Los topillos dejan pérdidas millonarias en los campos de la Comunidad

Según Asaja, las pérdidas rondarían los 30 millones de euros y afectan a más de 1.600.000 hectáreas

FuenteEuropa Press
Donaciano Dujo con miembros de Asaja./ Asaja

El presidente regional de Asaja, Donaciano Dujo, ha afirmado este viernes en Palencia que las pérdidas por la plaga de topillos se acercan a los 30 millones de euros en Castilla y León y afectan a más de 1.600.000 hectáreas.

Dujo ha apuntado que la primera denuncia de Asaja Palencia tuvo lugar en diciembre de 2018 y que en marzo de este año, los agricultores mandan una carta de queja a la Comisión de Plagas aunque al administración acusó al sindicato agrario de «alarmista» y negó las denuncias porque Asaja «ha estado vigilante y denunciando esta situación siempre», ha asegurado.

«No ha habido voluntad política», ha incidido, ya que ha insistido en que so se hubiese actuado cuando era un foco no hubiera habido plaga. El presidente regional ha indicado que la provincia de Palencia tiene unas pérdidas de 18 millones de euros como consecuencia de la plaga que afecta a un 17 por ciento del total de la extensión regional. Los daños de los roedores se extienden desde el centro de Castilla y León hacia el norte y se puede deber a la fuerte sequía sufrida por la zona sur, ha añadido, ha explicado.

Asimismo, Donaciano Dujo ha criticado la «inacción» de las administraciones en la anterior legislatura y ha reiterado que las medidas que se están realizando «son insuficientes» ya que la extensión de la plaga es muy superior al trabajo que pueden realizar las motoniveladoras en caminos y cunetas. Además, expuso que «las cajas nido no son la solución ya que en absoluto son capaces de frenar la plaga».

Para Asaja, «la única solución que parece efectiva es la limpieza de todos los reservorios gestionados por las diferentes Administraciones, algo que debería haberse realizado antes y de forma mantenida en el tiempo en las zonas donde se origina la plaga de forma recurrente».

El presidente de la organización ha solicitado que se articularan ayudas para indemnizar a los enfermos de tularemia así como los daños producidos en los campos de Castilla y León. También ha mostrado su queja porque a las organizaciones agrarias no se les permita participar de las reuniones de la Comisión de Roedores y que los resultados de dichas reuniones no sean difundidos.

No hay comentarios

Dejar respuesta