Se acerca el nuevo curso para los autónomos, se acerca septiembre

Si eres trabajador por cuenta propia, sabes que se avecina un mes de lo más interesante

FuenteRedacción
loading...

Puede que el final del verano sea uno de los peores momentos para los estudiantes. La vuelta al colegio, el comienzo del nuevo curso, es algo que martillea sus mentes durante todo el verano, como un lastre que poco a poco se agrava recordándoles que, tarde o temprano, tendrán que volver a madrugar. Para los autónomos es algo parecido, pero totalmente al revés, porque es la época en la que todo vuelve a comenzar, en la que llegan nuevos gastos que se pueden capear con soltura a través de los préstamos rápidos.

De hecho, septiembre es un mes incluso ilusionante para el trabajador por cuenta propia. Tras un verano en el que las propuestas se reducen por ser periodo vacacional, el último cuatrimestre del año suele arrancar con muchos nuevos proyectos que se comienzan a apelotonar encima de la mesa, con más y más propuestas que le hacen frotarse las manos ante tantas posibilidades.

Pero también pueden llegar a sobrepasar al autónomo, hasta el punto de tener que plantearse contar con alguna ayuda extra. Cuando llega este momento del año es cuando aumentan las contrataciones, como también los gastos. Hay que comprar material y equipo, hay que buscar nueva voces que se sumen a la tuya para poder llevar cada proyecto a buen puerto y contentar a los clientes.

Por supuesto, todo eso implica dinero en un sentido o en otro. Es cierto que las contrataciones siempre son como una especie de inversión a largo plazo. Tienes que hacer un gasto extra para pagar salarios y demás aspectos ligados a los nuevos trabajadores, pero esto se convierte en un gran beneficio si se encuentran en un ambiente de trabajo saludable, de hecho pueden hacer que tu negocio crezca exponencialmente.

A veces, dar este paso es complicado. Tanto, que hay autónomos que no se lo pueden permitir por el elevado coste que tiene. Y es que tener que realizar contrataciones, comprar nuevo equipo, pagar alquiler de oficinas y todo lo demás a veces supone una carga excesiva, por mucho proyecto interesante que haya y mucho dinero que se puede obtener a posteriori.

¿Cómo afrontar el “nuevo curso autónomo”?

La solución es bastante más sencilla de lo que parece. Si solicitas un buen crédito rápido, puedes franquear esa barrera económica ligada a los nuevos gastos y poder destinar capital a pagar nóminas y contrataciones. De esta forma, la maquinaria puede empezar a funcionar de nuevo con más rendimiento que nunca, lo que a su vez acaba provocando un mayor volumen de trabajo y, por lo tanto, más ingresos todavía.

Es cierto que estos préstamos están ligados a unas cuotas que luego han de pagar religiosamente dentro de los plazos establecidos. Pero ahí es donde entran en juego las facilidades que ofrecen las propuestas online. Algunas financieras, sin ir más lejos, te ofrecen sus créditos sin ningún tipo de interés como parte de ofertas especiales, cosa que te ayuda a recibir un dinero que luego solo tendrás que devolver pagando mensualidades.

Así, en lugar de tener que hacer una fuerte inversión inicial, lo que haces es amortiguar su impacto al repartirlo en cuotas mensuales. Esto te permite afrontarlo todo con mucha más facilidad y soltura, y a su vez hacer que la rueda empiece a moverse para conseguir que tus nuevos trabajadores te ayuden a hacer que todo el trabajo se lleve a cabo como es debido.

Como decíamos, el nuevo curso es una etapa bastante interesante para la figura del autónomo. Todo vuelve a su cauce normal en el ámbito laboral y, para el profesional, es el momento perfecto para volver a afrontar nuevos desafíos y aumentar el equipo para hacer que su proyecto crezca y se convierta en algo mucho más rentable.

Por supuesto, es el comienzo de una temporada en la que hay que realizar más sacrificios, como también realizar ciertos gastos para sufragar los costes habituales a la hora de desarrollar cualquier nuevo trabajo. No obstante, lejos de ser una complicación, puede ser toda una facilidad si se toca en la puerta adecuada, puerta que, en esta ocasión, se encuentra disponible a través de internet y tiene al otro lado unos créditos tan asequibles como fáciles de utilizar.

El verano ya se acaba, el tiempo pasa y septiembre está cada vez más cerca. En tu mano está afrontarlo con más ganas, fuerza y posibilidades que nunca o quedarte atrás en una carrera que otros correrán por ti para dejarte lejos. Puedes crecer más que nunca a nivel profesional de cara a este mes, aunque implica pagar ciertos elementos necesarios.

Todo buen autónomo tiene que decidir tarde o temprano, y este mes que se avecina será el momento clave para tomar decisiones.

No hay comentarios