100 jarras por el consumo de agua del grifo

FuenteEuropa Press
Imagen de la presentación de la campaña. Fotografía: Europa Press

Aquona entregará a Cruz Roja en Castilla y León 100 jarras de cristal para promocionar el consumo de agua del grifo y no usar botellas de plástico dentro de la campaña ‘Agua de confianza’ que ambas organizaciones han presentado este miércoles en Palencia.

El gerente de Aquona en la zona este, Javier del Sol, ha explicado que esta campaña se une a otra que Cruz Roja inicia en el periodo de verano y con el calor para «dar consejos a los grupos de gente más sensible de que conviene hidratarse» con el objetivo de que las olas de calor no terminen de forma «traumática».

Así, la empresa entregará 100 jarras de cristal a Cruz Roja para que sustituyan a las botellas de plástico en las reuniones porque «el agua del grifo es de confianza y tiene garantías» y además, tiene un componente medio ambiental al no usarse botellas de plástico.

El secretario de Cruz Roja en la región, Carlos Santos, ha destacado que el compromiso «va más allá del ámbito publicitario» porque en la actualidad se sufre una «avalancha» de plástico que causa grandes problemas con el cambio climático y amenaza el planeta.

‘Agua de confianza’ pretende promocionar beber agua del grifo porque según ha apuntado el director General de Aquona, Jesús García, «es más ecológica, barata, educativa y de calidad» por ser el alimento «más controlado del mundo» ha añadido. Asimismo, se «colabora con cuidar el medio ambiente y reducir el consumo de plástico» ha subrayado.

Asimismo, Cruz Roja va a eliminar también los vasos de plástico y está en proceso de sustituirlos por recipientes de cristal. De esta manera el ahorro será de miles de botellas de agua diaria al día.

El consumo inteligente de agua del grifo no genera residuos plásticos, no necesita ser transportada en vehículo y contribuye a reducir las emisiones de CO2 a la atmósfera.

Además, es el recurso más controlado del mundo y puede suponer el ahorro de alrededor de 400 euros que cuestan 1.000 litros de agua en el supermercado, por lo que una familia de cuatro personas ahorraría al año 1.200 euros si bebiese agua del grifo en vez de embotellada.

No hay comentarios