Puesta a punto de la Iglesia Parroquial de Cevico Navero en Palencia

La Junta otorga 257.000 euros para las obras de restauración del templo palentino

FuenteEuropa Press
Iglesia de Cevico Navero en Palencia./ Google Maps

El Consejo de Gobierno ha aprobado un gasto de 257.552 euros por parte de la Consejería de Cultura y Turismo para la contratación de las obras de restauración de las armaduras de la iglesia parroquial de la localidad palentina de Cevico Navero.

Esta intervención se centra en la recuperación y conservación de las armaduras, respetando la huella del paso del tiempo y su propia historia, con el objetivo principal de devolver a la obra su integridad mecánica y estética.

La iglesia de Cevico Navero tiene su origen en los siglos XII y XIII, tratándose de un ejemplo notable del románico de la provincia de Palencia. Su planta de tres naves se remata con una torre de planta cuadrada sobre el ábside del evangelio.

La intervención objeto de este contrato abarca las tres armaduras diferentes del interior del templo: la techumbre que cubre la nave central, la que culmina el presbiterio y el alfarje del coro. Todas ellas se pueden asociar al mismo momento histórico, aproximadamente a finales del XV.

La armadura de la nave es ochavada de limabordón y presenta un doble arrocabe perimetral del cual surgen los canes tallados que soportan los seis dobles tirantes. En la tablazón de la armadura alternan las bandas decoradas e incisas (las cintas) con las superficies lisas de la tablazón que cubren los casetones. Los pares o alfardas y nudillos van tallados en el papo con red de rombos, círculos e incisiones.

La armadura del presbiterio es una estructura reconstruida tras un incendio, del que se desconoce la fecha en la que se produjo, que afectó a esta zona de la iglesia y destruyó su original estructura de madera. Está formada por ocho faldones cuyas intersecciones dan lugar a líneas de limas. Presenta una elemental monocromía blanca similar a la que se puede observar en la techumbre de la nave central, por lo que se presupone que fue reconstruida basándose en la anterior.

Finalmente, la armadura del coro se desarrolla en las tres naves de la iglesia, abarcando la crujía de los pies del edificio. Se trata de un forjado horizontal de piso al uso. El forjado se adelanta hacia el presbiterio respecto de la línea de la durmiente con la ayuda de una serie de canecillos volados en tres niveles, contribuyendo de esta manera a mejorar tanto el comportamiento estructural como el resultado estético del conjunto.

Por ello, con las obras de restauración en dichas armaduras se pretende recuperarlas y conservarlas convenientemente, respetando, no obstante, las huellas que ha dejado en ellas el paso del tiempo y su propia historia, para devolverlas su integridad mecánica y estética.

No hay comentarios