Corchado: “Soy el rector que aquí y ahora esta universidad necesita”

El catedrático de Ciencias de la Computación e Inteligencia Artificial en la Universidad de Salamanca considera que tiene visión global, experiencia en creación de proyectos nacionales e internacionales, contactos positivos con las instituciones y con otras universidades de reconocido prestigio, y compromiso para dirigir la institución académica a partir del 20 de noviembre

Juan Manuel Corchado, catedrático de Ciencias de la Computación e Inteligencia Artificial en la Universidad de Salamanca / Foto: Universidad de Salamanca

Juan Manuel Corchado (Salamanca, 15 de mayo de 1971) es catedrático de Ciencias de la Computación e Inteligencia Artificial en la Universidad de Salamanca. Vicerrector de Investigación desde diciembre de 2013, es director del Parque Científico y ha sido elegido dos veces como decano de la Facultad de Ciencias de la Universidad de Salamanca.

También es doctor en Ciencias de la Computación por la Universidad de Salamanca y doctor en Inteligencia Artificial por la University of the West of Scotland. Además, es profesor Visitante en el Instituto Tecnológico de Osaka desde enero de 2015, profesor visitante en la Universidad Tecnológica de Malasia desde enero de 2017 y miembro del Advisory Group on Online Terrorist Propaganda of the European Counter Terrorism Centre (Europol).
Corchado es director del Grupo de Investigación BISITE (Bioinformática, Sistemas Inteligentes y Tecnología Educativa), el cuál fue creado en el año 2.000, Presidente de la asociación IEEE Systems, Man and Cybernetics, y coordinador académico del Instituto Universitario de Investigación en Arte y Tecnología de la Animación de la Unviersidad de Salamanca. También dirige programas de Máster en Seguridad, Animación Digital, Telefonía Movil, Dirección de Sistemas de Información, Internet de las Cosas y Social Media en la Universidad de Salamanca.

– ¿Por qué quiere ser rector de la Universidad de Salamanca?
– Me presento a rector con el pleno convencimiento de ser el candidato con mejores condiciones para liderar la nueva etapa de nuestra universidad. Porque mi recorrido como estudiante, profesor, decano y vicerrector me ha aportado una mirada global de nuestra institución y porque creo firmemente que los retos a los que nos hemos de enfrentar requieren una manera de hacer que encaja con todo ese aprendizaje y con el entusiasmo y la ilusión con la que me suelo enfrentar a las tareas. Conocer la realidad en profundidad me ayuda a comprender mejor el camino que tenemos que tomar para alcanzar nuevos horizontes, con mis convicciones, con un equipo de admirable talla, y sobre todo con el aval de numerosos compañeros que están apoyando de manera apasionada este proyecto y nuestra candidatura.

– ¿Qué le diría a quienes consideran que los candidatos buscan principalmente salir en todas las fotos del Octavo Centenario?
– Les diría que la Universidad de Salamanca se mantiene activa desde hace ocho siglos y que, si hubiera alguien con esos lamentables objetivos, sería nefasto para todos. La institución que nos une tiene una dignidad tan grande que no caben en ella tan misérrimos propósitos.

– ¿Qué es lo más urgente que hay que mejorar en la institución académica?
– Sin duda, la estabilidad, la promoción y el rejuvenecimiento de las plantillas de nuestro personal. Ofrecer la tranquilidad en el puesto de trabajo es vital para afrontar los nuevos desafíos de una universidad del siglo XXI. Es necesario disponer de los recursos humanos y materiales para que los miembros de esta universidad puedan realizar su trabajo y ofrecer la mejor formación, una formación de calidad. La universidad que queremos debe proporcionarnos un ambiente de trabajo agradable y con las mejores condiciones, mejores procesos y mínima burocracia. Una buena política de financiación de servicios, centros, departamentos, institutos, así como amplios planes de movilidad e internacionalización alineados con los planes estratégicos de los centros y departamentos de la Universidad son muy necesarios.

– ¿Cuáles son sus propuestas para los estudiantes?
– Vamos a centrarnos en la empleabilidad de los estudiantes. Queremos que cuando dejen la Universidad estén en las mejores condiciones para enfrentarse al mercado laborar, estén bien preparados para incorporarse a una empresa, para preparar una oposición, para emprender o para desarrollar una carrera docente y/o investigadores. Vamos a desarrollar un plan de formación complementaria para ellos.

Los estudiantes saben que son el centro de nuestra universidad. Y lo son absolutamente porque sin ellos nada de lo demás tiene sentido. Pensando con una amplia mirada, todos nos vamos a beneficiar de ser más exigentes con la calidad de lo que hacemos. Pero para llegar a ello, para ser una universidad referente en la calidad de la docencia, de la investigación, del empleo, del emprendimiento y de la transferencia de conocimiento, tenemos que sentirnos todos, una parte importante de la institución. Que los estudiantes accedan a toda la información para su presente y su futuro; que les ofrezcamos la cercanía con el equipo rectoral y lo palpen en su día a día; que se sientan protagonistas de su propio aprendizaje y exijan las mejoras en sus condiciones de estudio, de medios y de proyección laboral.

Los estudiantes estarán más cerca del equipo rectoral, y crearemos un consejo de estudiantes en el que estén sus representantes y los miembros del equipo rectoral, para debatir y solucionar problemas juntos. Implantaremos programas de movilidad, internacionalización, así como facilitaremos la participación en dobles titulaciones incluso con universidades extranjeras. Vamos un amplio programa de becas con por ejemplo 800 becas de master, para que los estudiantes puedan estudiar todo un año en la Usal. Además trabajaremos para reducir el importe de las matrículas, negociándolo con la Junta de Castilla y León.

– ¿Qué recoge su programa para atraer a más alumnos de toda España?
– Nuestro programa confía en los buenos resultados del trabajo bien hecho, de la buena coordinación de las ideas y de la calidad de los procedimientos para llegar a los mejores resultados. Aplicando esta metodología, sabemos que vamos a atraer más estudiantes sobre la base de la mejora de la calidad. Sobre la base de la máxima promoción y difusión. Sobre la idea de demostrar que dando el apoyo, el respaldo y el reconocimiento a todos los colectivos, vamos a seguir siendo una universidad con gran tirón. No olvidemos que nuestro distrito ofrece Béjar, Ávila, Zamora y Salamanca, cuatro ciudades con un atractivo muy definido cada una de ellas. Comunicarnos mejor con las instituciones locales, con el tejido cultural, social y empresarial de cada una de ellas nos va a convertir en líderes indiscutibles de nuestra región y de todo el país. Tenemos muchas ideas en este equipo rectoral sobre cómo llevar a máximos nuestro potencial creativo. Confiamos en él y lo vamos a demostrar con resultados.

Nuestro programa recoge interesantes líneas de actuación, como son: grados competitivos que permitan alcanzar un puesto de trabajo; másteres profesionalizantes que permitan conseguir la experiencia y conocimientos necesarios para un trabajo especializado; nexos de comunicación periódica entre el Rectorado y los estudiantes de todas las Facultades y Escuelas; centralización y mejora de todos los servicios de apoyo, orientación y asesoramiento de los estudiantes; más BECAS y más apoyo a la innovación y al emprendimiento; ayudas para promover la presencia de los representantes de los campus de Ávila, Béjar y Zamora, en reuniones de órganos de representación; incentivos a la mayor participación de los estudiantes en la oferta académica, social, cultural y deportiva de la Universidad.

“La universidad que queremos debe proporcionarnos un ambiente de trabajo agradable y con las mejores condiciones, mejores procesos y mínima burocracia”

– ¿Qué opina de la reforma del mapa de titulaciones en Castilla y León que está pendiente de realizar?
– No debe de ser fácil emprender una reforma cuando afecta a tantas instituciones. Me pongo en el lugar de quienes han de tomar decisiones, pero creo que hemos de ser capaces de emprender ideas que puedan llevarnos a un mejor escenario, sobre todo anticipándonos y asegurando el bienestar de las personas. El mapa de titulaciones será siempre una oportunidad de crecimiento para todos si respeta lo que tenemos y se apoya en ello para crecer, para impulsar y para mejorar la calidad de los servicios que se ofrecen a la ciudadanía. Tenemos que aprovecharlo para impulsar la Universidad.

– La universidad es la puerta de entrada hacia el mercado laboral. ¿Cómo debe ser la colaboración entre Usal y empresa?
– Debe ser lo más ambiciosa posible. Ambas se necesitan. Y deben hablar entre sí desde el conocimiento mutuo, para no esperar lo imposible una de la otra. El acercamiento responsable benéfica a las dos. La empresa quiere los mejores profesionales. La universidad quiere ser quien se los ofrezca. Y ambas deben mantener la comunicación fluida para ajustar mejor sus necesidades y sus posibilidades de formación.
Tenemos que impulsar los programas de prácticas en empresa, establecer convenios con más empresas, para que nuestros estudiantes tengan más capacidad de elección y selección. Hay que hacerlo tanto para los programas de becas regladas como para las extracurriculares. Hay que seguir impulsando una cultura de emprendimiento y aumentar los fondos para financiar a aquellos estudiantes que lo necesiten.

– ¿Cuáles son sus propuestas para el profesorado?
– Una vez que hemos dejado atrás la etapa de recortes, se hace urgente la acción de dar estabilidad a toda la plantilla. Generar un ambiente de tranquilidad laboral es vital para concentrarnos en las verdaderas tareas. Por tanto, estabilidad, promoción y rejuvenecimiento son las primeras palabras a consolidar en hechos.
Todas las secciones de profesorado van a verse aliviadas de tensión suplementaria y van a recibir el apoyo y el respaldo del equipo rectoral para centrarse en sus tareas docentes, de investigación y de transferencia. Y cada colectivo en su nivel de operatividad. Nadie es más o menos que nadie. Nuestras fortalezas como gran equipo humano pasan por facilitar los medios, dar asesoramiento y proyectar el reconocimiento del trabajo bien hecho.

corchado mira

Nuestro programa recoge interesantes líneas de actuación, como son consolidar y estabilizar urgentemente la plantilla docente e investigadora; impulsar la promoción del profesorado haciendo uso de todas las modalidades de contratación disponibles para lograr este objetivo; luchar porque los convenios que afectan al PDI reconozcan los incentivos económicos (quinquenios y sexenios) para los profesores contratados en igualdad de condiciones que los profesores funcionarios; y abordar de forma inmediata el proceso de renovación y rejuvenecimiento de la plantilla docente e investigadora que dote a la universidad de una estructura racional, en la cual los jóvenes profesores reciban el testigo de los profesores jubilados y puedan desarrollar una carrera profesional completa.

Y por ello, nuestros propósitos son potenciar una universidad a la vanguardia de la docencia y la investigación; promover el desarrollo de una carrera docente e investigadora que respalde las legítimas aspiraciones de del profesorado; definir un nuevo concierto sanitario que facilite la incorporación ordenada de profesionales con vinculación al SACYL y que avale la incorporación del profesorado a nuestros centros. Todo ello de forma negociada y dialogando con todos los organismos de representación en la Universidad y con criterios claros basados en las necesidades de plantilla y la antigüedad.

– ¿Cómo afrontar la reposición de una plantilla envejecida en muchos departamentos?
– Tenemos presupuesto para ello y además vamos a trabajar por conseguir más recursos y estamos convencidos de que podremos convencer a la Junta para aumentar el techo de gasto en personal. Es una necesidad imperiosa para la USAL el disponer de una plantilla del tamaño de cómo mínimo la que teníamos en la época anterior a la crisis.

– ¿Qué propone para que los docentes pueden tener más tiempo para investigar?
– Se reducirá la carga docente, a un número razonable y al mismo tiempo se impulsarán programas de movilidad. También tenemos que potenciar las unidades y recursos que tenemos en la USAL para que la carga de la gestión de la investigación no recaiga en el profesorado. Crearemos nuevas unidades para ello.

– ¿Qué plantea para potenciar el Parque Científico?
– Lo haremos crecer sin que ello suponga invertir más en él. Ahora, que ha demostrado ser viable, serán otros los que construyan y paguen las infraestructuras que se van a crear. Tiene mucho potencial y podemos impulsar un parque que duplique o triplique al actual en los próximos tres o cuatro años.

“Se reducirá la carga docente, a un número razonable y al mismo tiempo se impulsarán programas de movilidad”

– ¿Qué debe hacer la Universidad de Salamanca para mejorar su posición en los ránkings internacionales?
– Con las medidas que vamos a impulsar es cuestión de tiempo que estemos ahí, bien posicionados y entre los primeros. Estos años hemos dado pasos hacia delante y con las medidas que proponemos los daremos aún más grandes en menos tiempo.

– ¿Cuáles son sus propuestas para el personal de administración y servicios?
– Nuestras propuestas para el PAS nacen de una convicción: tener seguridad en el puesto de trabajo permite un mayor compromiso con la institución. Por lo tanto, la estabilidad y la promoción en el puesto de trabajo van a ser nuestro procedimiento fundamental. Pero ¿por qué no ofrecer más a los que más quieran? Acercarnos más entre colectivos para abrazar con más fuerza los proyectos docentes y de investigación ha de ser nuestra manera de actuar. Todas las fuerzas van a ser fundamentales en la nueva universidad que queremos. Apasionarse con los proyectos que tienen sentido y buscan potenciar nuestra institución va a ser un lugar al que sumarse desde todos los servicios.

Y por eso, nuestro programa pretende impulsar el desarrollo de las plantillas del PAS; Activar procesos de promoción interna, tanto para el PAS funcionario como laboral, fundamentados en la formación; Promover la estabilización y la adecuación de los niveles laborales al desempeño; Desarrollar una carrera profesional basada en la formación y en la especialización; Facilitar la participación del PAS e incrementar la transparencia en los procedimientos de gestión; Adecuar el sistema de retribución en función de la responsabilidad. Reduciremos la burocracia, optimizaremos procesos y reduciremos el estrés con el que se trabajo ahora en muchos servicios, por falta de recursos humanos y medios informáticos eficientes.

– Una vez vistos los tres pilares de la institución académica, su conjunto tiene un importante coste. ¿Cuáles serán las principales líneas de su gestión económica?
– Transparencia, planificación y captación de nuevos fondos y recursos.

– 2018 es un año especial por el Octavo Centenario. ¿Cómo piensa rentabilizar esta conmemoración para mejorar la Universidad?
– En el octavo centenario emprenderemos proyectos que nos den visibilidad y proyección nacional e internacional. Lo utilizaremos para impulsar propuestas con el objetivo de que perduren y se mantengan en el tiempo: programas de becas de master (800 becas para todo el año), contratación de postdocs (programa para incorporar 40), universidad 100% accesible, etcétera.

juan-manuel-corchado

– ¿Qué propuestas tiene para potenciar la internacionalización de la Usal?
– Un amplio programa de movilidad para PDI, PAS y Estudiantes y además impulsar planes estratégicos eficiente en colaboración con los centros, para adaptarlos a las necesidades reales. Nos apoyaremos en las relaciones ya establecidad por los investigadores y las investigadoras de la Universidad y desde el rectorado las potenciaremos.

– La Universidad no es sólo Salamanca, también están los campus de Ávila, Béjar y Zamora.
– Desarrollaremos planes específicos para estos campus, para potenciar su actividad docente e investigadores, así como para atraer a más estudiantes. Los Campus de Ávila, Béjar y Zamora son un patrimonio vital. Sin ellos no somos la Universidad de Salamanca. Son nuestros mejores aliados para el programa que queremos desarrollar. Por un lado, tienen una base común en las titulaciones de Educación. Por otro, sinergias en las titulaciones de Ingenierías y de Enfermería. Una titulación de Turismo que merece mucho más apoyo para ser líder en nuestro entorno. Y un potencial conjunto que, bien coordinado, nos dará muy pronto resultados visibles. Confiar en el impulso de su profesorado y su PAS y ofrecer los mismos servicios a todos los estudiantes, va a redundar en una identidad muy fuerte. El mensaje potente es que entre todos podemos llevar a la Universidad de Salamanca a una posición más significativa y de la que todos nos sintamos partícipes.

Cada campus tiene un potencial que es preciso apoyar y reforzar. Los tres tienen mucho recorrido por andar y lo van a hacer con todo el respaldo de mi equipo. Desestimar los recursos humanos, materiales y de capacidad de impulso sería temerario. Hacer más grande la Universidad de Salamanca es hacer más potentes todos sus campus, con más titulaciones y más apoyo institucional, respaldo que incluirá la dotación de más recursos y el desarrollo de centros investigación, unidades de emprendimiento y empleo para asegurarnos de que ningún estudiante salga de nuestras aulas sin haber tenido oportunidad de desarrollar toda su potencia creadora.

– Por último, en las elecciones cada vez prima más el voto por descarte. ¿Por qué debe ser usted rector de la Universidad de Salamanca y no los demás candidatos?
– La Universidad de Salamanca es un todo que necesita un líder que impulse con seguridad una mejora de todas y cada una de sus partes. Mi visión global desde el conocimiento de la realidad; mi experiencia en creación de proyectos nacionales e internacionales; mis contactos positivos con las instituciones, con otras universidades de reconocido prestigio; mi itinerario profesional centrado en la búsqueda de recursos y oportunidades para los estudiantes, y mi compromiso con mi universidad, me permiten tener la humildad, pero también la conciencia clara, de ser el rector que aquí y ahora, esta universidad necesita. Ilusión, compromiso y saber hacer me dan esa seguridad.

1 Comentario

Dejar respuesta