Aforismos III de Juan de Portoplano

Un aforismo-dicho-frase-adagio-sentencia es como un aliento de aire fresco o cálido, según sea verano o invierno, que debe alegrarte lo más profundo de tu ser, abrirte mínimamente tu realidad o entidad de tu ser-estar. Un aforismo es un intento de ser y estar de forma más verdadera y realista y bondadosa. Estar en uno mismo y estar con los otros, y estar en la Naturaleza y estar en el Misterio Trascendente.

– Hay personas, que con sonrisas y sin ellas, su ejercicio es intentar la constante manipulación. La manipulación según sus intereses y fines. El interés legítimo del otro, cercano o lejano, solo le interesa si está en consonancia con el suyo. Un uno por ciento de sociópatas o psicópatas, en mayor o menor grado en la sociedad, según dicen que existen, es demasiado. Por tanto, toda sociedad debe intentar buscar que esas personas, que han nacido así, o las circunstancias le han hecho así, se vayan curando de ese mal, sea ese mal grande o pequeño.

– Encerrar en diez o veinte o treinta palabras, una verdad, o mejor dicho, una realidad que nosotros, los humanos llamamos verdad, eso es lo que buscamos y deseamos y anhelamos, porque la Verdad y la verdad nos hace más libres. Eso es lo que creemos.

– Me temo que escribo frases e ideas, que nadie entiende, o nadie acepta, que construyo pinturas y dibujos, que a nadie emocionan o impactan. Eso es lo que he estado haciendo toda la existencia, entre otras cosas.

– Si existen muchas pulgas sobre el perro, por muy grande que sea el perro, el perro acaba enfermando y muriendo. Si los individuos, colectivos, grupos, ideologías de la sociedad piden y exigen mucho al Estado, el Estado por muy grande que sea acaba muriéndose.

– Si quieres empezar un proceso revolucionario empieza a incentivar que los grupos sociales, diferentes, exijan y exijan más derechos, que al final, necesitan una partida económica, al final, si el que rige el Estado no lo admite o permite o lo otorga malo, si lo hace, también negativo porque la sociedad, quizás en ese momento, no pueda pagar esa cantidad de impuestos. O si lo hace no es competitiva con otras, y al final, la economía se resiente, y al final la sociedad acaba en mayor crisis.

– Buscar soluciones, que la crisis equis, se soluciones de forma correcta, para que no cause una crisis equis más zeta.

– No sé cual es el arte y la ciencia del vivir y del existir, solo como un medio ciego voy intentando tocar las paredes, que sean lo más justas y equitativas y bondadosas y verdaderas posibles.

– A ver, si a mi edad, toda una vida de fracasos, en multitud de temáticas, simplemente, porque siempre he intentado ser libre de voluntad y libre de pensamiento y libre de expresión, todo en la medida que he podido, ahora en mi casi entrada de la tercera edad, ahora voy a seguir lo que otros quieren, que a mi modo de ver, es injusto, no verdadero, no bondadoso, y es sembrar sufrimiento para el futuro.

– No puedo cambiar casi nada de casi todo, pero al menos, al menos puedo intentar que mis pequeños actos y mis pequeñas palabras sean lo más verdaderas y bondadosas y equitativas posibles, para ahora y para el futuro.

– He intentado no resolver preguntas, sino encontrar cuestiones y plantear preguntas, y que otros contesten de la forma que crean más equitativa, justa, verdadera, bondadosa, útil, racional, razonable…

– Percibir que una sociedad está entrando en una fase de semilocura, y no poder hacer nada, no saber qué hacer, solo expresar cuatro frases y cuatro preguntas, que nadie escuchará, que nadie meditará en lo profundo de su ser.

– No infravalore las frases y enunciados porque lleven en su seno palabras no demasiado técnicas, quizás encierren más sabiduría y más filosofía que otras de otros que utilizan un lenguaje muy técnico.

– No soy superior a usted, pero permítame en su corazón, no en sus palabras, que usted me admita que no soy inferior a usted.

– Estar cansado toda la existencia, de tener que estar fuera de todos los grupos, porque pueden pensar una cosa y tú otra, seguir un pragmatismo ahora y tú otro…

– vivir es vivir con eficiencia y racionalidad de los saberes ortodoxos, y con la moralidad y ética correcta, y también sin olvidar la Trascendencia del Ser Supremo.

 – Nadie o casi nadie se atreve a decirlo, pero yo, yo que ya he fracasado en tantos aspectos de la existencia, yo, creo que a mi edad, debo intentar mantener la libertad de pensamiento, yo debo decirles a ustedes, muchos de los males que existen en el mundo, pueden ser de tipo social y económico, de multitud de factores y causas, pero en casi todos, están que no llevamos una ética teórica correcta, ni una moral práctica correcta. La mayoría de los individuos, colectivos, grupos, unos en unos temas, otros en otros.

 – Creen que olvidando al Ser Supremo vivirán más libremente, y lo único que hemos conseguido, es vivir más atados a sensualidades y placeres e ideas no mesuradas, no correctas, no racionalizadotas, no justas, no bondadosas. Sin Dios, sin un Dios racional y suficiente moral, sin Dios el ser humano está perdido… ¡Ahora rásguese las vestiduras-corbata-traje-pantalones, si lo desea, pero no olvide que viene a leer a este articulista, porque tendrá muchos errores, pero intenta ser libre, medianamente libre en el pensar…!

No hay comentarios