Becados 661 estudiantes universitarios de nuevo ingreso en Castilla y León

La Consejería de Educación ha resuelto la convocatoria de becas universitarias del curso 2018-2019 de la que se han beneficiado un total de 661 estudiantes en la Comunidad y para las que el departamento que dirige Fernando Rey ha destinado un total de 1.138.268 euros.

“Todos estos alumnos cumplían los requisitos establecidos para dichas ayudas, por lo que la Dirección General de Universidades e Investigación ha atendido todas las peticiones que tenían derecho a recibir las becas“, han explicado las mismas fuentes que han recordado que por primera vez se han destinado también estudiantes de primer curso de máster en las universidades de la Comunidad.

En concreto, esta convocatoria ha permitido a los solicitantes elegir entre dos modalidades de ayuda en función de su situación personal: de matrícula y de residencia. A la primera han podido optar los estudiantes matriculados en primer curso de una enseñanza oficial de máster en alguna universidad de Castilla y León y haya obtenido una nota en los estudios previos que le dan acceso al máster menor de 6,5 puntos, para másteres habilitantes o que sean condición necesaria para el ejercicio de una profesión regulada, y de 7 puntos para los restantes estudios de máster.

Esta modalidad está dotada de la cuantía a la que ascienda el precio de los créditos matriculados según el Decreto de precios públicos que la Junta de Castilla y León publicó en el mes de abril de 2018 para el curso académico actual.

Además de ese requisito académico, era preciso que la renta familiar neta no superase en el año 2017 los umbrales de 14.112 euros para un miembro computable; 24.089 euros, para dos; 32.697 euros, para tres; 38.831 euros, para cuatro; 43.402 euros, para cinco; 46.853 euros, para seis; 50.267 euros, para siete; y 53.665 euros, para ocho. A partir del octavo miembro se añadían 3.391 euros por cada nuevo miembro computable.

Por su parte, la ayuda de residencia ha ascendido a 1.600 euros y a ella han optado los alumnos de grado que hayan accedido a la universidad con una nota inferior a 6,5 puntos -puesto que con notas de 6,5 y superiores la concede el Ministerio de Educación y Formación Profesional-.

De esta modalidad no se podían beneficiar los solicitantes con independencia familiar y económica, que cursen total o parcialmente enseñanzas en la modalidad a distancia, ni quienes se matriculen en menos de 60 créditos, tal y como figuraba en la convocatoria publicada el 8 de noviembre en el Boletín Oficial de Castilla y León (Bocyl).

Además, la renta familiar neta no podía superar en el año 2017 los  umbrales de 13.236 euros para un miembro computable; 22.594 euros, para dos; 30.668 euros, para tres; 36.421 euros, para cuatro; 40.708 euros, para cinco; 43.945 euros, para seis; 47.146 euros, para siete; y 50.333 euros, para ocho. A partir del octavo miembro se añadirán 3.181 euros por cada nuevo miembro computable.

No hay comentarios