Caen los precios industriales en la comunidad, menos que la media nacional

Gran parte del descenso se debe al sector energético

FuenteEuropa Press
Maquinaria en una fábrica. Fotografía: Europa Press.

Los precios industriales en Castilla y León bajaron un 0,6 por ciento en agosto en relación al mes anterior, frente a un descenso del 1,5 por ciento en el resto del país, y cayeron un 1,8 por ciento en tasa interanual, de nuevo mejor dato que la media nacional que se desplomó un 2,5 por ciento, su mayor descenso en tres años, según ha informado este miércoles el Instituto Nacional de Estadística (INE).

La tasa anual del IPRI ha caído en todas las comunidades autónomas y los mayores descensos se han registrado en Región de Murcia y Canarias, con bajadas de 4,4 y 3,4 puntos, respectivamente. Por su parte, Extremadura, Comunidad Foral de Navarra y La Rioja son las comunidades en las que menos ha descendido la tasa anual, con disminuciones de una, cinco y seis décimas, respectivamente. En el caso de Castilla y León el descenso es de ocho décimas, al pasar de un -1,0 por ciento en julio al -1,8 por ciento de agosto.

El mayor descenso de los precios industriales en Castilla y León se ha registrado en la partida de energía, con un -3,1 por ciento, seguida de los bienes de equipo (-0,2 por ciento) mientras que se han mantenido invariables los precios de las partidas de bienes de consumo y bienes intermedios.

En comparación con agosto de 2018, el mayor descenso de los precios industriales se ha registrado también en la energía, con un -7,9 por ciento, seguida en este caso de los bienes intermedios (-1,2 por ciento) con evolución positiva en los bienes de equipo (0,6 por ciento) y en los bienes de consumo (0,2 por ciento).

A nivel nacional, con este recorte interanual, el más pronunciado desde agosto de 2016, los precios industriales encadenan tres meses consecutivos en tasas negativas después de haber estado 32 meses en positivo.

El desplome de la tasa interanual de los precios industriales se ha debido principalmente a la disminución en más de cinco puntos de la tasa de energía, hasta el -7,8%, por el abaratamiento del refino de petróleo y de la producción de energía eléctrica; al descenso de la tasa de los bienes de consumo no duradero en una décima, hasta el 0,3%, por el menor coste de la fabricación de productos lácteos, y al recorte en dos décimas, hasta el -0,8%, de la tasa interanual de los bienes intermedios.

En tasa mensual (agosto sobre julio), los precios industriales retrocedieron un 1,5%, su mayor descenso mensual desde enero de 2016.

Esta evolución es consecuencia del recorte mensual de precios en la energía (-4,3%), los bienes intermedios (-0,3%) y los bienes de consumo no duradero (-0,1%).

No hay comentarios

Dejar respuesta