Medidas para potenciar las cooperativas en Castilla y León

FuenteEuropa Press
Imagen de la presentación. Fotografía: Europa Press.

La Consejería de Agricultura respaldará con 8,14 millones de euros el Plan Estratégico del Cooperativismo Agroalimentario de Castilla y León 2019-2023, una herramienta elaborada por las cooperativas con el respaldo de la Junta que se ha marcado seis retos y 26 medidas como aumentar un 40 por ciento su actual volumen de negocio hasta alcanzar los 3.600 millones e incrementar en un 150 por ciento el número de fusiones en el citado periodo ya que, según ha reconocido la consejera, Milagros Marcos, se trata de un sector «muy atomizado» y con modelos empresariales «muy dispares», lo que resta capacidad de negocio.

«Hay que ganar volumen para poder comercializar y ser más fuertes», ha reivindicado la consejera en la presentación del «primer plan en común» entre la Junta y las cooperativas de Castilla y León que busca también que «al menos» el 50 por ciento de estas sociedades implementen un modelo de inventivos por actividad cooperativizada y primas por fidelidad junto a «medidas efectivas» para captar nuevos socios jóvenes y, con especial incidencia, mujeres, como reducir la aportación a capital social en un «porcentaje significativo» a los jóvenes y mujeres que se incorporen.

Duplicar el número de cooperativas adheridas a la figura de Entidad Asociativa Prioritaria (EAPr) y el de las participantes en proyectos de I+D+i son otros de los retos de esta iniciativa que contempla también que «al menos» 130 cooperativas elaboren un plan estratégico propio que defina las vías de crecimiento, un modelo de negocio para la generación de valor agregado y un modelo organizativo adecuado a la realidad de cada sociedad con una ayuda de la Junta del 50 por ciento del coste de la consultoría.

Marcos ha advertido a este respecto de que para mantener el reconocimiento de la condición de EAPr será «requisito obligatorio» elaborar un plan estratégico y modelo de negocio y participar en un plan anual de formación.

Según ha significado además la consejera, el 50 por ciento de las cooperativas han asumido la composición de un consejo rector que refleje la presencia de jóvenes y mujeres en función a la realidad de su base social y se ha comprometido a luchar por este objetivo ya que, según ha constatado también, en algunos casos «falta voluntad».

El plan estratégico hace especial hincapié también en las medidas de fomento de la formación con el objetivo de que «al menos» 100 directivos tengan formación especializada en gestión de cooperativas y que «al menos» 3.000 alumnos de FP Agraria tengan formación complementaria en cooperativismo. Marcos ha anunciado la creación de un módulo de cooperativismo en todos los ciclos de formación profesional agraria dependientes de su departamento y la participación de las cooperativas en la FP Dual.

Por otro lado, para que el sector gane en notoriedad y sea más visible se creará una sección en la revista trimestral de Urcacyl para difundir los beneficios y experiencias en nuevas tecnologías en el sector, potenciar la presencia del cooperativismo en medios de comunicación y habilitar medidas necesarias para potenciar la comunicación interna y externa dentro de las cooperativas.

Argumentario de los valores de los productos

Por su parte y para que tenga más influencia y se convierta en un sector «más relevante» se creará un argumentario de valores de los productos cooperativos, como trazabilidad, producción local, sostenibilidad, medio rural, retorno al productor, seguridad alimentaria, que se presentará a la distribución y se adoptará arbitraje y mediación en la contratación de cooperativas con sus clientes para construir relaciones de confianza en la cadena agroalimentaria.

Finalmente, se pondrá en marcha el Observatorio de Satisfacción del Socio Cooperativista a través de una encuesta anual como «mejor indicador» del grado de cumplimiento de las medidas sin descartar reorientar aquellas que no alcancen los objetivos.

La consejera ha garantizado la «apuesta seria y decidida» de la Junta por este plan que tiene como premisa la máxima de que la «unión hace la fuerza» con el «convencimiento», además, de que va a salir bien ya que ha sido elaborado por los propios «actores» del sector de los que ha reivindicado su capacidad para dinamizar el medio rural y un necesario enfoque hacia la sostrenibilidad de la actividad. «El futuro de Castilla y León está en el campo y la base cooperativa es fundamental», ha sentenciado.

Según ha recordado Marcos, en la actualidad el sector cooperativo agroalimentario de Castilla y León genera un volumen de facturación de 2.566 millones de euros y 3.500 puestos de trabajo, a través de las 565 cooperativas agroalimentarias existentes en el Registro de Cooperativas y las otras 555 constituidas como explotaciones comunitarias de la tierra y del ganado.

No hay comentarios