Las universidades públicas constituirán un consorcio para la internacionalización del sistema universitario

Las cuatro universidades van a desarrollar acciones conjuntas de internacionalización que les permitan ser más atractivas para estudiantes, profesores e investigadores

Foto: Europa Press

Las cuatro universidades públicas de Castilla y León constituirán un consorcio para la internacionalización del sistema universitario de la Comunidad que persigue la atracción de estudiantes, profesores e investigadores.

Así lo ha destacado el consejero de Educación, Fernando Rey, acompañado de los rectores de las universidades de Burgos (UBU), León (ULE) y Valladolid (UVA) –Manuel Pérez Mateos, Juan Francisco García Marín y Antonio Largo Cabrerizo, respectivamente– y el vicerrector de Relaciones Internacionales de la de Salamanca (USAL), Efrem Yildiz Sadak, en un acto al que también ha asistido el expresidente de la Junta de Castilla y León, José Constantino Nalda.

La Comisión Europea publicó el pasado 28 de octubre su convocatoria de propuestas de 2019 para el programa Erasmus+ y, de un presupuesto previsto de 3.000 millones de euros, se han destinado 30 millones de euros a las universidades europeas adscritas.

Sin menoscabo de los planes estratégicos en internacionalización de cada una de las universidades, que siguen siendo independientes a la hora de gestionar su evolución internacional, las cuatro universidades van a desarrollar acciones conjuntas de internacionalización que les permitan ser más atractivas para estudiantes, profesores e investigadores de países como Estados Unidos, Marruecos o Argelia, entre otros.

Además, también se está trabajando en propuestas de másteres conjuntos y formación de profesionales bilingües en todos los ámbitos, al hilo de lo cual Fernando Rey ha recordado que en la USAL ya se imparte el primer Grado de Relaciones Internacionales “íntegramente en inglés”.

En declaraciones recogidas por Europa Press, Rey ha subrayado la necesidad de esta colaboración en un contexto mundial “muy competitivo” y ha anunciado que la Junta financiará a partir de ahora acciones comunes. Asimismo, ha admitido que le “hubiera gustado” progresar “algo más” en materia de investigación.

Durante el acto, la directora general de Universidades e Investigación, Pilar Garcés, ha defendido la internacionalización como la “respuesta que da la educación superior a los problemas de la globalización”.

Concepto transversal 

Por su parte, el rector de la UBU, Manuel Pérez, ha abogado por “compartir con el mundo” sus experiencias para no quedarse “al margen” y ha concebido la internacionalización como “algo transversal” que “impregna todas las actividades universitarias”.

Su homólogo en la ULE, ha defendido la “diferencia” entre actuar de forma separada o conjuntamente “representando a Castilla y León” en el exterior, mientras que el rector vallisoletano, Antonio Largo, ha enfatizado la “importancia” de esta apuesta para “el mejor desarrollo” de sus funciones de formación e investigación.

Finalmente, el vicerrector de Relaciones Internacionales de la USAL, Efrem Yildiz Sadak, ha justificado estas actuaciones que “redundan en el beneficio de los alumnos” y ha advertido que si las universidades no se embarcan “en proyectos ambiciosos”, se quedarán “atrás”, por lo que ha reclamado a los rectores que “apoyen de verdad” esta iniciativa.

Esta nueva colaboración interuniversitaria tiene sus antecedentes en el consorcio BUCLE (Bibliotecas Universitarias de Castilla y León), cuyo objetivo es el intercambio de información bibliográfica, la racionalización de los recursos económicos para el mantenimiento y aumento de las colecciones bibliográficas, la formación permanente y profesional del personal de bibliotecas y cualquier otra actividad común para el desarrollo de la cooperación bibliotecaria.

Otro ejemplo de trabajo conjunto y eficiencia es el convenio INFRARED, también denominado Infraestructuras en red, suscrito por las cuatro universidades públicas de la Comunidad para compartir equipamiento científico-técnico, que sirve de estímulo y demostración de buenas prácticas para la formación de un consorcio para la internacionalización del sistema universitario de Castilla y León que hoy han anunciado los rectores de las cuatro universidades públicas de la Comunidad.

La oferta por parte de las cuatro universidades de un curso de español en verano dirigido a estudiantes universitarios americanos, en el que los estudiantes podrán estudiar una semana en cada universidad, fue “muy bien acogida” por las universidades miembros de HACU (Hispanic Association of Colleges and Universities) en el viaje a Texas que de las universidades junto a la Consejería de Educación en enero de 2019 y de donde surgió, en palabras de Manuel Pérez, el “Pacto del Álamo”, fruto del compromiso entre los rectores y el consejero adquirida en la antigua misión franciscana junto a la ciudad de San Antonio.

Junto a este proyecto está en marcha la firma de otro convenio, tal y como se estableció en uno de los puntos del pacto de titulaciones firmado en julio de 2016, para la creación de una plataforma común para la formación online de las universidades públicas.

No hay comentarios