Avanza la reforma estatutaria para suprimir los aforamientos

FuenteEuropa Press
Hemiciclo durante las sesiones plenarias de esta semana. Fotografía: Cortes de Castilla y León
loading...

El Grupo Parlamentario Socialista ha respaldado este miércoles iniciar los trámites para trabajar en la reforma del Estatuto de Autonomía propuesta por PP y Cs con el fin de eliminar aforamientos aunque, como ha señalado el portavoz del PSOE, Luis Tudanca, será en el proceso de negociación posterior en el que se determine el voto definitivo de los socialistas a esta iniciativa en la que, a su juicio, la inclusión de un suelo social es «irrenunciable», al igual que avanzar en una modificación con «consenso».

En concreto, en el Pleno de las Cortes se ha debatido la toma en consideración de la reforma del Estatuto planteada por PP y Cs que ha contado con el respaldo de todos los grupos a excepción de la abstención de UPL y la defendida por el PSOE en la que se incluía un suelo social que no ha salido adelante con los votos en contra del PP y Ciudadanos y la abstención de UPL y Por Ávila.

En el turno de defensa de su iniciativa, el portavoz del PP, Raúl de la Hoz, ha asegurado tener una sensación «agridulce» al no haber conseguido la unión de todos los grupos en el planteamiento de esta reforma del Estatuto, algo que ha achacado a la «cerrazón» del PSOE que tiene «negación absoluta» al diálogo con el PP y Ciudadanos.

Así, ha lamentado que la modificación que hoy inicia su andadura formara parte del acuerdo de gobernabilidad suscrito entre el PP y Cs, ya que «el PSOE está sistemáticamente en contra de todo lo que reafirme ese acuerdo aunque sea positivo para los ciudadanos». «Esta es la responsabilidad del PSOE, no pensar en lo bueno para los ciudadanos sino dar pequeñas patadas en las espinillas al Gobierno de Castilla y León», ha reseñado, tras lo que ha pedido que se «olviden» de la «actitud infantil» del «no es no».

Así, en su intervención, De la Hoz ha ofrecido al PSOE aceptar en la tramitación posterior dejar sin contenido el artículo 29 del Estatuto, como defiende el PSOE, en el que se establecía que el presidente y los miembros de la Junta «no podrán ser detenidos ni retenidos sino en caso de flagrante delito».

Además, el portavoz del PP ha planteado también abrir la mesa de negociación en la que se trabajó en 2017 para avanzar en un debate «más amplio» sobre el resto de cuestiones que los socialistas pretenden introducir en la reforma estatutaria para, independientemente de esta primera modificación, avanzar en unos cambios más profundos.

Por su parte, la portavoz de Ciudadanos en las Cortes, Carlota Amigo, ha señalado que modificaciones similares se han aprobado en otras autonomías con el respaldo del PSOE, así ha pedido a los socialistas que sean claros y digan si pretenden poner «palos en la ruedas» para suprimir aforamientos.

«Nosotros no queremos estar aforados», ha aseverado.

«Han hecho volar los cimientos»

Por su parte, la viceportavoz del PSOE, Virgina Barcones, ha argumentado el voto a favor de los socialistas a la iniciativa planteada por PP y Ciudadanos, un respaldo que ha basado en su apoyo a la supresión de aforamientos para procuradores y miembros de la Junta, un punto en el que ha dado la bienvenida al PP que «en otras épocas no lo tuvieron tan claro».

Tras afear la ausencia en el debate de la toma en consideración de la reforma del Estatuto del presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, y el vicepresidente, Francisco Igea, Barcones ha recordado que la reforma final exige el respaldo de los dos tercios de la Cámara y ha insistido en que el partido al que representa no entiende por qué PP y Cs limitan a un solo punto una reforma «muy compleja».

Así, ha criticado que el PP y Cs hayan ido «por libre» en la elaboración de su propuesta, con lo que han hecho «volar» los «cimientos» del consenso sembrado en la Comunidad, por lo que ha advertido a los responsables de ambas formaciones de que serán los «únicos responsables» del «bloqueo» de la reforma si «se empeñan en esta imposición».

En este sentido, el portavoz del PSOE, Luis Tudanca, en su turno de defensa de la toma en consideración de la reforma planteada por los socialistas ha recordado las palabras del expresidente de la Junta, Juan Vicente Herrera, cuando se abordaron otros cambios en el Estatuto. «La pieza clave para la reforma del Estatuto es el consenso entre las dos fuerzas mayoritarias de Castilla y León y debe ser pactada y con el máximo consenso», ha parafraseado.

«Eso era otro PP», ha señalado Tudanca, quien ha defendido que esas palabras son compartidas «absolutamente» por el PSOE. «Nosotros somos gente de palabra y vamos a seguir respetándola», ha aseverado, a lo que ha añadido: «No puede haber reforma sin consenso».

No obstante, Tudanca ha lamentado que «ahora» en Castilla y León «ya no vale ni la palabra ni la firma comprometida». «Hoy, el Gobierno puede firmar un acuerdo con los sindicatos de esta Comunidad y no cumplirlo, hoy, ustedes han traído el debate partidista a un tema, una reforma de nuestro Estatuto de Autonomía, que nunca nadie había manchado para enjuagar un pacto de gobierno que la gente no quería y así callar su conciencia», ha aseverado.

«Ya les digo hoy que sin los votos del PSOE no habrá reforma del Estatuto y sin los votos de los demás partidos, sean o no imprescindibles, tampoco, debemos garantizar la unidad», ha defendido Tudanca, quien ha insistido en que los socialistas sólo «empujarán» en una dirección, la de avanzar en los derechos sociales de los ciudadanos.

Así, tras respaldar las dos propuestas de toma de consideración debatidas hoy, Tudanca ha preguntado cuál es la razón para oponerse a blindar «la sanidad, la educación, la atención a dependientes y los servicios sociales».

Para cerrar el debate, Tudanca ha insistido en la necesidad de avanzar ahora en los trabajos para encontrar «el camino común» y conseguir una reforma «de todos».

En este sentido, el portavoz del PP ha respondido al líder socialista, a quien ha pedido que no haga «trampas», un punto en el que ha desvelado que convocaron al PSOE a una reunión para abordar la eliminación de aforamientos y no se presentaron. «No quisieron sentarse a hablar de esta cuestión, se niegan a cualquier posibilidad de debate, su problema no es con el suelo social, su problema es que no soportan que PP y Ciudadanos estemos gobernando en Castilla y León».

Por último, De la Hoz ha insistido en su ofrecimiento de trabajar primero para sacar adelante la eliminación de los aforamientos y después avanzar en una reforma más «amplia».

No hay comentarios

Dejar respuesta