“La educación concertada apuesta por la formación integral de la persona”

FSIE inicia la campaña anual de matriculación en centros educativos concertados de Castilla y León bajo el lema 'La formación del mañana, HOY. Su educación, nuestra elección'

FuenteCésar Aldecoa

Hablamos con José Francisco Bernardos Gil, Secretario General de FSIE Castilla y León, sobre la situación de la educación concertada en la Comunidad y el inicio de la campaña anual de matriculación en los centros concertados de educación que comienza este mismo jueves.

Pregunta. FSIE es el sindicato mayoritario en la enseñanza concertada de Castilla y León con más de un 70% de representación en la Comunidad, ¿cómo es su apuesta por la educación concertada?

Respuesta. FSIE es un sindicato con presencia exclusiva en la educación privada, concertada y atención a discapacidad, por lo tanto, es el ÚNICO que apuesta por este sector en nuestra comunidad. En las elecciones de 2018/2019, cuando ya se han elegido aproximadamente las 2/3 partes de los delegados, FSIE ya ha obtenido la mayoría absoluta en concertada, por ello seguiremos siendo el referente en la defensa de los intereses de los profesionales de este sector.

P. Actualmente tienen en marcha su campaña anual de matriculación para los centros concertados, ¿cuáles son las fechas y pasos a seguir para poder matricularse?

R. Efectivamente por séptimo año consecutivo FSIE es el único sindicato que presenta una nueva campaña, bajo el lema ‘La formación del mañana, HOY. Su educación, nuestra elección’, dirigida fundamentalmente a los padres, para que ejerciendo la libertad de elección, consagrada en la Constitución, elijan la red concertada sostenida con fondos públicos, como opción de calidad, con profesionales comprometidos y cualificados.

El plazo de presentación de solicitudes para enseñanzas obligatorias (2º ciclo de educación infantil, primaria y secundaria) comenzará el jueves 21 de marzo y se extenderá hasta el 3 de abril.

P. La actualidad política nacional y regional ha señalado a la educación concertada, llegando a afirmar el PSOECyL que se destina más dinero del presupuestado. ¿Cuál es su respuesta ante esta acusación?

R. El Gobierno actual y su ministra de Educación, Isabel Celaá, han lanzado demasiados mensajes en contra de la concertada, hasta el punto de aprobar el pasado 15 de febrero el proyecto de ley de Educación que modifica la LOE (2006, aprobada por el PSOE) y elimina la LOMCE (2013). El proyecto ya no podrá pasar por el Congreso, pues las Cortes se disolvieron el pasado 5 de marzo por la convocatoria de elecciones. Pero no hay que olvidar y ahí está el ataque a la concertada, que el Proyecto de Ley elimina el criterio de ‘demanda social’, esto implica que los centros concertados ya no podrían ofertar más plazas aunque fueran demandados por los padres, por tanto quedaría en entredicho la libertad de elección.

Respecto al PSOE de CyL, como en Castilla y León la libertad de elección no está cuestionada por el gobierno regional y se mantiene un equilibrio 70% pública, 30% concertada, hay que buscar otros ataques hacia la educación concertada y hacia sus profesionales. En este caso el portavoz de Educación del Grupo Parlamentario Socialista manifestó que se detrae dinero de la enseñanza pública para financiar a la concertada por encima de lo presupuestado en los últimos años. Esta información es totalmente tendenciosa y no se ajusta a la verdad, puesto que la enseñanza concertada ha sufrido los mismos recortes que la pública en momentos de crisis y en los últimos años no se han aumentado los conciertos. De todos modos desde FSIE CyL,  animamos al grupo parlamentario socialista para que se hagan eco de una reivindicación histórica de este sindicato, hacer un presupuesto específico para la educación concertada en nuestra comunidad. Así se podrán resarcir los agravios –más horas y menos salarios- que sufren los trabajadores de la concertada respecto a los homólogos de la pública.

P. ¿Pueden educación pública y educación privada convivir en Castilla y León?

R. Si han convivido pueden seguir haciéndolo sin ningún problema, mientras se respete ese porcentaje 70-30 (pública, concertada) y los padres sigan ejerciendo la libertad de elección de cualquiera de las dos redes sostenidas con fondos públicos. Entre los profesionales, no existe ningún tipo de conflicto, cada uno conoce perfectamente su espacio y su misión, educar y formar bien a los alumnos.

P. ¿Se sienten discriminados ante la libertad de los padres de elegir el centro escolar?

R. En Castilla y León no, por el equilibrio señalado antes, y porque la mayoría de los padres matriculan a sus hijos en el centro de su elección. Además, respetamos la ley de conciertos, por tratarse de una norma básica de obligado cumplimiento, aunque lo ideal sería que la libertad de elección se llevara hasta sus últimas consecuencias y a los centros que tienen mayor demanda se les concertara el número de unidades que fueran necesarias.

P. Otro de los temas actuales son los centros de educación especial y su posible cierre, aunque ya haya sido negado. ¿Qué importancia tienen estos centros para FSIE? ¿Cuál es su apuesta?

R. Estos centros, igual que los ordinarios cumplen una función muy importante para la sociedad y para las familias que libremente los eligen. No se puede alarmar a la sociedad con un cierre próximo, ya desmentido, debido en gran parte a la respuesta social. Recuérdese la manifestación de Valladolid que congregó a más de 5000 personas.

FSIE es una de las 119 organizaciones adheridas a la plataforma ‘Educación inclusiva SÍ, especial también’. Fuimos la única organización sindical de Castilla y León presente en la manifestación, defendiendo la libertad de elección de los padres y apoyando a los cientos de trabajadores de este sector en concertada, profesionales cualificados y especializados en un sector altamente complejo en el que cada día es un reto nuevo.

Los centros de educación especial ni son segregadores, ni son discriminatorios, como han apuntado algunos.  Son, como se señala desde la plataforma “una de las modalidades posibles para atender a la diversidad del alumnado y una vía legítima para la inclusión, son centros específicos y especializados que dan una respuesta personalizada y garantizan los apoyos necesarios a cada niño, cada niña y cada joven”.

Una sola modalidad de escolarización que incluya a todo el alumnado es una utopía a día de hoy, son los padres quienes deben decidir, y parece que ya se están decantando con un no rotundo al cierre de centros específicos de discapacidad.

P. ¿Existen prejuicios alrededor de la educación concertada? ¿Qué aspectos se desconocen más?

R. En general no creemos que existan prejuicios porque cada padre sabe dónde escolarizar a sus hijos. Además, los niveles de calidad en Castilla y León son similares en centros públicos y concertados, los informes internacionales así lo avalan. Sin embargo, sí existe una corriente que se manifiesta en contra de la concertada de carácter religioso, que es mayoritaria, aunque también existen centros laicos en nuestra comunidad.

Tanto a padres como a educadores se les pide que respeten el carácter propio de la institución, nada más. Sin embargo, resulta bastante paradójico que muchos de los que detestan públicamente ese carácter propio de los centros religiosos, no solo se han formado en ellos, sino que además escolarizan ahí a sus hijos.

P. ¿Cuáles son los puntos fuertes más determinantes de los centros de educación concertada?

R. La formación integral de la persona. No solo se trata de instruir en determinados conocimientos, sino de formar en valores para que puedan ser buenos ciudadanos integrados en una sociedad en constante cambio y puedan afrontar nuevos retos.

P. Por último, ¿qué se le puede decir a una familia qué esté dudando para que se decida por la educación concertada?

R. Que es una modalidad de centros sostenidos con fondos públicos y por tanto gratuita en todos sus niveles obligatorios (de los 3 a los 16 años), con una oferta educativa amplia en todos sus niveles, presente también en muchas poblaciones que no son capitales de provincia, con  un profesorado suficientemente comprometido y cualificado, que está en un constante proceso de formación y actualización en nuevos métodos de trabajo, que sigue con atención el proceso de cada alumno y que constantemente está en contacto con las familias.

No hay comentarios