Agricultura convoca las ayudas a la suscripción de seguros agrarios

La Consejería de Agricultura y Ganadería destinará 8,1 millones para las pólizas de remolacha y lúpulo

FuenteEuropa Press
Tierra de cultivos en Castilla y León.

La Consejería de Agricultura y Ganadería ha convocado las ayudas a la suscripción de seguros agrarios a las que destinará 8,1 millones de euros con un incremento de hasta el 20 por ciento para las ayudas a la suscripción de pólizas para la remolacha y el lúpulo.

Las subvenciones tienen como objeto la contratación de las pólizas de seguros agrarios que se suscriban en el periodo comprendido entre el 1 de junio de 2019 y el 31 de mayo de 2020.

Las subvenciones de esta convocatoria, publicada este viernes, 24 de mayo, en el Boletín Oficial de Castilla y León (Bocyl), tienen como finalidad incentivar la suscripción de pólizas de seguros agrarios, minorar la prima de las mismas y fomentar la extensión del sistema de seguros agrarios a los sectores agrícola y ganadero “como vía para compensar sus rentas frente a los riesgos de la naturaleza y de carácter epizoótico, no controlables”.

Se mantiene la ayuda del 20 por ciento en la línea de ‘seguro para explotaciones frutícolas’, para las producciones de albaricoque, ciruela, manzana, manzana de sidra, melocotón y pera, y para la línea de ‘seguro con coberturas crecientes para explotaciones de cereza’, “producciones muy sensibles a las circunstancias climatológicas adversas que afectan tanto a la floración de la planta como a la calidad y cantidad de los frutos”.

Asimismo, se establece una ayuda del 10 por ciento para los seguros para explotaciones de hortalizas al aire libe del ciclo otoño-invierno (patata y ajo) con “coberturas crecientes” para explotaciones de cultivos herbáceos extensivos (cereales de invierno, de primavera, leguminosas grano, oleaginosas y paja de cereales de invierno) y seguros base con garantías adicionales para explotaciones vitícolas (uva de vinificación).

También se contemplan las explotaciones de cultivos forrajeros (alfalfa, veza y esparceta); explotaciones hortícolas al aire libre de ciclo primavera-verano (cebolla, pimiento y judía verde) y las plantas vivas, flor cortada, semillas y viveros (semilla de alfalfa).

Del mismo modo, se establece un 10 por ciento para las líneas de seguro de ganado vacuno de reproducción y producción y de cebo, de ganado ovino y caprino, de equino, avicultura de carne y de puesta, de porcino, ganado cunícola y helícola y apicultura.

La convocatoria recoge además un 25 por ciento para subvencionar el seguro de compensación por pérdida de pastos.

Según han destacado la Consejería de Agricultura y Ganadería, como novedad se incrementa hasta el 20 por ciento el porcentaje de subvención de las pólizas que se suscriban de la línea 326 ‘Explotaciones de cultivos industriales no textiles’, para las producciones de lúpulo y remolacha, que hasta ahora se encontraba en un 10 por ciento.

El incremento del porcentaje de ayuda en los cultivos del lúpulo se justifica en que se trata de producciones “muy sensibles” a las circunstancias climatológicas adversas, “lo que genera un evidente riesgo para la viabilidad de las explotaciones que a nivel nacional se localizan, prácticamente en su totalidad, en la provincia de León”.

Por su parte, el aumento del porcentaje de la ayuda a los cultivos de remolacha se fundamenta en la situación de los mercados internacionales, que justifica el apoyo de la Junta de Castilla y León a un “sector estratégico” que genera 6.000 empleos directos y 100 millones de euros en producción y que es el que más jóvenes incorpora al campo.

Además, con el fin de paliar los “efectos negativos” del aumento de los costes de producción, la Consejería de Agricultura y Ganadería ha estimado la necesidad de establecer un único porcentaje de subvención a la línea de retirada y destrucción de animales muertos en explotaciones ganaderas. Por ello se fija el porcentaje de subvención, para todas las especies, en el 30 por ciento de la prima comercial.

No hay comentarios