Herrera apela a un acuerdo entre las “grandes fuerzas democráticas·

La convocatoria de elecciones es una "oportunidad" pero no la "solución" a la coyuntura nacional actual

Presidente de la Junta, Juan Vicente Herrera.

El presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, ha advertido este viernes de que la convocatoria de elecciones generales el próximo 28 de abril es una “oportunidad” pero no la “solución” a la coyuntura nacional actual ante la que ha apelado a grandes acuerdos a través de las “grandes fuerzas democráticas, centradas y sensatas”.

Herrera, quien ha visitado las obras de urbanización del Monasterio de Santo Domingo de Silos en Burgos, ha remarcado que la convocatoria no resuelve la situación de incertidumbre actual y ha reiterado que España, “más que nunca”, precisa de grandes acuerdos entre las “grandes fuerzas democráticas, centradas y sensatas” que permitan impulsar el futuro nacional.

Al respecto, ha advertido de que ese futuro no se podrá construir nunca con quienes quieren destruir España, por lo que ha animado a votar con “responsabilidad” convencido de que “no se pueden tirar a la
basura” los años de avances democráticos.

En concreto, ha remarcado que “hay mucho que corregir y mejorar” y ha destacado que ha percibido “autojustificación” en las palabras del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en el balance que ha realizado de su gestión en los últimos meses.

Según ha lamentado al respecto, cuestiones como la financiación autonómica, la lucha contra la despoblación o la política energética no han registrado ningún tipo de avance en estos meses, por lo que el presidente de la Junta ha sentenciado que “no ha sido un buen tiempo” para España.

Juan Vicente Herrera ha insistido en que este periodo ha sido “una huida hacia adelante” que ha demostrado que los socios que respaldaron la moción de censura a Mariano Rajoy “no tenían una visión constructiva”, sino que únicamente trataban de desplazar a quienes habían ganado las anteriores elecciones.

En cualquier caso, Herrera ha recalcado que la convocatoria de elecciones generales se debe percibir como “una buena noticia” porque se trata de un llamamiento a las urnas en el contexto de un mandato “muy desdichado” que comenzó en verano de 2016 y no hace ocho meses.

No hay comentarios