Becados 757 estudiantes en la primera convocatoria para cursar estudios universitarios

Así lo ha informado la Consejería de Educación.

La Consejería de Educación ha resuelto la primera convocatoria de becas universitarias del curso 2017-2018 de la que se han beneficiado 757 estudiantes en la Comunidad que cumplían los requisitos establecidos para estas ayudas, por lo que la Dirección General de Universidades e Investigación ha atendido todas las peticiones que tenían derecho a recibir las becas.

Según han informado desde el departamento que dirige Fernando Rey, a lo largo de la segunda quincena del mes de marzo o principios de abril se realizará una segunda convocatoria que se publicará en el Boletín Oficial de Castilla y León (Bocyl). Como el curso anterior, las ayudas que se convocarán serán de dos tipos, de residencia y complementarias de renta.

Además, como en la convocatoria del curso 2016-2017, este también podrán solicitar la beca los estudiantes de primero que hayan resultado beneficiarios de las ayudas del MECD de este curso que podrán optar a las ayudas complementarias de renta.

Con esta convocatoria de ayudas al estudio para los alumnos de nuevo ingreso que cursan enseñanzas de grado en las universidades de Castilla y León durante el curso 2017-2018 y que ha contado con un presupuesto de 2 millones de euros, Educación ha buscado fomentar el acceso y continuidad de los estudios superiores a aquellos que estén en condiciones de cursarlos con aprovechamiento, mediante la concesión de becas al estudio que garanticen, dentro de las posibilidades presupuestarias, la igualdad de oportunidades y la calidad en el rendimiento académico.

Esta convocatoria, que ha beneficiado a un total de 757 estudiantes, ha permitido a los solicitantes elegir entre dos modalidades de ayuda dependiendo de su situación personal, la de matrícula, dotada con la cuantía a la que ascienda el precio de los créditos matriculados para el curso académico actual según determinó la Junta en el mes de abril de 2017, y de residencia, por valor de 1.500 euros.

A la primera de ellas, podrá optar quien haya obtenido una nota de acceso a la universidad menor que 5,5 puntos -puesto que con notas de 5,5 y superiores la concede el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte (MECD)- y estará dotada de la cuantía a la que ascienda el precio de los créditos matriculados según el Decreto de precios públicos que la Junta publicó en abril para este curso académico.

Además del requisito académico es preciso que la renta familiar neta no supere en el año 2016 los umbrales de 14.112 euros para un miembro computable; 24.089 euros, para dos; 32.697 euros, para tres; 38.831 euros, para cuatro; 43.402 euros, para cinco; 46.853 euros, para seis; 50.267 euros, para siete; y 53.665 euros, para ocho. A partir del octavo miembro se añadirán 3.391 euros por cada nuevo miembro computable.

Por su parte, la ayuda de residencia es igual que la que concede el MECD, 1.500 euros, y pueden optar quienes hayan accedido a la universidad con una nota inferior a 6,5 puntos -puesto que con notas de 6,5 y superiores la concede el MECD-.

De esta modalidad no podrán beneficiarse los solicitantes con independencia familiar y económica, que cursen total o parcialmente enseñanzas en la modalidad a distancia, ni quienes se matriculen en menos de 60 créditos. Además, la renta familiar neta no podrá superar en el año 2016 los umbrales de 13.236 euros para un miembro computable; 22.594 euros, para dos; 30.668 euros, para tres; 36.421 euros, para cuatro; 40.708 euros, para cinco; 43.945 euros, para seis; 47.146 euros, para siete; y 50.333 euros, para ocho. A partir del octavo miembro se añadirán 3.181 euros por cada nuevo miembro computable.

No hay comentarios

Dejar respuesta