Tudanca: “Vamos a plantear la negociación hablando de política, no de aritmética”

El líder socialista tiende la mano a las fuerzas políticas para dar "voz" a Castilla y León después de "32 años de silencio"

FuenteEuropa Press

El secretario general del PSCyL y candidato a la Junta, Luis Tudanca, ha vuelto a «tender la mano» a las fuerzas políticas para llegar a pactos y construir un Gobierno «fuerte» que de «voz» a Castilla y León después de «32 años de silencio» poniendo a la «política», y no a la «aritmética», en el centro de la negociación.

«Esto ya es diferente, los ciudadanos han mandado un mensaje en los últimos procesos electorales para que haya pluralidad, diálogo, que no haya mayorías absolutas y nos entendamos entre diferentes. Y esto el PSOE lo ha sabido interpretar, de ahí que los ciudadanos nos hayan colocado en la centralidad del mapa político de Castilla y León y España», ha reflexionado antes la inauguración oficial del Mercado Barroco, en el que ha estado acompañado el alcalde del Real Sitio de San Ildefonso-La Granja, José Luis Vázquez.

Tudanca ha recordado como en este mismo lugar, «hace casi cinco años», comenzaron a recorrer un camino «muy complicado» para el PSOE y Castilla y León y que ha desembocado en que el partido fuera el «más votado» en las últimas elecciones autonómicas y municipales después de «36 años».

«Lo empezamos aquí, con numerosos alcaldes y concejales del partido porque queríamos comenzar un proyecto nuevo desde abajo, con los pies en el suelo y partiendo de la buena gestión de buenos alcaldes como José Luis», ha incidido para mostrar su confianza en poder llevar el cambio al Gobierno de Castilla y León y para que, después de más de tres décadas del PP, se hable de «decencia», «regeneración», «rehabilitación de los servicios públicos», que se «defienda el medio rural» y que haga políticas que «luchen» contra la despoblación en una tierra que tiene «enormes posibilidades» para que se llene «de gente y vida».

El candidato a la Junta considera que todo eso es posible con «ambición e ilusión», pero también con un proyecto político «sólido» y a través del «diálogo» por lo que ha vuelto a «tender la mano» a las fuerzas políticas para que ese cambio se produzca «en las próximas semanas».

Tudanca insiste en que Castilla y León necesita «estabilidad» y un Gobierno «fuerte» que consiga que «después de tantos años de silencio» la Comunidad tenga «voz». «Será más fácil que consigamos todos estos objetivos juntos, con entendimiento, y diálogo para que haya un Gobierno sólido y fuerte que nos permita, además, tener una mejor financiación local y autonómica», ha añadido.

El líder de los socialistas de la Comunidad confía en que esta semana, una vez solucionados las «sorprendentes dificultades» de los últimos días con los recuentos de votos que, no obstante, han confirmado el «vuelco político sin precedentes» en Ayuntamientos y Junta, comiencen las negociaciones y «consolidar así» el mensaje que los ciudadanos mandaron el pasado 26 de mayo.

«Vamos a plantear la negociación hablando de política, no se trata de aritmética, sino de políticas que arreglen la sanidad, mejoren los servicios públicos y den un futuro a nuestros jóvenes», ha matizado, para asegurar que después de «tantos años» de un proyecto «agotado», «fracasado» y «manchado de corrupción» hay que dar un «futuro mejor» a esta tierra, pero «con toda transparencia».

«Todo lo que haya se contará», ha asegurado para finalizar señalando que será una negociación «sin prisa, pero sin pausa y con humildad».

Tudanca, que no ha querido entrar a hablar de candidatos a la Diputación de Segovia ni sobre si José Luis Vázquez será uno de los consejeros, ha recordado, un año después de la moción de censura que apartó al PP del Gobierno de España, que el PSOE tiene 140 años de historia porque siempre «ha sido capaz de entender cuáles eran las demandas mayoritarias de este país».

«En los últimos años aprendimos que teníamos que renovarnos porque no lo estábamos haciendo bien, y lo hicimos, y cuando llegó el momento fuimos responsables y decidimos que no se podía permitir que un Gobierno manchado de corrupción no podía permitir que siguiera debilitando las instituciones», ha explicado para aseverar que el PSOE se ha dotado de «más democracia, más transparencia y participación y de que la manera de hacer política también tenía que cambiar».

No hay comentarios