Entre quesos, ‘chiguitos’ y ‘freixos’

CARTAS A MARIO

FuenteCarlos Velasco / director de Noticiascyl

Ayer, Mario, nos acercamos hasta Hinojosa de Duero, donde se celebraba la XIV Feria Internacional del Queso, que sigue en línea ascendente a pesar de que este año no han contado con ningún famoso para inaugurarla.

Sorprende que un pueblo pequeño como Hinojosa haya sido capaz de organizar una feria como ésta y convertirla en la tercera más importante de España después de las de Idiazábal y Trujillo. Un mérito sin duda de su alcalde, José Francisco Bautista; del propio Ayuntamiento, que es quien promueve la feria, y del pueblo todo de Hinojosa, que se vuelca al unísono en la organización y la acogida a los numerosos visitantes.

Cada año aumentan las solicitudes de estand y cada año llegan expositores desde puntos más distantes: Cantabria, Andalucía, Aragón, Valencia… De manera que en cada edición se hace necesario arañar más espacio al casco urbano para hacer cacho y atender todas las demandas de los productores.

Lástima que la consejera de Agricultura y Ganadería, Milagros Marcos, encargada inicialmente de inaugurar el certamen de este año, no pudiera asistir al mismo por circunstancias personales, según nos dijeron. En su lugar envió al director general de Producción Agropecuaria, Jorge Llorente, quien tampoco era mala representación.

El ‘chiguito’ de Mila

Nos explicaba Isa Bartol, de Quesería Cynara, que habían preparado a la consejera la sorpresa de un postre de queso personalizado, el ‘chiguito’, emulando el localismo palentino para denominar al niño pequeño, inquieto y juguetón: “El chiguito corito se escolinga por el arambol” (El niño desnudo se desliza por el pasamanos), que es la frase que sirve a los palentinos para identificarse entre sí como tales en cualquier lugar del mundo.

Hinojosa feria queso
El ‘chiguito’, elaborado por Quesería Cynara como detalle para la consejera de Agricultura y Ganadería de la Junta

Conque, en ausencia de Mila, nos obsequió Isa con el delicioso ‘chiguito’, que nos tomamos con sumo agrado, y a la salud, por supuesto, de la consejera cereal.

La creatividad gastronómica de Quesería Cynara parece no tener límites, y en cada edición sorprende a los visitantes de la feria con delicatessen diversas que tienen siempre al queso como cañamazo: el ‘chiguito’ de Mila, ‘cerezas’ de queso caramelizadas, piruletas, ‘jamones’ y un largo etcétera.

La feria nos permitió el reencuentro con numerosos amigos. Fernando Fregeneda Chico, de Quesería La Antigua, es una enciclopedia viviente de la leche y el queso de oveja. Y además transmite como nadie esos conocimientos arcanos mediante entretenidos shows que a un tiempo ilustran y divierten a la concurrencia, igual que los cuentos de El conde Lucanor.

Bodegas Carodorum de Toro son ya habituales de la feria. Los hermanos Guillermo y Luis Ángel, sus propietarios, han convertido la elaboración de vino casi en un sacerdocio. Y de ese buen hacer ha salido el vino Carodorum, un néctar de dioses que les reclaman ya desde todos los rincones del mundo.

Feria medieval de Freixo

Cada año se incrementa también la presencia de productores portugueses. En esta zona de la Raya salmantina la cooperación transfronteriza se hace realidad sin alharacas, y es habitual que en cualquier certamen a uno u otro lado de la frontera estén presentes ayuntamientos y cámaras municipales de la zona. Así, en Hinojosa siempre ondean las banderas de los municipios de Figueira de Castelo Rodrigo y Freixo de Espada à Cinta, en cuyos estand se organizan animadas degustaciones de productos que congregan a numeroso público.

Hinojosa Figueira Castelo Rodrigo
Feria del Queso de Hinojosa de Duero. Degustación en el estand de Figueira de Castelo Rodrigo

Otra de las novedades en la presente edición ha sido la puesta en marcha de forma paralela en el vecino municipio luso de Freixo de Espada à Cinta de una feria medieval. La iniciativa trata de fomentar el intercambio transfronterizo aprovechando la llegada de visitantes a la Feria del Queso de Hinojosa.

Conque, en compañía de los zamoranos Antonio Martín, director de la Asociación Etnográfica Don Sancho, y Mario González, del Casino de Toro, nos acercamos hasta Freixo para conocer y disfrutar de esta cercana feria medieval.

El casco histórico de Freixo ofrece, desde luego, un marco idóneo para la puesta en marcha de una feria de estas características. Una feria que ha alumbrado ya su primera edición de forma exitosa y que, a buen seguro, concitará el interés de numeroso público en próximas ediciones.

Freixo
Panorámica de Freixo de espada á Cinta desde la torre del castillo

Porque Freixo de Espada à Cinta es una bella desconocida. Una bonita y apacible ciudad, cargada de historia, patria del escritor Abilio Guerra Junqueiro, amigo de don Miguel de Unamuno, y con un entorno natural paradisíaco, de suaves montes tachonados de cuidadas extensiones de viñedos y olivares, con la zona fluvial de La Congida acaso como su principal exponente. Todo un deleite para los sentidos que nuestros amigos Toño y Mario supieron apreciar.

La visita a Freixo nos permitió asistir a la recreación teatral de la leyenda que supuestamente da origen al nombre de la ciudad, que en español significa exactamente Fresno con Espada al Cinto. No deja de sorprender que en un país que ha adoptado como forma de gobierno la república se escuche hablar tanto de reyes, y entre ellos especialmente de don Dionís, apodado el Labrador, rey liberal en todos los sentidos, incluyendo las relaciones amorosas.

Cuenta la leyenda que don Dionís pasó por lo que hoy es Freixo y que se echó a dormir bajo un gran fresno, en el que colgó su cinto y su espada, un hecho que acredita el origen regio de la ciudad, su papel en la historia portuguesa y su propio nombre.

Representación de la leyenda del rey don Dionís sobre la espada colgada en el fresno
Representación de la leyenda del rey don Dionís sobre la espada colgada en el fresno

Conque, jornada calurosa ayer en los confines de la provincia de Salamanca y en el sur de Tras-Os-Montes, donde el gran río de Castilla, el Duero, se hace navegable y se pierde en Portugal. Intensa jornada entre quesos, ‘chiguitos’ y ‘freixos’.

Una zona ésta con un gran potencial turístico que, a tenor de los proyectos que se atisban en el horizonte, en los próximos años se convertirá en un importante foco turístico de Castilla y León y Portugal. Al tiempo.

 

 

No hay comentarios

Dejar respuesta