Según Funcas, el PIB crecerá un 2,2% pero el déficit empeorará

La Fundación de las Cajas de Ahorro ha llevado a cabo un exhaustivo estudio sobre la progresión del PIB en España de cara al futuro y afirma que el crecimiento del PIB seguirá desacelerándose

Imagen de un billete de 50 euros. Fotografía: Europa Press

La Fundación de las Cajas de Ahorro (Funcas) ha elevado una décima, hasta el 2,2%, su estimación de crecimiento del PIB para este año, igualando la previsión del Gobierno, pero ha empeorado dos décimas, hasta el 2,3% el cierre del déficit en 2019, tres décimas más que la meta que se ha fijado el Ejecutivo.

El aumento de la previsión de crecimiento es puramente “inercial” dado que el crecimiento del primer trimestre (+0,7%) ha sido superior al previsto, según destaca Funcas, a la espera de más información sobre las orientaciones económicas del nuevo Gobierno, por lo que se trata de un “ajuste técnico” tras la medidas ya tramitadas en materia de recaudación (aumento bases de cotización) y de gasto (pensiones, salarios funcionarios), pero no incorpora las propuestas contenidas en el Programa de Estabilidad remitido a la UE.

En el plano exterior, Funcas afirma que las previsiones se han realizado bajo un supuesto de una “leve” recuperación de la economía mundial, en línea con las últimas proyecciones de los principales organismos internacionales, así como la mejora de la economía europea, que empezaría “a salir del bache” sufrido en los últimos trimestres. Además, contempla que el precio del petróleo podría mantenerse en su nivel actual.

A pesar de elevar la estimación de crecimiento, el crecimiento del 2,2% para este año es inferior al registrado en 2018 (+2,5%) por la “pérdida de ritmo” de todos los componentes de la demanda interna, especialmente del consumo privado, según destaca Funcas, que añade que la tasa de ahorro de las familias quebrará su senda descendente, lo que limitará la expansión del gasto.

Menos consumo y más inversión 

El consumo público, que ha tendido a acelerarse en los últimos trimestres, también se moderará a medida que concluya el periodo electoral, mientras que la inversión seguirá siendo el factor más dinámico, aunque perderá algo de ritmo en consonancia con el resto de componentes de la demanda.

En el plano exterior, añade que se moderará la aportación negativa del sector exterior, dada la “débil expansión” de los mercados internacionales. Esta evolución, junto con el encarecimiento del petróleo y de la factura importadora, provocará una reducción del superávit de la balanza por cuenta corriente.

En cuanto a la evolución del empleo, Funcas también ha mejorado sus estimaciones, con un incremento del empleo del 1,8%, del 1,5% y del 1,4% para este año y los dos siguientes, respectivamente, con lo que la tasa de paro bajará al 13,8% este año y se situará en el 11,4% a finales de 2021.

De cara a los dos próximos años, Funcas estima que el crecimiento del PIB seguirá desacelerándose, con una estimación del 1,8% para ambos años.

En cuanto al ajuste fiscal, indica que la ralentización económica frenará los progresos en la reducción del déficit público, que se situará en el 2,3% del PIB este año, dos décimas más que la anterior previsión y tres décimas por encima de la meta del Gobierno. Para 2020, prevé un desajuste del 2% y del 1,9% para 2021.

No hay comentarios