¿Puede existir mobbing familiar en algunos casos?

FuenteJMM Caminero
loading...

0. El concepto de mobbing o acoso moral, es un término que conceptualizó el etólogo Konrad Lorenz al comprobar algunos comportamientos entre animales. Es obvio que diríamos que se produce un mobbing escolar (hacia ciertos niños o niñas, pero también, a veces, entre el profesorado, y aunque resulta extraño, entre ciertos alumnos y padres de alumnos a determinados profesores, etc.), también el mobbing en los ámbitos de las comunidades laborales y empresas, y debe suceder en todos los ámbitos, posiblemente en las comunidades de vecinos, etc. Pero también existe en los ámbitos familiares, en sentido de familia nuclear o en las familias en sentido amplio, sea de unos miembros sobre otros, o sea de padres sobre algunos hijos, o entre algunos hermanos, o incluso de hijos hacia padres, etc.

1. Por supuesto en todos esos ámbitos o áreas, que hemos descrito, no se produce en todas las entidades, ni del mismo modo. Esto es lo primero que habría que averiguar poner cifras y cantidades y cualidades y calidades. Y ya sabiendo estos datos y estos hechos se podrán estudiar y analizar y remediar.

Pero en el ámbito de la familia, por vergüenza y discreción, es uno de las áreas que menos se estudian o se valoran o se indican o se dicen. Y quizás, aunque evidentemente no se producen en todas las familias, ni nucleares, ni en sentido amplio, distintas familias con unos parentescos familiares estrechos consanguíneos, posiblemente se producen más de lo que pensamos, y que como en otros ámbitos de la existencia están ocultos o semiocultos.

Se suele indicar que el mobbing se produce en cualquier ámbito de la realidad, que existan personas y lazos sociales entre personas, y se compartan bienes, intereses, y la familia, es un ámbito más.

– El mobbing familiar, puede ser causado, por una persona sobre otra o sobre otras, debido a que esa persona tenga un alto componente narcisista, o psicopático o sociopático, lo que ahora se denominan psicópatas integrados en la sociedad.

De tal modo, que distintas personas en un seno familiar, se pueden poner de acuerdo, atosigar, neutralizar, eliminar o expulsar de algún modo a algún familiar. Puede existir una persona que empieza en ataque y derribo, y las otras, o algunas otras, por intereses, por afinidades, por sentimientos, por dependencias en mayor o menor medida semipatológicas, permiten que exista bulling o mobbing o acoso moral sobre una persona. Teniendo en cuenta que los ámbitos familiares, son más complejos, porque existen emociones y sentimientos conscientes e inconscientes, controles de personalidad, diferencias entre los caracteres de las personas, se puede tratar a uno de unos modos y a otros de otro, diferencias de afectos y emociones y amor, que no reconocemos en diferentes escalas, etc.

El mobbing familiar puede tener muchas causas y orígenes, puede ser por envidia, puede ser por maldad, puede ser por ataques de rabia-cólera-ira que la persona que los causa no se controla, pueden ser por alguno de las graves faltas morales, pueden tener siempre razones o motivos, que en el fondo no son o no existen. Personas que siempre tienen que tener un enemigo o adversario, quizás, porque ellas mismas sufrieron episodios parecidos o similares de maltrato o de otros tipos, incluso en edades tempranas, personas traumatizadas o con heridas graves que no han curado, personas con graves defectos de personalidad pero escondidos y camuflados, personas que saben manipular a otras, personas que tienen doble o triple personalidad, etc.

– En la literatura popular, desde hace siglos, posiblemente desde hace milenios, estas figuras se denominan el patito feo, el chivo expiatorio, cabeza de turco, la persona diferente.

No estamos hablando, en estos casos, de la persona, que dentro del seno familiar, se salta las reglas morales o reglas esenciales o de otro tipo, y entonces, es lógico, de alguna manera, que el resto de la familia, intente ponerle freno y coto. Sino que sucede o puede suceder, personas que son moralmente más elevados que la media de la población, incluso que esa familia, que pueden estar en un estatus cultural o educativo superior, o quizás, incluso venir de un nivel socioeconómico superior. Es decir, personas que no se rechazan por ser menos, que también podría ser, sino por ser más, o por los otros, ser catalogados de más o que ellos catalogan como más.

– Puede también ocurrir, que el mobbing, sea causado por personas que han perdido su norte normal moral o ético, o psicológico, y causan mobbing en alguno de los hijos o de los hermanos, o incluso de hijos sobre padres.

En este caso, una persona claramente con un trastorno, sea moral, sea psicológico, sea social, o un conjunto de ambos, crea un enorme sufrimiento familiar, yendo en contra de algunos miembros de una familia, incluso padres. En este caso, hay un capítulo de enorme de maltrato de hijos a padres, pero también se puede producir, un caso de maltrato de algún padre a algún hijo, no a todos, y por eso es tan difícil de solucionar, o entre hermanos, o entre otros parentescos familiares…

– Puede que ese miembro familiar, que al final, para no agravar más la situación, se tiene que marchar de ese seno familiar, sea encima vituperado aún más, por el resto de la familia. Puede suceder, que ese miembro de la familia, haya tenido una capacidad de aguante y sufrimiento mucho mayor, tener una moral y ética mucho mayor que la media, haberse sacrificado más que la media por la familia y su familia, haber incluso dejado en muchos sentidos su carrera profesional, y en otros ámbitos. Y con todo ello, haber sufrido el mobbing, de muchos modos y de muchas maneras y de muchas formas, por uno o varios miembros de esa familia en sentido amplio, y el resto haberlo tolerado, o no haberle dado importancia.

No olvidemos, que según ámbitos europeos, según algunas encuestas, sean ciertas o menos ciertas, el treinta por ciento, de media, en Europa, el motivo principal del divorcio en los matrimonios se debe a las familias respectivas, o a algunas de las familias… Creo que estas cifras, de ser ciertas, o aunque fuesen menores, serían suficientes para empezar programas de estudio y de investigación en el mundo sobre este fenómeno, porque esto causa, después y mientras existen, enormes sufrimientos en los individuos, sociedad, familia, etc.

– El acoso en cualquier ámbito, sea familiar, escolar, laboral, puede llevar a esas personas a ámbitos autodestructivos, de un tipo o de otro. Y como diría Buda, la rueda del sufrimiento continúa, en otros individuos y en otras generaciones… El bisabuelo lujurioso, el abuelo jugador de cartas, el padre ebrio, el hijo quién sabe en qué patología moral o psicológico moral caerá…

2. Para terminar no deberíamos olvidar, que según los especialistas, muchas veces, la persona que sufre el mobbing familiar, suelen ser personas que sobresalen en virtudes o en estudios o en cultura o en nivel social. Y que por envidia y por otras razones, son atosigados, atacados, ninguneados, marginados, silenciados, vituperados, vilipendiados, vejados por algún o algunos de los otros miembros de la familias. También, es cierto, que pueden existir, a personas diríamos de niveles inferiores de la media de los anteriores factores, en algunos ámbitos, por menos, no por más.

De verdad, si queremos reducir, el enorme sufrimiento que estos episodios, pueden producir en individuos, familias, sociedad, cultura, empresas, Estado, lo primero que debería hacerse, es no negar esta realidad, en segundo lugar, estudiar y cuantificar, y en tercer lugar, poner soluciones, reales. Es decir, sacar la mierda que existe para que se vea, y barrer la casa de la sociedad, para que se estudie y se analice. Y así de ese modo, quizás, evitemos que este mal siga reproduciéndose, de generación en generación, amplificándose, de una generación en otra. No digo en todas las familias, pero quizás, en más de las que pensamos…

Cuántos males y sufrimientos y angustias, se podrían reducir o ralentizar o desaparecer o limitar si de verdad, estudiásemos las realidades, de dónde surgen y nacen tantos males y tantos sufrimientos. Y uno de ellos, es este problema, el mobbing, sea el mobbing en la escuela, el mobbing en el trabajo, el mobbing en la familia, el mobbing en… Sea que la persona que sufre el mobbing en la escuela después lo traspasa a su familia, sea la persona que sufre o ha sufrido el mobbing en el trabajo después lo traspasa a su familia, sean todas las posibilidades e interrelaciones existentes o posibles…

No hay comentarios

Dejar respuesta