La candidata socialista al Ayuntamiento de Palencia confirma que gobernará Ciudadanos

El candidato de ciudadanos, Mario Simón, va a asumir el puesto de alcalde de la capital palentina

FuenteEuropa Press
El Ayuntamiento de Palencia

La candidata socialista a la Alcaldía de Palencia, Miriam Andrés, ha confirmado esta tarde que el candidato de ciudadanos, Mario Simón, va a asumir el puesto de alcalde de la capital palentina.

Así lo he hecho en una rueda de prensa convocada a última hora para hablar del pacto al que han llegado el Partido Popular y la formación naranja a través del cual ceden la Alcaldía de Palencia, entre otras, por la Junta de Castilla y León.

Andrés ha afirmado, que a través de un mensaje, Simón la ha comunicado qué «asumía la responsabilidad de ser alcalde» porque la encomienda «venía de muy arriba».

Si Ciudadanos se hiciera finalmente con la Alcadía, «Simón va a gobernar una ciudad que no le ha votado», ya que ha conseguido 5.000 de los 43.000 votos de la capital gracias a entregar Castilla y León al partido que lleva 32 años gobernando la Junta y que «perdió las elecciones autonómicas», ha criticado.

«¿De verdad alguien se cree que con tres concejales de 25 se puede sentir legitimado para gobernar una ciudad?. O es un ignorante o muy atrevido o las dos cosas», ha aseverado Andrés.

La socialista ha añadido que no se puede confiar en que el tándem Simón-Polanco vaya a defender los intereses de la ciudad ante otras administraciones porque «no han sido capaces de defender sus propias cabezas en un pacto hecho desde Madrid», porque el segundo está escondido «tragando» que sus concejales en Palencia «queden a las órdenes y el mandato del Señor Rivera» y el primero aceptando una Alcaldía que hasta ayer por la noche «rechazaba por sentido común».

Miriam Andrés, arropada por todos sus concejales y como lista más votada, se ha querido erigir como altavoz de una ciudadanía que «está indignada» y ha transmitido la voluntad de los socialistas de trabajar para que Palencia salga del ostracismo en el que la ha metido la derecha en estos últimos ocho años, para luchar «contra el compadreo y el manoseo político que ensucia algo tan grande como la defensa y la gestión de lo público».

No hay comentarios