El Consejo regional de Cámaras reparte una subvención de 1,6 millones

Se trata de una ayuda concedida por la Junta de Castilla y León, que el consejo ha distribuido con criterios de 'solidaridad'

Imagen del Consejo./ Europa Press

El Pleno del Consejo regional de Cámaras ha repartido este lunes desde el criterio de “solidaridad” la ayuda de la Junta de Castilla y León de 1,6 millones de euros, una subvención que servirá para facilitar la labor de las instituciones camerales de la Comunidad.

La reunión celebrada este lunes es la primera tras la aprobación de la Ley de Cámaras y en la mismo, como han explicado la consejera de Economía y Hacienda, Pilar del Olmo, y el presidente del Consejo Regional de Cámaras, Fernando Escobillas, se ha acordado el reparto de estos fondos “necesarios” para acometer la labor cotidiana de estas instituciones.

Así, para repartir la subvención, como ha explicado Escobillas, en esta ocasión se ha decidido mantener los mismos criterios que antes de que se aprobara el texto legal en los que prima el principio de solidaridad. “Es un sistema de reparto rápido y ágil”, ha destacado el presidente del Consejo Regional, quien ha confiado en que esta cuantía se ingrese pronto en la cuenta de las instituciones.

Para repartir las cuantías se tiene en cuenta, entre otras cuestiones, criterios de población, empresas y gestión de ayudas. “Estos criterios siempre han funcionado muy bien”, ha destacado Escobillas.

Por su parte, Pilar del Olmo, ha incidido en la labor que se realiza desde las cámaras de Comercio de la Comunidad que tienen cometidos de relevancia como puede ser la certificación de las garantías de origen de los productos para proceder a su exportación. Entre otras labores Del Olmo ha destacado el asesoramiento a empresas a través de la Ventanilla Única o el acompañamiento para la salida de productos al extranjero.

Por último, el presidente de la Cámara de Comercio de Burgos, Miguel Méndez Pozo, ha insistido en que lo más relevante de lo aprobado en la Ley de Cámaras es el reconocimiento de la “función pública” de las instituciones camerales.

No hay comentarios