La que se avecina….

Entre primos anda el juego de política y toros

La que se avecina (también conocida por las siglas LQSA) es una serie española, creada por los hermanos Alberto Caballero y Laura Caballero y por Daniel Deorador para Telecinco. La serie es una comedia de situación, o SITCOM, y está destinada a un público sobre todo juvenil y adulto, que se caracteriza por ironizar con humor negro las relaciones de convivencia entre los vecinos de una comunidad a través de las historias y situaciones surrealistas que les suceden a sus protagonistas.

Pero no, no hablamos de la serie de televisión, sino del serial político que nos espera desde esta misma noche, con el inicio de la segunda, tercera y cuarta campañas electorales, hasta la noche del 26M, e incluso, lo más sorprendente e intigrante -como un mal sueño-, hasta que se conformen los gobiernos autonómicos y locales porque, la verdad, la que se avecina es más que gorda, ay!

Llegamos a una campaña electoral donde todo es incierto. Nunca se habían vivido unas elecciones autonómicas y locales -sobre todo en muchos ayuntamientos donde ganaba el Partido Popular de manera apabullante durante muchas decenas de años-, con tanta incertidumbre que nadie, salvo la macro encuenta del CIS publicada este mediodía del jueves, nadie se atreve a realizar un pronóstico fijo. Todo está en el aire, pero no es menos cierto que el votante/ciudadano ya tiene definido a quién votará, en su mayoría. Por ello, estos días de campaña electoral, que dicen son para los indecisos, poca repercusión tendrán, por mucho que los políticos, siempre a la gresca pública -no en privado- y a exceder en sus mensajes, se desgañiten en vender duros a pesetas -que nadie se lo cree-.

La incertidumbre nace en las Cortes de Castilla y León, donde el CIS da el PSOE de Luis Tudanca –que está haciendo una campaña de ganador rodeado de un equipo muy fuerte como Ana Sánchez y Virginia Barcones- mayoría de procuradores sobre un PP de Alfonso Fernández Mañueco que está en sus horas más bajas. De los resultados de estas dos formaciones y hasta dónde lleguen Ciudadanos de Paco Igea, principalmente, y también podría ser Podemos de Pablo Fernández en la suma, se conformará el próximo Gobierno de Castilla y León que lleva en manos del PP desde el año 1983 -y ya ha llovido, granizado y tronado-.

Podemos, seguimos con los datos del CIS, ha remontado y mucho, aunque pueda perder cuatro diputados, podrá seguir formando grupo propio, lo que redunda en beneficio de unas Cortes más plurales con una oposición fuerte, de principios, seria y de mirada alta en el hemiciclo. También hay que decir verdades como puños, aunque duelan. Ciudadanos será uno de los grupos más favorecidos, superando la decena de procuradores, lo que hace que esta formación -ahora tiene cinco- sea clave en la formación de cualquier Gobierno regional, de un color o de otro. Una cuestión que deberá sopesar y mucho Paco Igea, porque los tiempos son los que son y los aires que corren así lo indican.

¿Luis Tudanca o Alfonso Fernández Mañueco? Esa es la cuestión que debe dirimir la formación de Albert Rivera -el de las prisas-. Porque las prisas son malas consejeras, Ciudadanos CyL tiene en sus manos una cuestión nada baladí tras muchos años de gobierno monocolor y mayoría absoluta. Aunque el ya de vuelta Juan Vicente Herrera -seguro que seguirá en la política y lo podremos ver en altos vuelos como su amigo Pepe Halcón– obtuvo tan solo 42 procuradores, era mayoría suficiente para gobernar como si fuera absoluta. Por mucho que algunas formaciones han intentado vender su poder decisorio, nada más lejos de la realidad, Herrera y su grupo y su gobierno han hecho y deshecho a su antojo estos cuatro años. Lo demás es baladí.

Ahora llegan otros tiempos. Tiempos que se inician esta noche con una campaña electoral en que se peleará a ‘cara de perro’ cada voto, en la que no se dará tregua, porque todo consiste en sumar y sumar y sumar. Salvo el PSOE de Salamanca, que parece que todo lo tiene ya hecho y, como al Barça o al Ajax, cuando se vende la piel del oso antes de cazarlo ocurre lo que ocurre, y eso le puede pasar al trío salmantino Pablos, Mateos -con gente en la candidatura que sí merecen la pena- o Cavero. Porque en Salamanca, o ganan ahora que los vientos de Pedro Sánchez vienen a favor -y eso que no lo apoyaron ni por asomo y se sirven de su ‘tirón’- o ya pueden de una vez coger las maletas y oxigenar al partido en la capital charra. Volveremos sobre ello en otra ocasión.

Por lo demás, a esperar cómo transcurre esta campaña incierta. Volviendo a la serie ‘La que se avecina…’, la convivencia se ve alterada por la llegada de una nueva campaña electoral a la vida política, una anciana democrática bastante problemática. Además, ¿Junqueras saldrá de la cárcel? Puigdemont, por su parte, decide volver a la civilización ¿sacará escaño en Europa? Finalmente, algún político local o autonómico deberá irse adaptando a la soltería, ay!

No hay comentarios