La grandeza del deporte rey

Como amante del deporte, de practicarlo y de contemplarlo, disfruto con todas y cada una de las disciplinas existentes. Desde el balonmano, pasando por el rugby el hockey o el baloncesto, y llegando hasta el que dicen que es el deporte rey, el fútbol.

No pretendo con estas líneas ensalzar este último deporte mencionado, simplemente porque no hace falta y porque no quiero entrar en disputa con los que defienden el reconocimiento de otros deportes con menos apoyo social y publicitario que luchan día a día por hacerse un hueco y por ser reconocidos, simplemente porque estoy con ellos y comprendo perfectamente sus reivindicaciones.

Sin embargo, en mis 29 años de existencia, aproximadamente comencé a ver fútbol con cinco añitos, es decir que entre mis últimos 24 años, de vida no recuerdo una semana tan apasionante en lo que al  deporte rey se refiere con las competiciones europeas como principales protagonistas, como la que finaliza.

Todo arrancó el miércoles con el palo que se llevó el F.C. Barcelona de un desdibujado y “cagón” por qué no decirlo, Valverde. Los Messi, Suárez, Dembelé y compañía partían con una cómoda ventaja tras el 4-1 de la ida pero la cara de los culés a la finalización del choque en el Olímpico, con ese 3-0 campeando en el marcador, lo dice todo.

El miércoles la traca fue de campeonato y el Madrid a punto estuvo de emular a su eterno rival con una Juve, como siempre, pragmática y efectiva. Con un Mario Mandzukic demostrando su poderío aéreo y con un Cristiano Ronaldo que no pudo enseñar su tableta hasta más allá del minuto 95 cuando el árbitro fue protagonista para señalar un penal claro para unos e inexistente para otros tantos.

El jueves, la Europa League se tornó en protagonista, también con representación española con un Atleti que sufrió de lo lindo para meterse en semis. En los otros tres encuentros también se vivió la magia futbolística con goles, emoción y clasificación de Salzburgo, Marsella y Arsenal.

Cuando todo parecía encaminado a vivir un Real Madrid vs Bayern de Munich en la final de Champions y un Atleti vs Arsenal en la de Europa League, el sorteo del viernes hizo de las suyas para que estos cuatro colosos del fútbol europeo se vean en semis en otra lección de impredecibilidad que hace grande al deporte rey.

Estamos sumidos en este fin de semana en otra jornada del campeonato liguero pero la fase decisiva de la temporada se comienza a palpar y a disfrutar. Con auténticos partidazos en el horizonte, final copera incluida y con una cita mundialista entre los meses de junio y julio para que todos los amantes del deporte rey disfruten más si cabe y griten a los cuatro vientos eso de ‘¡Que viva el fútbol!’ .

No hay comentarios

Dejar respuesta