Jugando al tetris

Artículo de opinión del letrado y politólogo Enrique de Santiago

FuenteEnrique de Santiago
loading...

Las ventiscas estivales suelen ser norma en el verano informativo, en el que la neurona calenturienta se sigue más por la desnudez física que por la intelectual, si en algún momento hubo de esta última; pero, lo cierto y verdad es que si observas los movimientos en el PP charro puedes intuir qué se está cociendo entre pucheros.

El alcalde, que se ve ya presidente de la Junta, si le dejan, no quiere que se le remueva el gallinero que comienza a impacientarse por ver cómo se presenta la colocación, una vez resuelto el enigma nacional. Así, hay quien lleva años postulándose como alternativa, con una gestión, según él, digna de encomio y que, si no fuera por algún que otro problemilla, podría ser incluso valorada, pero que no da más que para una nueva colocación en la Junta. Otros fueron defenestrados al presentarse como alternativa al presente y este presente no olvida, aparenta perdonar, pero su memoria se lo impide. Más allá, tiene un problema que colocó inicialmente en la Junta, salió a tiros, se reubicó en Madrid, donde no se aguanta, pensó en Salamanca, pero no se quiere… ¡joder! con lo que llora no se puede colocar. Así, poco a poco se producen los descartes que pasan por caras nuevas que traen problemas, siempre los crearon, que no alcanzan el nivel, nunca lo tuvieron, y que no permiten el control, nunca lo poseyeron.

Finalmente, se opta por lanzar la liebre contra la que nadie disparará, pues todo el mundo sabe que es el propio Señor el que la lanza, es su mano derecha, vamos que ni un francotirador loco es capaz de disparar… Entre tanto, preparamos el candidato/a tapado para impresionar en el último minuto.

Otro problema es a quién poner de presidente pues, si las cosas salen como se prevé, la regeneración, el cambio de foto, será una exigencia y el presente no soporta un soplido más. Volvemos a la quiniela, qué pereza, con la calor que hace, con las ganas de relax que uno tiene y que no le dejan descansar. Se precisa a alguien conocido, querido por todos o que no provoque grandes problemas, que sea fiel, que siempre esté a disposición del partido, que lo conozca “dios”, que ya esté breado en posiciones de poder, pero que no tenga un futuro que pueda hacer sombra… ¡Madre mía! muchos requisitos, pero si se mira con calma sólo hay un par de candidatos que o se les coloca de presidente o se vuelven a sus puestos, e incluso se jubilan que seguro que ganan más en dinero y, sobre todo, en tranquilidad, pero… ¿los llegará a ver el ojo que todo lo ve?

Por fin, se acabó la historia y puedo descansar, pero… no, ¿y si ahora gana Casado y me obliga a cambiar en mi cuaderno azul, que ya es negro, e iniciar la búsqueda de gente nueva, con pasado profesional y futuro político, que regenere y quite todas estas caras que ya conocemos, que fumigue el partido de “putillas y chaperines” que tanto me apoyaron y sirvieron? No creo, la estructura es potente… ya, ya más grandes han caído.

En esta casa sólo falta Mortadelo con Rompetechos y acabamos como la Rúa del Percebe 13… ¡Uf qué viejos!

No hay comentarios