Nueva Junta de Arbitraje y Mediación para los contratos agrarios

Con el objetivo de agilizar la resolución de confictos

Trabajador agrario. /Europa Press

El Boletín Oficial de Castilla y León (Bocyl) ha publicado este lunes la creación de la Junta de Arbitraje y Mediación para los contratos agrarios en la Comunidad, la cual se aprobó en el Consejo de Gobierno celebrado el pasado miércoles.

Este nuevo organismo nace con los objetivos de agilizar la resolución de los conflictos que puedan surgir entre las partes; reducir los costes que conlleva la resolución, mucho menores que los derivados de un proceso judicial; e implicar activamente a las partes en la solución de la disputa.

Será el órgano que facilite a las partes el acceso al arbitraje y la mediación como fórmulas alternativas a la vía judicial para resolver los conflictos que puedan surgir en el desarrollo de la relación contractual.

La Junta de Arbitraje y Mediación es el cuarto de los componentes del entorno en el que, a partir de ahora, van a desarrollarse las relaciones contractuales del sector agrario. Un espacio de transparencia, estabilidad y capacidad negociadora generado por la Consejería de Agricultura y Ganadería con la implicación de los agentes integrantes de la cadena alimentaria: el sector productor, el sector industrial y la distribución.

El primer componente son las Plataformas de Competitividad Productiva, escenarios que generan seguridad y confianza para la puesta en común de las posiciones de los integrantes de la cadena alimentaria.

En segundo término, el Observatorio de Precios Agrarios, que se ha convertido en una fuente de información sobre los precios agrarios en origen que dota de transparencia a las transacciones comerciales.

Y en tercer lugar, el Defensor de la Cadena Alimentaria, figura integrada en la estructura orgánica de la Consejería de Agricultura y Ganadería, cuya misión principal es velar para que no se apliquen cláusulas abusivas en las relaciones contractuales.

Presidencia y estructura

El Defensor de la Cadena Alimentaria será quien presida la Junta de Arbitraje y Mediación para aportar valor al trabajo de los mediadores y árbitros desde esa posición. La elección viene determinada por la función que tiene atribuida el Defensor de garantizar el equilibrio entre los diferentes agentes de la cadena alimentaria

La Junta se estructurará en dos secciones especializadas una en el arbitraje y la otra en la mediación. Ambas estarán formadas por personal ajeno a la Administración y perteneciente a instituciones que desarrollan actualmente con éxito ambos procesos en Castilla y León.

Entre las funciones de la Junta de Arbitraje y Mediación se encuentran las de promover la colaboración con entidades, asociaciones e instituciones vinculadas con el sector agrario con el objeto de facilitar que la información y el acceso al arbitraje y la mediación llegue a todos los profesionales del sector agrario.

Además, es tarea de este órgano proponer actuaciones para fomentar y difundir estas fórmulas en los contratos agrarios y participar en el asesoramiento a los profesionales del sector agrario sobre el uso de estas prácticas.

La Junta de Arbitraje y Mediación también se encargará de proponer a la Consejería de Agricultura y Ganadería las cláusulas que puedan introducirse en los contratos agrarios; participará en la formación especializada en contratos agrarios de los árbitros y mediadores y facilitará a las personas interesadas la relación de árbitros y mediadores especializados en contratos agrarios.

El decreto entrará en vigor a los veinte días de su publicación en el Boletín Oficial de Castilla y León e inmediatamente después se constituirá la Junta de Arbitraje y Mediación.

No hay comentarios