Día de la Provincia de Zamora en Camarzana de Tera

TERRITORIO CIDIANO

FuenteCarlos Velasco / director de Noticiascyl
loading...

La celebración ayer, sábado, del Día de la Provincia de Zamora en Camarzana de Tera nos brindó la oportunidad de conocer este bello pueblo de la comarca de Benavente y los Valles.

Aunque la población del municipio no llega a los mil habitantes, dispone de todos los servicios básicos, incluido centro de salud y un instituto de enseñanza secundaria, amén de instalaciones deportivas de primer nivel, e incluso de un hotel.

Su casco histórico es extenso, con la mayor parte de las casas nuevas o rehabilitadas; las calles están asfaltadas y se veían limpias, especialmente ayer, claro, al ser el escenario elegido este año por la Diputación de Zamora para celebrar el Día de la Provincia, que congrega a la flor y nata de la sociedad zamorana.

Zamora sigue siendo una provincia poco conocida que siempre depara agradables sorpresas. Camarzana de Tera ha sido uno de esos gratos descubrimientos. Un pueblo bonito, cuidado, tranquilo, saludable gracias al magnífico entorno natural en que se halla enclavado, y con agua abundante por la cercanía del río Tera, el cual ha favorecido una pujante agricultura de regadío y la creación de una magnífica zona de baños en el paraje denominado ‘La Barca’.

Nos enteramos de paso de que también es un municipio muy dinámico desde el punto de vista económico, un rasgo del que dan fe las importantes empresas instaladas en su término municipal.

Resulta muy interesante asimismo en materia histórico-artística. Sobre el primitivo castro celta se erigió después la villa romana de Orfeo, que ha arrojado abundantes restos, entre ellos valiosos mosaicos.

En la Edad Media se construyó en sus inmediaciones la iglesia de Santa Marta de Tera, que formaba parte de un antiguo monasterio que tuvo gran importancia para los peregrinos que se dirigían a Santiago de Compostela por la Vía de la Plata. Este templo, otra de las joyas del arte románico en el territorio de Castilla y León por sus bellas portadas, ofrece cada año el espectáculo de la luz equinoccial de otoño y primavera cuando un rayo de sol ilumina el denominado capitel ‘del alma salvada’, igual que sucede en otros templos románicos de nuestra Comunidad, v. gr., en la iglesia de San Juan de Duero, en Soria, o en la del monasterio de San Juan de Ortega, en Burgos.

Junto a la iglesia de Santa María se erigió a mediados del siglo XVI un palacio renacentista que todavía se conserva y que fue utilizado como residencia de verano por los obispos de Astorga.

De lo que uno conoce, la Diputación de Zamora es de las que mejor organiza el Día de la Provincia. Y se supera de año en año, como ha sucedido en éste en el que la cifra de asistentes ha rondado las mil personas. Y eso que cada cual se sufraga el almuerzo. Un número considerable de invitados que obliga a un despliegue logístico amplio y eficiente, atento al más mínimo detalle para que todo salga a la perfección.

En el caso de la Diputación de Zamora, el Día de la Provincia se plantea como una auténtica fiesta. Una jornada de encuentro que permite poner en valor los rasgos esenciales de la provincia y de sus gentes. El acto central es la entrega de los premios ‘Tierras de Zamora’, que se conceden a personas o entidades que han destacado por algo en el año precedente o bien porque se premia una larga trayectoria.

La entrega de los premios permite a su vez un amplio despliegue de zamoranismo en derredor. Por ejemplo, que se conozca el trabajo que desarrollan los artistas zamoranos, muchos de ellos de talla internacional. En la presente edición, animaron los prolegómenos el grupo musical La Trasga de San Pedro de Ceque y el grupo de Gigantes de Camarzana de Tera.

Ya en el acto propiamente dicho, tanto en la apertura como en el cierre, intervino el barítono Luis Santana, acompañado por el pianista Antonio López Serrano, que con piezas como el ‘Ave María, ‘Zamora de mi amor’ o ‘Tío Babú’ consiguió emocionar a la concurrencia.

La presentación del acto corrió a cargo del mago y comunicador zamorano Miguel Romero Luis, conocido como ‘Miguelillo’, quien presenta actualmente el programa ‘Un País Mágico’ de TVE. Miguelillo condujo la gala con gran maestría, aderezándola con variados números de magia mientras iba dando paso a los intervinientes.

El almuerzo posterior sirve igualmente para la exaltación de los productos gastronómicos locales: espumas y yogures a base de los afamados quesos de Zamora, garbanzos de Fuentesaúco, pimientos de Fresco, carne de ternera alistana, vinos de Toro y Arribes…

Una brillante velada cultural, sin duda, que sube el listón de exigencia de año en año y de la que todos los asistentes salen satisfechos.

Inevitablemente, el asunto del separatismo catalán se coló en la gala. La propia presidenta de la Diputación, Mayte Martín Pozo, puso en pie a los asistentes al expresar su total apoyo a las fuerzas de seguridad del Estado, Policía y Guardia Civil, cuyos mandos provinciales, allí presentes, recibieron una intensa y prolongada ovación.

Como de costumbre, la presencia del número tres del PP, el también zamorano Fernando Martínez-Maíllo, acaparó los focos en los primeros momentos, con el problema de Cataluña en el punto de mira de la nube de periodistas. A partir de ahí, Martínez-Maíllo dio un paso atrás y se confundió entre los asistentes como un zamorano más, entre amigos y conocidos, dejando el protagonismo a la presidenta de la Diputación, Mayte Martín Pozo, quien ejerce siempre como solícita anfitriona.

Entre la numerosa concurrencia, pudimos ver, entre otros, a los alcaldes de Benavente y Toro, Luciano Huerga y Tomás del Bien, ambos socialistas, este último candidato a la secretaría provincial del PSOE Zamora, en reñida disputa con su compañero Antidio Fagúndez, al que se señala como candidato del aparato del partido. Aunque es consciente de la dificultad, Del Bien confía en que finalmente se alzará con la victoria.

Una jornada perfecta, con una climatología magnífica de no ser por la acuciante necesidad de lluvias, que nos permitió conocer otro de los bellos rincones que atesora esta variada, sorprendente y querida provincia que es Zamora, ay.

No hay comentarios

Dejar respuesta