para difundir la poesía, y quizás, un lugar dónde estuviesen miles o docenas de miles de poetas, con las condiciones que se indican, que hasta donde sé, en el caso de la Academia Norteamericana de Poesía es muy sencilla, un libro publicado.

– Parece ser que la Academia de Poetas Americanos fue creada por Marie Bullock con el fin o la finalidad de apoyar a los poetas norteamericanos, y para la defensa de la poesía.

Creo que los mismos fines podrían ser aplicables a la Piel de Toro, a la poesía, y a los autores que tienen el valor o la osadía de practicar diríamos este arte.

Estimo que es necesario voluntariamente, si así lo desean los autores, que existan archivos, con un mínimo de curriculum, de todos los poetas o autores que se dediquen a la poesía del territorio de Celtiberia, incluso de Iberoamérica.

De ese modo, tengan mayor o menor calidad, tengan una fama merecida o apenas sea unos principiantes, al menos, el trabajo realizado exista una posibilidad de sobrevivir al tiempo, al menos, ese supuesto archivo y difusión de la poesía española, en el idioma castellano, en otros idiomas del Estado pueda ser una manera de presentar lo que somos, lo que hacemos ahora, con todas las consecuencias derivadas posibles de dicha expresión.

– Dicha posible o potencial Academia de Poetas podría ser el artilugio para centralizar una multitud de nombres y de autores. Por lo cual, sería la base posible e hipotética de una base de datos y documentación enorme, y también de difusión, por tanto, dónde editores, antologistas, estudiosos, investigadores, profesores, autores se podrían acercar, ahora por Internet y otros medios, sería una fuente de alimentación poética y de proyección de la poesía y de las lenguas.

En un mundo cultural y literario, permítanme que les indique con tanta competitividad, a mi modo malsana, quizás esta posible academia podría dar mesura y suavidad. Diríamos que en ese fondo o mar posible de miles de curriculum, después cada uno tendría por azar o causalidad su suerte o su posibilidad…

– Hoy que tanto se habla de reciclar los materiales de todo tipo, de no contaminar, de no derrochar, de utilizar de forma correcta los recursos naturales. Me temo que en los campos de la cultura, existe, y apenas a nadie le preocupa, que se pierde mucha producción cultural, sea en poesía o sea en el resto de los campos.

Ciertamente, no todos los autores plásticos son o serán Goya, ni todos los poetas serán Dante, ni todos los novelistas Joyce, pero quizás personas que han dedicado con mayor o menor suerte, con mayor o menor sabiduría, una parte de su existencia a esos menesteres de descubrimiento, investigación, creación en esos campos. Que han dedicado un tiempo importante a su producción, sea más loable o sea menos, merecería tener una posibilidad de conservación para y en el futuro…

Percibo que en esa estética de la conservación del patrimonio cultural, debería entrar el concepto de búsqueda de maneras que no se destruyan tanta cantidad de cultura como se destruye cada año. Aunque nadie quiera reconocerlo. Quizás, quizás no de inmediato, pero si como van pasando los años después del fallecimiento de sus autores, en todas las artes y saberes, cuándo no, incluso en vida de esos mismos autores-interpretadores-creadores…

No deseo cansar más, la idea es sencilla y fácil de entender, solo hay que mirar a la Academia Norteamericana de Poetas y diríamos copiar su funcionamiento y sus fines, en mayor o menor medida. Es triste que alguien, que durante veinte o cuarenta años, haya escrito o pensado o reflexionado o realizado quinientos o mil poemas, los haya publicado en pequeñas ediciones, o quizás esté en los cajones, es una tristeza, que sean de mejor calidad o de peor, que alguien que haya dedicado tanto tiempo a este menester, con el tiempo, posiblemente cuando fallezca, al poco tiempo se irán perdiendo.

Porque sean considerados de alto nivel o de bajo nivel, quizás si se conservan, el tiempo-espacio-cultura después, otra generación después, sean vistos y analizados y concebidos desde otros puntos de percepción y entendimiento. Cosa que no es la primera vez que ha sucedido a lo largo de la historia. Pero si no existen, o están perdidos en los vientres de los despachos o de los ordenadores, pues allí se irán muriendo y destruyendo…

No hay comentarios