Festividad de San Luis

Entre primos anda el juego de política y toros

FuenteLuis Falcão | @luischiado
loading...

Las instituciones regionales de Castilla y León empiezan una nueva legislatura, que comenzó su andadura en la mañana de este veraniego viernes de junio, entre el Corpus y San Juan. El Señor y las meigas, que haberlas haylas y, además, en la festividad de San Luis que , por cierto, coincide con el inicio del verano. Tiempo de sol y esperemos también que tiempo de luz, porque el calor se lo llevó todo el nuevo presidente de las Cortes de Castilla y León, el salmantino Luis Fuentes, de Cs. Carlor de su padre, Marcial Fuentes, de su familia –en primera fila en la tribuna deinvitados- quien se emocionó y derramó alguna lágrima cuando su hijo fue proclamado presidente por 41 votos –PP más Cs- frente a los 37 de la socialista Ana Sánchez –PSOE  más Podemos- y tres en blanco –UPL, Vox y Por Ávila-.

Calor se llevó Luis Fuentes de los suyos. Emotivo fue el abrazo entre Fuente y Francisco Igea, llamado a ser vicepresidente y consejero de Presidencia de la Junta de Castilla y León. Los dos baluartes de Cs en esta nueva andadura de la mano del PP de Alfonso Fernández Mañueco, que lucía rostro feliz, aunque en muchas ocasiones serio, al considerarse ya –tras la firma del ‘Acuerdo para el Gobierno de Castilla y León’, que contiene 100 medidas, para que sea elegido presidente de la Junta, tras las negociaciones para la conformación de un gobierno conjunto de Partido Popular y Ciudadanos, aceptable para ambas partes y, de esta forma, poder iniciar el procedimiento de investidura.

Emotivos y calurosos, aunque no bochornosos, los abrazos con su gente. Con los procuradores que lo han acompañado en estos cuatro años anteriores y con los nuevos. Eso sí, si el PP aplaudía –es una victoria casi de guerra mantener el Gobierno regional- de manera exultante, no así el Grupo Socialista, que mantenía su silencio. Bueno, también hubo rumor, tumulto y risas cuando el nuevo presidente dijo que “llegaba un tiempo de cambio”. Suponemos que esas risas que parecían en las caras de la bancada de la oposición eran el disfraz de las penas que iban por dentro. De ver todo en la mano, a nada. Cosas de la política, de estos políticos y de estos tiempos de ahora.

Esperábamos más asistencia al pleno que, por cierto, no llenó las dos tribunas, la de invitados y la alta. La delegada del Gobierno en Castilla y León, Mercedes Martín, de rojo sangre en jornada tan especial y triste. También los presidentes del Consejo Consultivo, el salmantino Agustín Sánchez de Vega, el también presidente del Consejo de Cuentas, Mario Amilivia González, los secretarios generales de UGT y COO de Castilla y León. Como también el secretario general de Vox, el abogado hispanoargentino Francisco Javier Ortega Smith-Molina, que susurraba al oído del procurador de Vox por Valladolid, miembro del Grupo Mixto de las Cortes, Jesús María García-Conde del Castillo, lo que tenía que decir. Y juró su cargo “Por España, sí juro”, la misma fórmula que utilizaron los miembros de su partido en la constitución del Congreso de los Diputados.

Un pleno sobrecargado de actuaciones, sobre todo en la bancada socialista, y más silencio y cabeza baja el procurador de extrema derecha, que se sienta muy cerca de Podemos, donde Pablo Fernández anuncia legislatura de oratoria dura y «con moción de censura en cada momento», dentro del Grupo Mixto, eso sí, haciendo de cinturón sanitario –este sí lo es- el leonesista Luis Mariano Santos y el representante de Por Ávila, Pedro Pascual, que también es presidente del Real Ávila, quien por cierto estuvo acompañado del alcalde de la ciudad abulense y ex presidente de la Diputación por el PP, José Manuel Sánchez Cabrera. Por cierto, mientras juraba “Por Ávila” su cargo Pascual, la mirada del procurador abulense Miguel Ángel García Nieto –hombre fiel a Fernández Mañueco- lo decía todo, menos amigo cualquier cosa.

Hoy toca crónica dulzona, porque como decía a este periodista un procurador de la ‘ancha Castilla’, en esta legislatura el Tormes pasa por Valladolid. Pues sí. Salmantinos son el presidente de las Cortes y, esperemos que en unos días, el presidente de la Junta de Castilla y León. También fue un placer volver a encontrarse con amigos dejados en las Cortes cidianas allá por el mes de marzo. Como Roberto y Mario… seguro que llamados, como Raquel, a ocupar lo que se merecen como grandes profesionales. Y de Salamanca vimos también a la teniente de alcalde de la capital, Ana Suárez, quien reconoce que la política está en Valladolid, y al concejal de Turismo, Fernando Castaño, buscando impulsar el turismo en la región. Es que Cs estaba de moda esta mañana de viernes, inicio del verano y festividad de San Luis, ay!

P.D.: Es agradable observar al nuevo presidente de las Cortes, Luis Fuentes, haciendo uso del comedor de las Cortes, acompañado de su gente, como en su etapa de portavoz de Cs. Sin comedores privados y a pecho descubierto entre trabajadores, procuradores, periodistas y visitantes. Así empezamos bien!

El presidente de las Cortes, Luis Fuentes, mira hacia la tribuna donde se encontraban sus padres./ FALCAO

 

No hay comentarios