Mañueco (PP) ve «incompatibilidades claras» en un posible pacto entre PSOE y Ciudadanos

FuenteEuropa Press

El secretario regional del PP y candidato del Partido Popular a la Presidencia de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, ha señalado las «incompatibilidades claras» que existen, a su juicio, para que Ciudadanos facilite el Gobierno castellanoleonés al Partido Socialista cuyo candidato, Luis Tudanca, es «el genuino representante del Sanchismo» que apuesta a su vez por una subida de impuestos que ha cifrado en 2.000 millones de euros para la Comunidad.

En este sentido, se ha mostrado convencido de que los postulados que defiende Ciudadanos tienen «más coincidencias» con el programa del Partido Popular en Castilla y León que, según ha aclarado, contempla la eliminación de los aforamientos, una de las líneas rojas que ha fijado el candidato de la formación naranja y llave de la Junta, Francisco Igea, para pactar con los ‘populares’. «No es una línea roja, hay que hablar, dialogar y negociarlo», ha aseverado.

Este es uno de los principales mensajes que ha trasladado Fernández Mañueco tras presidir este martes en Valladolid una reunión del Comité de Dirección del Partido Popular de Castilla y León que ha dado el visto bueno a la creación de dos comisiones negociadoras para sacar adelante posibles pactos de gobierno tanto en la Junta, que liderará él en persona, como en los ayuntamientos y en las diputaciones, que tutelará el secretario regional del PP, Francisco Vázquez, para «ayudar» y «asesorar» para conseguir «los mejores acuerdos».

Tras reconocer que el PP aspiraba a obtener «mejores resultados» en las elecciones del domingo y que no hay mayorías suficientes para alguien gobierne en solitario, Fernández Mañueco ha defendido que los castellanoleoneses han optado por que haya pacto y diálogo entre las opciones ideológicas más votadas que, según ha reivindicado, son las de centro-derecha, es decir, por PP, que ha obtenido 29 escaños, y Ciudadanos, con 13 procuradores, cuya suma supera los 41 escaños que marcan la mayoría absoluta.

«Hay que dar una lectura lógica a esos resultados», ha reiterado Fernández Mañueco en un llamamiento a Cs a facilitar un gobierno «moderado, estable, centrado y comprometido» con el crecimiento de Castilla y León» para lo que el PP regional tiene «las manos libres» para negociar sin entrar en «cambio de cromos», a expensas ahora de la estrategia de la formación naranja en la que no se quiere inmiscuir. «Nada más lejos y menos en estos momentos», ha aclarado Fernández Mañueco que tiene la «sensación» de que los liberales también crearán una comisión regional de pactos.

Dicho esto, ha informado de que el domingo mantuvo una conversación tanto con Luis Tudanca, para felicitarle por su victoria en las elecciones autonómicas –ha obtenido 35 escaños–, como con el candidato de Ciudadanos para trasladar su «entera disposición» al diálogo y al entendimiento «con Igea o con quien sea necesario, de manera individual o colectivo» y «desde la transparencia».

«Vamos a esperar a ver cómo articulan la situación –en Ciudadanos–«, ha continuado el candidato del PP a la Presidencia de la Junta que, preguntado sobre si sería partidario de un gobierno en solitario o de un ejecutivo en coalición, ha aclarado que la solución debe ser el resultado del diálogo y de ese acuerdo que sostenga un gobierno «moderado y estable de centro-derecha».

«Lo que sea mejor pensando en Castilla y León», ha añadido al respecto en un nuevo llamamiento a Igea a cumplir el «mandato» que han lanzado los castellanoleoneses con un apoyo mayoritario a esas fuerzas de centroderecha.

En este sentido y a reiteradas preguntas sobre sus declaraciones en las que se mostraba partidario de dejar gobernar a la lista más votada, ha apelado al rechazo del PSOE a la reforma legal que llevó el Partido Popular al Congreso de los Diputados para que gobernase la lista más votada que, de haber salido adelante, se empezaría a aplicar ahora.

«Siempre ha dicho que era lo razonable», ha reconocido Fernández Mañueco que ha insistido en que fueron los socialistas los que no quisieron que se tocasen «las reglas del juego parlamentario» que van a acatar los ‘populares’. «En septiembre del año pasado este tema quedó zanjado», ha sentenciado el candidato del PP en referencia a ese rechazo unánime del PSOE a la reforma legal por la que abogan los ‘populares’ que, según ha augurado, habría dado lugar a una segunda vuelta y que habría sido «lo lógico y lo razonable».

Fernández Mañueco se ha quedado con que los castellanoleoneses han pedido diálogo y pactos para formar gobierno y ha llamado a «cumplir el mandato». «Por dialogar y pactar no va a quedar», ha sentenciado.

No hay comentarios