Boicotean ‘Mientras dure la guerra’ y Amenábar agradece la acogida

El director de cine Alejandro Amenábar ha agradecido a los espectadores que sigan acercándose a ver su nuevo trabajo ‘Mientras dure la guerra’, en la que recupera el desafío dialéctico de Miguel de Unamuno ante los militares en la Universidad de Salamanca en 1936, a comienzos de la guerra civil, pese «a los anuncios de boicots» contra la película que «no han conseguido de momento nada».

El realizador ha hecho esta afirmación en una entrevista a Canal Sur Radio después de ser preguntado por el boicot a la proyección de su película que un grupo de personas de extrema derecha han llevado a cabo la pasada noche en los cines Lys de Valencia.

Así, ha indicado que «no le sorprende» y ha añadido que «ya estaban tardando» porque «he visto anuncios de boicots contra la película que no han conseguido de momento nada», toda vez que ha incidido en que «lo único que puedo hacer es agradecer a la gente que se está acercando a verla».

Sobre la génesis de esta película, Amenábar ha explicado que surge a raíz del momento en que Unamuno se pone en pie en el Paraninfo de la Universidad de Salamanca y «suelta aquel discurso poniendo en riesgo su vida y la mujer de Franco ayudándole a salir de allí». «Pensé que era un momentazo cinematográfico», añade.

«Tenía la pepita de oro que era esa secuencia, pero te pones a investigar el posicionamiento de Unamuno durante la guerra civil Y también me sorprendió», porque es un posicionamiento que «me parece muy interesante y con el que me puedo identificar tanto», ha asegurado el realizador, quien preguntado por el hecho de que se cuestione que dijera la frase ‘Venceréis, pero no convenceréis’, que «no ha hecho una producción exacta y fidedigna de lo que se dijo».

Sobre los actores, ha explicado que la decisión de Karra Elejalde para el papel de Unamuno «fue una decisión un poco extraña que nos sorprendió por parte de nuestra directora de casting, pero pensamos que para interpretar a este grandísimo personaje necesitábamos a un grandísimo actor», y Karra «tiene muchísima verdad».

Sobre la escena del himno, Amenábar ha asegurado que la película
«conecta de diferentes maneras con el espectador y cada uno la ve de una manera», al tiempo que ha señalado que a partir de esa escena la película «habla de España y de la relación tan extraña y a veces tan traumática que tenemos con nuestros propios símbolos». «Cuando lleno la pantalla con la bandera lo que quiero es que los españoles reflexionen sobre lo que somos», añade.

Por otra parte, el director, a la pregunta de dónde debería ser enterrado Franco, ha respondido que «su presencia en el Valle de los Caídos es una anomalía de este Estado que es profundamente democrático y cívico y una consecuencia de que ganara la guerra», pero «en cualquier otro país democrático y civilizado de Europa se han eliminado los signos fascistas».

Para finaliza su entrevista, Amenábar ha destacado que la actitud de Unanumo «inspira a ser valiente», pero, sobre todo, ‘Mientras dure la guerra’ «es una invitación a la convivencia y a que tenemos que salir de nuestra burbuja y por lo menos mirarnos a la cara cuando salgamos a la calle», ha concluido.

No hay comentarios

Dejar respuesta