Mejorar la accesibilidad de las personas con discapacidad es posible

La oficina de accesibilidad cognitiva de Palencia adaptará espacios y documentos para mejorar la calidad de vida

FuenteEuropa Press
El Ayuntamiento de Palencia

La oficina de accesibilidad cognitiva de Palencia que ha puesto en marcha la Fundación San Cebrián en la plaza Juan XIII de la capital, va a adaptar espacios y documentos para mejorar la calidad de vida de las personas, tanto con discapacidad como sin ella.

Se trata de una proyecto que ha nacido gracias a un impulso económico del Club Rotary Palencia y que bajo el nombre ‘Fácil para tí’ es un servicio pionero al ser la primera de la provincia, y cuenta con el trabajo de 10 personas con discapacidad intelectual y cinco técnicos de la entidad.

La directora de la Fundación, Eva del Río, ha presentado este miércoles la oficina que «pretende generar un entorno y una sociedad mucho más fácil» a la vez que ser la llave a la participación de las personas con discapacidad y con algún otro problema de comprensión. Asimismo, ha explicado que se pretende que en un futuro genere algún puesto de trabajo para personas con discapacidad intelectual.

«La oficina está abierta a toda la sociedad porque pretende ayudar a los servicios, entidades e instituciones para que generen recursos fáciles y documentos en lectura comprensible para todo el mundo así como al estudio de edificios y de entornos que facilite el que la gente pueda participar» ha señalado.

Se trata de una proyecto «innovador y necesario» para todos los ciudadanos en el que el valor añadido lo aportan las personas con discapacidad que en esta oficina ejercen de «validadores» ha apuntado la responsable de Comunicación de la Entidad, Leonor Ramos.

«Los técnicos podemos adaptar un texto en lectura fácil pero lo que va a enriquecer el trabajo que vamos a presentar a la sociedad o a la personas que nos lo requieran es que va a estar validado por personas con discapacidad».

Además, en un futuro se quiere que sean validadores no solo con personas con discapacidad, sino también extranjeros, personas mayores, etc, porque «todos tenemos dificultades de comprensión lectora» ha manifestado explicado Ramos.

Una validación que como ha explicado Inma Gutiérrez, una de las validadoras, comienza con el análisis de espacios públicos y privados «para ver si cuentan con las suficientes señales y si cualquier persona sería capaz de moverse por él sin necesidad de preguntar» o leyendo textos que ya están escritos en lectura fácil para ver si se entienden o hay alguna palabra complicada, para poner una «correcta y más fácil».

No hay comentarios