Alimentos por valor de 3,5 millones para los más necesitados

Se trata de un plan organizado a través de tres fases que estará vigente hasta el 2020

FuenteEuropa Press

Castilla y León recibirá alimentos por importe global de 3,5 millones de euros hasta marzo de 2020, gracias al plan de ayuda a los más necesitados que el Gobierno de España puso en marcha hace 32 años y que este año, como es habitual, se desarrolla en tres fases, tal y como ha destacado la máxima responsable de la Administración Central en la Comunidad, Mercedes Martín.

La primera de las fases ha traído ya a Castilla y León 1.094.248 kilogramos de alimentos por un importe de 1.040.986 euros que beneficiarán a 51.281 personas.

Con cargo al Plan 2019 habrá una segunda fase en octubre y se cerrará la campaña con la tercera fase que se llevará a cabo en el mes de marzo del próximo año. En total se repartirán alimentos por un valor de unos 3,5 millones de euros de los más de 92 que contempla el programa para toda España.

Este programa 2019 introduce varias novedades respecto a los alimentos suministrados. Por un lado, se incorporan nuevos productos como el garbanzo cocido, el batido de chocolate y la macedonia de verduras en conserva, en sustitución de las alubias blancas cocidas, del cacao soluble y de las judías verdes en conserva, respectivamente, y se elimina la leche de continuación en polvo y los cereales infantiles.

Y por otro lado, se introducen alimentos proteicos que ya habían sido demandados en ocasiones anteriores a través de la conserva de sardina en aceite y la conserva de carne de magro de cerdo.

La «cesta de alimentos» adquiridos incluye estos productos: aceite de oliva, arroz blanco, batidos de chocolate, conserva de atún, conserva de carne (magro), conserva de sardina, fruta en conserva en almíbar ligero, galletas, garbanzo cocido, leche entera UHT, macedonia de verduras en conserva, pasta alimenticia tipo espagueti, tarritos infantiles de fruta, tarritos infantiles de pollo y tomate frito en conserva.

Los alimentos se han recibido durante el mes de mayo en los centros de almacenamiento y distribución de Cruz Roja Española y de los Bancos de Alimentos de las distintas provincias.

Durante los meses de junio y julio, se iniciará su entrega a las entidades de reparto, las cuales los harán llegar a los beneficiarios finales durante los meses siguientes.

Se trata, pues, de una cesta de quince productos de fácil transporte y almacenamiento, poco perecederos, y, sobre todo, de carácter básico, lo que permite que las personas desfavorecidas puedan preparar fácilmente una comida para una persona o para una familia con varios miembros, incluidos bebés.

Tres empresas de Castilla y León 

Mercedes Martín ha destacado que tres de las empresas que suministran alimentos al programa se encuentran ubicadas en esta comunidad autónoma, concretamente Galletas Gullón, de Palencia; Siro, en Venta de Baños (Palencia), que aporta la pasta alimenticia, y Legumbres Luengo, de León, que proporciona garbanzo cocido.

La delegada ha explicado que los objetivos del plan son «promover la cohesión social, reforzar la inclusión social y, por lo tanto, contribuir a alcanzar el fin de erradicar la pobreza en la Unión Europea».

La UE quiere lograr el objetivo de reducir en menos de 20 millones el número de personas en riesgo de pobreza y exclusión social, de conformidad con la Estrategia Europa 2020.

Los beneficiarios últimos del programa, que reciben de forma gratuita los alimentos, son las personas más necesitadas. Se entiende por personas más necesitadas las personas físicas, incluidas las familias o los grupos compuestos de tales personas, cuya situación de dependencia social y financiera está registrada o reconocida con arreglo a los criterios que se adopten con este fin.

La delegada del Gobierno ha estado acompañada esta mañana en la presentación del programa por los responsables regionales de la Fundación Banco de Alimentos de Cruz Roja.

El programa de ayuda alimentaria a las personas más desfavorecidas de la UE tuvo su origen a finales de los años ochenta como consecuencia de las olas de frio que azotaron Europa en 1986 y 1987 y que afectaron principalmente a la población más desfavorecida y con menos recursos.

Por ello, la Comisión Europea decidió hacer uso de los productos almacenados en los organismos de intervención de los estados miembros para transformarlos en alimentos destinados a las capas más desfavorecidas de la sociedad.

En España, el Ministerio de Agricultura, a través del Fondo Español de Garantía Agraria (FEGA) ha implementado los planes de ayuda alimentaria desde el año 1987 de forma ininterrumpida, planes éstos que, hasta 2013, han estado financiados al cien por cien con fondos procedentes de la Política Agrícola Común de la Unión Europea.

El Programa de Ayuda Alimentaria entronca ya desde 2015 en un nuevo marco financiero de la UE (período 2014-2020), por lo que se financia dentro de la política social y de cohesión de la UE, con cargo a un nuevo instrumento financiero, como es el Fondo de Ayuda Europea para las Personas más Desfavorecidas (FEAD).

El FEAD aporta un 85 por ciento del coste total de programa y el 15 por ciento restante se completa con los presupuestos de la Administración General del Estado.

El programa comprende la compra de alimentos adquiridos por el FEGA mediante procedimiento de licitación pública, su suministro a los centros de almacenamiento y distribución de las organizaciones asociadas de distribución (OAD).

Estas, Banco de Alimentos (FESBAL) y Cruz Roja (CRE) en Castilla y León, los distribuyen entre las organizaciones asociadas de reparto autorizadas (OAR) para que, a su vez, lo entreguen gratuitamente a las personas más desfavorecidas.

El programa incluye también medidas de acompañamiento, entendiendo por éstas un conjunto de actuaciones dirigidas a favorecer la inclusión social de las personas más desfavorecidas destinatarias de la ayuda alimentaria. Todas las OAR ofrecerán como medida de acompañamiento básica información sobre los recursos sociales más cercanos. Esta información es elaborada por el Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social.

Las delegaciones y subdelegaciones de Gobierno en cada provincia, actúan como organismos de control de todo el proceso así como de coordinación del programa conjuntamente con las Organizaciones Asociadas de Distribución (FESBAL Y CRE).

No hay comentarios