Valladolid se luce por Navidad

La capital del Pisuerga se ha puesto su mejor traje para brillar con su preciosa indumentaria navideña. 1.893.073 luces que conforman el Árbol de los Deseos de la Plaza Mayor, la Gran Bola de la calle Santiago, la decoración de Zorrilla, y la iluminación de las 62 calles hacen que Valladolid presente una bella estampa navideña y sea un reclamo para que los vallisoletanos salgan a la calle y los forasteros lleguen a la ciudad, como resalta la concejala de Cultura y Turismo en el Ayuntamiento, Ana Redondo, en declaraciones a NoticiasCyL.

FuenteAlvar Salvador
loading...

La Navidad es uno de los periodos más mágicos del año. En estos días se recuerda el nacimiento de Jesucristo en Belén y es un momento perfecto para que muchas personas se reencuentren con sus seres queridos alrededor de una mesa en la que disfrutar de una buena cena y la mejor compañía.

Valladolid se ha engalanado este año con su mejor traje y muestra un aspecto perfecto en estas noches preciosas. 1.893.073 luces conforman el Árbol de los Deseos, que se ubica en la Plaza Mayor, la Gran Bola, que da la bienvenida a los viandantes que entran a Santiago por Plaza Zorrilla, su decoración, y las 62 calles que lucen preciosas y que están haciendo las delicias de todos, también de la LUCI, entidad internacional dedicada a valorar los proyectos lumínicos más atractivos, vanguardistas y sostenibles, que ha decretado que Valladolid cuenta con la mejor iluminación navideña del mundo.

La iluminación es un atractivo de primera magnitud en Valladolid, no solo para los ciudadanos que están encantados y que se sienten orgullosos de su ciudad llegándola a comparar con otras del entorno sino también para los turistas que vienen a visitarnos”, asegura Ana Redondo, concejala de Cultura y Turismo en el Ayuntamiento de Valladolid, en declaraciones a NoticiasCyL.

Un pistoletazo de salida de quilates

“Siempre tuvimos claro que el día de la inauguración de la iluminación tenía que convertirse en un gran evento para la ciudad. En Valladolid somos especialistas en organizar grandes eventos como el Teatro de Calle, la Seminci, la Semana Santa. Queríamos también aprovechar este”, nos confiesa la concejala.

Y vaya si lo hizo el Consistorio pucelano que organizó una noche mágica a orillas del Pisuerga ese 1 de diciembre con un videomapping espectacular sobre la fachada del Ayuntamiento aderezado con pirotecnia y un concierto desde el balcón que hicieron las delicias de los miles de vecinos y turistas que disfrutaron también con el encendido de los 136.640 puntos de luz del Árbol de los Deseos.

Redondo nos cuenta que la apertura del encendido este año “es la culminación de un evento que llega para quedarse” en un acierto tremendo al “mezclar iluminación y música” en unos actos que fue retransmitidos en directo por varios canales nacionales, llegando también, a través de las redes sociales, a distintos puntos del mundo para reforzar aún más si cabe la imagen en el exterior de la ciudad.

El Árbol de los Deseos y la Bola navideña, los grandes atractivos

Este año queríamos que el Árbol de los Deseos fuera un poco más grande que el pasado para incrementar la espectacularidad. Siempre gusta verlo más grande y mejor decorado”, apunta la concejala, citando al elemento más mágico de la Navidad vallisoletana que este año mide ni más ni menos que 30,8 metros de alto, si sumamos tanto el árbol (28,8 metros) como la estrella (2 metros).

Además, en esta ocasión se suma otro elemento mágico que se ubica en la calle Santiago y que da la bienvenida a los viandantes, que además pueden transitar por debajo de una Bola de Navidad que tiene un total de 47.980 puntos de luz, doce metros de diámetro y se está convirtiendo ya en punto de encuentro para realizar los mejores selfies.

La responsable de Cultura y Turismo nos confiesa que desde el Ayuntamiento “se buscaba poder disfrutar de la iluminación espectacular desde la calle Santiago” y crear “un eje entre Zorrilla, Santiago y Plaza Mayor que fuera interesante tanto para que los vecinos salieran a la calle como para que el turista visitara la ciudad”.

La importancia de las luces para el turismo y el comercio

Valladolid está este año especialmente iluminada y esta iluminación sirve de reclamo para las compras. La de Navidad es, para el comercio de proximidad, la más potente del año y eso repercute en el turismo”, asegura Redondo, que vuelve a recalcar la dificultad que pasan estas pequeñas tiendas frente a las grandes superficies.

La campaña, en lo que al aspecto turístico se refiere, es más complicada por la climatología y la temperatura que es fría. Sin embargo, la concejala no duda en asegurar que “el turista va buscando esa Navidad que una ciudad como Valladolid muestra, exhibe, y se enorgullece de ella”.

La iluminación en la capital del Pisuerga está despertando pasiones tanto dentro como fuera de la ciudad, elogios y buenas críticas. La magia de este periodo navideño se deja notar en la atmósfera con los millones de luces existentes en la ciudad en un día y una noche especial como esta para brindar con nuestros seres queridos.

No hay comentarios