Castilla y León baja de la barrera de los 150.000 desempleados

El número de parados cayó en 2.298 personas en marzo

FuenteE. Press

El número de parados inscritos en las oficinas de Empleo de Castilla y León cayó en 2.298 personas en marzo y la cifra de desempleados en la Comunidad baja de nuevo de la barrera de los 150.000 y se sitúa, en concreto, en 148.767 (62.401 hombres y 86.366 mujeres), según los datos del Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social recogidos por Europa Press.

En términos relativos, en Castilla y León el comportamiento del paro registró un descenso el pasado mes del 1,52 por ciento, algo menos que el año pasado (-1,59 por ciento) pero mejor dato que en el resto de España donde el paro cayó un 1,03 por ciento, con lo que la cifra de parados en el conjunto del país descendió en 33.956 personas, hasta situarse en un total de 3,25 millones.

Se trata del octavo mayor descenso del paro del país que en marzo sólo subió en La Rioja (0,73) y en Melilla (4,56).

En comparación con marzo de 2018, el paro registrado en Castilla y León bajó un 7,05 por ciento (11.280 desempleados menos), frente a un -10,04 por ciento hace un año cuando dejaron las listas del paro 17.856 castellanoleoneses), mientras que en España cayó un 4,89 por ciento, el equivalente a 167.467 parados menos.

Se trata en este caso del quinto mayor descenso de todas las comunidades autónomas lideradas por Castilla-La Mancha (-8,69 por ciento).

El paro cayó en marzo en comparación con febrero en todas las provincias con especial incidencia en Palencia, con un -3,10 por ciento (297 parados menos) seguida de León (-2,31 por ciento, 738 parados menos); Burgos (-1,98 por ciento, 384 desempleados menos); Ávila (-1,51 por ciento, 177 parados menos); Zamora (-1,35 por ciento, 164 parados menos) y Salamanca (-1,16 por ciento y 275 parados menos).

El resto de las provincias se quedaron por debajo del -1,00 por ciento como Segovia (-0,63 por ciento, 44 parados menos) y Soria y Valladolid (-0,61 por ciento y -23 y -195 parados en cada caso).

En comparación con marzo de 2018 el paro bajó en también en todas las provincias de Castilla y León con especial incidencia en este caso en Valladolid (-8,52 por ciento y 2.946 parados menos) seguida de Ávila (-8,33 por ciento y 1.046 parados menos); Segovia (-8,19 por ciento y 634 parados menos), Zamora (-8,04 por ciento y 1.048 desempleados menos) y Palencia (-7,53 por ciento y 755 parados menos).

Por debajo de la media regional (-7,05 por ciento) se sitúan Salamanca (-6,75 por ciento y -1.694 parados); León (-6,06 por ciento, -2.010 parados); Burgos (-4,82 por ciento y 961 desempleados menos) y Soria (-4,74 por ciento, -186 parados).

Así, en la actualidad el número de parados en Castilla y León (148.767) se reparte del siguiente modo: Ávila, 11.508; Burgos, 18.984; León, 31.156; Palencia, 9.277; Salamanca, 23.405; Segovia, 7.105; Soria, 3.736; Valladolid, 31.622, y Zamora, 11.974.

POR SECTORES Y SEXOS

Por sectores, el paro registrado en las oficinas de empleo de Castilla y León en marzo cayó en servicios (-1.726), construcción (-468), industria (-269) y agricultura (-91) y subió sólo en el colectivo de sin empleo anterior (256).

En la actualidad, el número de parados en Castilla y León (un total de 13.866 son extranjeros, -7,05 por ciento menos que en 2018) se distribuye por sectores del siguiente modo: 101.094 en el sector servicios; 14.349 en el colectivo de sin empleo anterior; 13.592 en industria; 10.970 en construcción y 8.762 en agricultura.

En cuanto a la situación por sexos, el paro en Castilla y León se reparte entre 86.366 mujeres y 62.401 hombres, si bien en el tramo de edad más joven (menores de 25 años), los hombres desempleados superan a las mujeres con 6.702 frente a 6.076.

EVOLUCIÓN DE LA CONTRATACIÓN

Mientras tanto, la contratación subió en Castilla y León en el mes de marzo, cuando se firmaron 68.145 contratos, un 11,32 por ciento más que en el mes anterior (6.928 más en términos absolutos), frente a un aumento nacional del 8,84 por ciento. Castilla y León registró el octavo mayor incremento de la contratación del país que subió en todos los territorios.

Sin embargo, en términos interanuales la contratación cayó un 1,97 por ciento en Castilla y León (1.367 contratos menos), frente a un incremento en este caso del 3,83 por ciento de la media nacional, y registra el quinto menor descenso de la contratación del país que cayó en diez regiones.

Por provincias, la contratación aumentó en todas lideradas por Ávila (25,97 por ciento y 871 contratos más), seguida de Segovia (21,57 por ciento y 1.039); León (12,56 por ciento y 1.096); Palencia (11,50 por ciento y 685); Burgos (11,35 por ciento y 1.011); Soria (11,00 por ciento y 242); Zamora (8,92 por ciento y 328); Salamanca (7,79 por ciento y 598) y Valladolid (6,65 por ciento y 1.058).

En comparación con marzo de 2018 la contratación sólo subió en Ávila (11,07 por ciento y 421 nuevos contratos), en Soria (8,57 por ciento, 462 nuevos contratos) y en Salamanca (2,92 por ciento, 235 contratos más) y cayó en el resto: Soria (-11,78 por ciento, -326); Burgos (-5,77 por ciento; -608); Zamora (-4,80 por ciento; -202); Valladolid (-4,59 por ciento; -816); Palencia (-3,79 por ciento, -262) y León (-2,69 por ciento, -271).

Finalmente, la contratación indefinida aumentó en el último mes con respecto a febrero en Castilla y León un 1,18 ciento (75 contratos más) hasta alcanzar la cifra de 6.425 contratos indefinidos. En España la contratación indefinida con respecto al mes anterior aumentó un 6,59 por ciento.

Por provincias, subió en todas salvo en Valladolid (-3,86) y en Palencia (-3,23) lideradas por Soria (18,65), Zamora (11,52), León (3,03), Ávila (1,61), Burgos (1,47), Salamanca (1,12) y Segovia (0,23).

En términos anuales, el número de contratos indefinidos realizados en Castilla y León bajó un 13,36 por ciento (991 contratos indefinidos menos). En este caso, en España la contratación indefinida con respecto al año anterior descendió un 7,04 por ciento.

En este caso sólo sube en Zamora (2,06) con descenso en el resto: Ávila (-23,86 por ciento, -99); Palencia (-20,89 por ciento, -103); Burgos (-19,75 por ciento, -221); Valladolid (-17,75 por ciento, -344); Soria (-13,08 por ciento, -45); León (-10,59 por ciento, -141); Segovia (-7,40 por ciento, -35) y Salamanca (-1,20 por ciento, -11).

Afiliación Seguridad Social

El número medio de afiliados a la Seguridad Social en marzo de 2019 alcanzó la cifra de 910.398 en Castilla y León, un 1,52 por ciento más que en el mismo mes del año anterior, lo que supone una variación de 13.659 afiliados, pero menor al incremento del 1,87 por ciento registrado hace un año, según han informado a Europa Press fuentes del Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social. En España hubo un incremento del 2,93 por ciento.

En concreto, en las provincias de la Comunidad se registraron en el pasado mes de marzo las siguientes cifras medias de afiliación a la Seguridad Social: Ávila (52.596), Burgos (147.204), León (156.568), Palencia (63.676), Salamanca (119.178), Segovia (60.507), Soria (38.675), Valladolid (215.283) y Zamora (56.712).

La afiliación a la Seguridad Social en términos interanuales aumentó en todas las provincias lideradas por Valladolid (2,46 por ciento) seguida de Salamanca (2,31), Segovia (1,95), Ávila (1,77), Soria (1,53), León (1,21), Burgos (0,85), Zamora (0,02) y Palencia (0,01).

Comparando la afiliación media de marzo de 2019 con el mes anterior el número de afiliados a la Seguridad Social en Castilla y León subió en 4.687 personas, lo que en términos relativos supuso un aumento del 0,52 por ciento, inferior a la media nacional que subió un 0,82 por ciento.

La afiliación aumentó también en todas las provincias, con especial incidencia en Segovia (0,88 por ciento), seguida de Palencia (0,82 por ciento); León (0,67 por ciento); Soria (0,59 por ciento); Zamora (0,50 por ciento); Burgos y Salamanca (0,45 por ciento en cada caso); Valladolid (0,36 por ciento) y Ávila (0,25 por ciento).

Según la media mensual correspondiente al mes de marzo de 2019, la distribución de los afiliados en Castilla y León fue: 715.984 en el Régimen General (13.189 de ellos en el régimen agrario y 18.077 en el régimen especial del hogar), 194.286 autónomos y 128 en minería del carbón, que eran 360 hace justo un año.

No hay comentarios