Universidades de la Comunidad recibirán 1,9 millones destinados a la inserción laboral

Dedicados a financiar programas de prácticas para universitarios y FP

FuenteEuropa Press
Imagen: Google Maps
loading...

El Consejo de Gobierno ha autorizado este jueves un paquete de subvenciones por un importe de 1,9 millones de euros destinado a las fundaciones de las cuatro universidades públicas de la Comunidad para facilitar la inserción laboral de los jóvenes en empresas de Castilla y León, preferentemente con actividades vinculadas a sectores estratégicos.

Según ha detallado el vicepresidente y portavoz de la Junta, Francisco Igea, estas ayudas servirán para financiar un programa de prácticas no laborales con el que 400 titulados universitarios y de Formación Profesional (FP) en desempleo podrán mejorar su cualificación profesional y ampliar sus opciones de acceder al mercado de trabajo.

En concreto, el programa de prácticas no laborales está dirigido a personas que hayan obtenido un título universitario, de FP o de enseñanzas escolares de régimen especial a partir del 1 de enero de 2015 y que figuren inscritas como desempleadas en el Servicio Público de Empleo de Castilla y León (Ecyl). La beca tendrá una duración de entre cuatro y seis meses y cada beneficiario recibirá un salario bruto mensual de 660 euros durante su estancia en la empresa.

La Consejería de Empleo e Industria, a través del Ecyl, financiará la cuantía de las becas, «incluido el coste de la cuota empresarial a la Seguridad Social», y se hace cargo también de los costes derivados de la gestión del programa en el que participan las universidades públicas de la Comunidad.

En total, la Fundación General de la Universidad de Burgos, la Fundación General de la Universidad de León y de la Empresa, la Fundación General de la Universidad de Salamanca y la Fundación General de la Universidad de Valladolid percibirán una subvención individual de 475.000 euros para colaborar en esta actividad por medio de la selección de los alumnos y de las compañías en las que realizarán las prácticas.

Igea ha explicado el doble objetivo de esta iniciativa impulsada por la Consejería de Empleo e Industria, facilitar la empleabilidad de un colectivo, el de los jóvenes, «que habitualmente encuentra dificultades para conseguir un puesto laboral pese a su alto nivel de formación», y poner a disposición de las compañías ubicadas en el territorio autonómico «mano de obra cualificada, lo que a su vez contribuye a reforzar la competitividad del tejido productivo y a retener talento».

Se elegirán de forma prioritaria empresas tractoras de Castilla y León, en especial las vinculadas a sectores definidos como estratégicos dentro de la Estrategia Regional de Investigación e Innovación para una Especialización Inteligente (RIS3) y a aquellos en torno a los que gira la actividad de las agrupaciones empresariales innovadoras (AEI) o ‘cluster’ de la Comunidad.

No hay comentarios

Dejar respuesta