Luis Tudanca: «El PSOE quiere gobernar y acepta esta responsabilidad»

FuenteEuropa Press

El secretario regional del PSOE y candidato a la Presidencia, Luis Tudanca, ha señalado que tras los resultados de las elecciones autonómicas del pasado domingo en las que el PSOE fue la fuerza más votada se abre ahora un periodo de negociaciones con Ciudadanos en el que apuesta por que la voz de Castilla y León sea la «única» y que, además, aborda con «todas las opciones sobre la mesa».

Tras la reunión de la Comisión Ejecutiva Autonómica Tudanca ha asegurado estar «muy satisfecho» con los resultados logrados el pasado domingo porque suponen un reconocimiento para el trabajo de «mucha gente» y a través de los que «Castilla y León ha hablado alto y claro sobre la opción que prefiere».

Tudanca ha insistido en que ahora se debe hablar de un pacto con Ciudadanos tras el «claro» resultado del domingo con dos únicas opciones posibles «o un gobierno del PP tras 32 años o un cambio al PSOE». Así, ha recordado que los ciudadanos han dejado «claro» que la opción que prefieren es la socialista al otorgar al PSOE 35 escaños frente a los 29 conseguidos por el PP.

«Nosotros somos gente de palabra», ha defendido Tudanca, quien ha asegurado que los socialistas «respetan el parlamentarismo y las reglas de juego», frente a la defensa «hipócrita» del PP de que gobierne la lista más votada.

«El PSOE quiere gobernar»

«El PSOE quiere gobernar y acepta esta responsabilidad, ahora en es tiempo de diálogo y se abre con humildad y generosidad», ha defendido, tras lo que ha citado como ejes ante la apertura de estas negociaciones que la única voz que se escuche sea la de Castilla y León. «Nos mueve lo que sucede aquí», ha señalado.

Así, ha garantizado que la confianza, la transparencia y la lealtad serán el centro de estos pactos en los que buscará la «estabilidad» con un gobierno «fuerte» y «de progreso» para afrontar un «nuevo rumbo» con la despoblación y la justicia social como ejes.

Tudanca ha garantizado además que afronta la negociación con «serenidad». «Sin prisa pero sin pausa, no voy a gobernar a cualquier precio ni de cualquier manera, no vamos a entrar en subastas y mercadeos«, ha defendido.

El líder de los socialistas en Castilla y León ha eludido hablar de líneas rojas en la negociación porque «no se puede empezar el diálogo con piedras en el camino», no obstante, ha recordado que el PSOE ha ganado las elecciones con «rotundidad» por lo que, a su juicio, queda claro que los ciudadanos quieren un cambio.

«El diálogo empieza hoy, con serenidad y tranquilidad por un Gobierno de progreso y estabilidad», ha defendido, tras lo que ha insistido en abordar la negociación en clave regional. «Yo quiero hablar de lo de aquí, con los de aquí y pensando en Castilla y León», ha asegurado.

De este modo, el candidato socialista a la Presidencia de la Junta ha defendido que Castilla y León no sea «moneda de cambio» porque de ser así esto le parecería una «malísima noticia para los intereses de Castilla y León». «No mercadeamos con instituciones o con votos», ha explicado, tras lo que ha insistido en que cree en la democracia y en los sistemas parlamentarios y en que quien «obtenga una mayoría en el parlamento gobierne».

«En Castilla y León en resultado ha sido nítido», ha defendido, tras lo que ha insistido en su defensa de un gobierno que nazca de forma «estable, con confianza y lealtad». «Ha nacido un tiempo nuevo y con una reglas nuevas», ha advertido, tras lo que ha recordado que los pactos siempre deberán ser refrendados por los militantes socialistas a través de una consulta.

No hay comentarios