Los precios cayeron un 1,1% en enero

La tasa interanual baja al 1,1%, una décima más que en España

El Índice de Precios de Consumo (IPC) cayó un 1,1 por ciento en enero respecto al mes anterior, dos décimas menos que en España (-1,3 por ciento), y la tasa interanual (es decir, la variación de los precios durante los últimos doce meses) baja al 1,1 por ciento en Castilla y León y se sitúa una décima por encima que en el resto del país (1,0 por ciento), según los datos hechos públicos por el Instituto Nacional de Estadística (INE) y recogidos por Europa Press.

De hecho, Castilla y León es junto a La Rioja, una de las comunidades con mayor inflación, e inicia el año ligeramente por encima de la media nacional que baja dos décimas en este caso respecto al mes anterior (del 1,2 por ciento al 1,0 por ciento).

La tasa anual del IPC ha caído en catorce comunidades autónomas en enero respecto a diciembre y se ha mantenido en las tres restantes (Baleares, Navarra y País Vasco). El mayor descenso se ha registrado en Castilla-La Mancha con una bajada de cinco décimas mientras que Castilla y León registra esa caída de una décima al pasar del 1,2 por ciento de diciembre al 1,1 por ciento de enero.

Por sectores, el mayor descenso de los precios se produjo en la partida de vestido y calzado (-15,5 por ciento) seguida de ocio y cultura (-2,1 por ciento), menaje (-0,9 por ciento), vivienda (-0,8 por ciento), hoteles, cafés y restaurantes (-0,6 por ciento) y medicina (-0,1 por ciento) mientras que se mantuvieron invariables los precios de alimentos y bebidas no alcohólicas y enseñanza.

Por su parte, el pasado mes subieron los precios en las partidas de transporte (2,0 por ciento), comunicaciones (0,5 por ciento), bebidas alcohólicas y tabaco (0,1 por ciento) y otros (0,3 por ciento).

Por provincias, los precios cayeron especialmente en enero en Soria y en Zamora, con 1,5 por ciento menos y una evolución interanual del 1,2 y 1,1 por ciento en cada caso, seguidas de Palencia, con un 1,4 por ciento menos y una inflación del 0,7 por ciento en cada caso.

Por su parte, Salamanca y Segovia registraron un descenso del 1,2 por ciento con una inflación interanual del 1,3 y 0,8 por ciento mientras que en Burgos los precios cayeron un 1,1 por ciento, como en Castilla y León, con una inflación del 1,3 por ciento.

Por último, en Ávila, León y Valladolid los precios cayeron un punto en enero, como en España, con una inflación del 1,3; 1,2 y 1,2 por ciento en cada caso.

Así, Ávila, Burgos y Salamanca, con una evolución interanual del 1,3 por ciento, se sitúan como las más inflacionistas, seguidas de León, Soria y Valladolid, con un 1,2 por ciento, y de Zamora, con un 1,1 por ciento como en Castilla y León. Por debajo de esa media se sitúan Segovia (0,8 por ciento) y Palencia (0,7 por ciento), en ambos casos por debajo de la media nacional.

No hay comentarios