El 42,37% de los estudiantes regionales se beneficiará del Programa Releo Plus

Según la Consejería de Educación de la Junta de Castilla y León crecen un 80% los alumnos becados

FuenteRedacción
En el centro, la consejera de Educación, Rocío Lucas, visita el banco de libros del CEIP Gonzalo de Berceo. - EUROPA PRESS

El 42,37 por ciento de los estudiantes de enseñanzas obligatorias de Castilla y León se beneficia este curso del programa Releo Plus, mientras que el número de alumnos que han obtenido becas para la compra de libros ha crecido casi un 80 por ciento respecto al curso anterior.

Así lo ha destacado este miércoles la consejera de Educación, Rocío Lucas, quien ha visitado el banco de libros del Centro de Educación Infantil y Primaria (CEIP) ‘Gonzalo de Berceo’ de Valladolid.

Según los datos aportados por la consejera, el programa de gratuidad de libros de texto ha llegado este curso a 88.230 alumnos, 14.461 más que el curso anterior, mientras que las ayudas dinerarias ya han llegado a las familias de los 54.869 estudiantes que habían adelantado la compra y 65.411 alumnos han recibido todos los libros de texto gratis –13.000 más que el año anterior–.

Estas cifras las ha ofrecido este miércoles la consejera de Educación en la visita que ha realizado al banco de libros del CEIP ‘Gonzalo de Berceo’, en Valladolid, donde ha destacado «el importante esfuerzo» que hace «toda la comunidad educativa» para que este sistema combinado funcione.

En una primera fase del programa, la Dirección General de Innovación y Formación del Profesorado reconoció el derecho a 66.728 solicitantes, una cifra que engloba a los alumnos de educación obligatoria cuyos ingresos familiares están por debajo de 2,5 veces el Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples (Iprem), por lo que Lucas ha subrayado que el sistema es «equitativo, proporcional y progresivo».

Así, los alumnos beneficiarios deben acudir al banco de libros, en primer lugar, para recibir los ejemplares que necesiten para el curso. En el caso de que no hubiera disponibilidad de todos los que exige el currículum, las familias pueden comprar los que faltan y solicitar posteriormente el abono de los importes a la Consejería de Educación, que se hará cargo de los mismos.

De este modo, en el presente curso 54.869 estudiantes han recibido ayuda dineraria, frente a los 30.593 del curso anterior, con un incremento de casi el 80 por ciento con respecto al curso 2018-2019, algo que ha sido posible «gracias a una inversión superior a los 7,14 millones de euros» –tres millones más que el curso anterior–.

En el presente curso y una vez completada esa primera fase, aún quedaba disponibilidad de ejemplares en el banco, por lo que se han distribuido libros entre 22.819 alumnos que, con una renta familiar superior a 2,5 veces el Iprem, también los solicitaron. Así, la cifra final de alumnos que han recibido algún tipo de ayuda para libros de texto –total o parcial, dineraria o en especie– asciende a 88.230.

«SATISFACCIÓN»

Rocío Lucas también ha manifestado «su satisfacción por llegar a más alumnos y por lograr que el programa Releo Plus desborde los límites de baremación fijados en la norma y contribuya a que cada año más escolares accedan» a un sistema que, por añadidura, apela a la responsabilidad «en el uso de los libros y a la concienciación social de los escolares».

También ha recordado que el hecho de haber comenzado en este curso, por primera vez, a subvencionar los cuadernillos y libros de texto no reutilizables, como demandaban muchas familias, ha permitido acceder a este material nuevo a un número mayor de familias, lo que ha provocado un descenso en el número total de alumnos que ha recibido todas las ayudas únicamente en especie –de 21.817 en el curso 2018-2019, a los 10.524 de esta edición–.

Desde que se puso en marcha el programa Releo (más tarde denominado Releo Plus), se han ido aumentado los depósitos del banco y el material susceptible de ser subvencionado y se ha incorporado una «mayor elasticidad» en los criterios de concesión de las ayudas.

Así, se comenzó con un 1,5 veces el Iprem que posterior se elevó al dos y que, en los dos últimos cursos, ya ha alcanzado 2,5 veces de ese índice de referencia.

Por último, los coeficientes correctores han tenido en cuenta, además, las circunstancias que concurren en los colectivos con necesidades de mayor protección, como las familias numerosas o con hijos con algún tipo de discapacidad, las víctimas de terrorismo o de violencia de género, que son una prioridad para la Consejería de Educación y, por tanto, objeto de un atención especial y de una aplicación favorable de esos coeficientes.

No hay comentarios

Dejar respuesta