Las lluvias y nevadas abundantes elevan los embalses hasta el 40,37%

Los embalses del Duero están al 33,9% de su capacidad.

Embalse de la Cuerda del Pozo en Soria

Las lluvias y las nevadas “abundantes” en toda la Península han elevado las reservas de los embalses hasta el 40,37 por ciento, según datos del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente (MAPAMA) que señala que en la actualidad hay un total de 22.636 hectómetros cúbicos.

En el caso concreto de la cuenca del Duero, está al 33,9 por ciento de su capacidad y almacena un total de 2.548 hectómetros cúbicos de una capacidad total del 7.507. Esto supone un “ligero incremento” respecto al 32,5 por ciento de capacidad con la que se inició el año cuando los embalses de la cuenca del Duero registraron su volumen más bajo desde 1990.

No obstante, en comparación con la misma fecha del año anterior la cuenca del Duero almacena 1.110 hectómetros cúbicos menos y 2.000 menos en comparación con la media de los últimos diez años.

Así, esta semana los embalses han sumado un total de 804 hectómetros cúbicos, el 1,4 por ciento de la capacidad total de los embalses. Pese a este aumento, el año 2018 comienza como el año del siglo con menos agua embalsada durante la segunda semana y solo ha sido superado por 1992, cuando en esta mismo periodo los embalses estaban al 39,99 por ciento del total, y por 1995, cuando aún estaban más bajos, al 37,93 por ciento de su capacidad, según datos facilitados a Europa Press por el MAPAMA.

Por ámbitos, la reserva se encuentra al 91,8 por ciento en Cantábrico Oriental; al 74,9 por ciento, Cantábrico Occidental; al 53,3 por ciento, Miño-Sil; al 62,6 por ciento, Galicia Costa; al 85,7 por ciento las cuencas internas del País Vasco; al 33,9 por ciento, el Duero y al 38 por ciento, el Tajo.

Además, Guadiana está al 44,1 por ciento; Tinto, Odiel y Piedras, al 71,2 por ciento; Guadalete-Barbate al 39,8 por ciento; Guadalquivir, al 32,2; la Cuenca mediterránea Andaluza, al 30,7 por ciento; Segura, al 14,6 por ciento; Júcar, al 25,4 por ciento; Ebro, al 54,9 por ciento y las cuencas internas de Cataluña, al 44,3 por ciento.

Con todo, los embalses tienen un 20,38 por ciento menos agua que hace un año y un 32,07 por ciento menos que la media de los últimos diez años.

Esta semana, las precipitaciones han sido abundantes en toda la Península y la máxima se ha registrado en San Sebastián, con 130,2 litros por metro cuadrado.

No hay comentarios

Dejar respuesta