Un descuido que le pudo buscar la ruina

La propietaria de un establecimiento de León se dejó las llaves en la puerta

FuenteRedacción
loading...

Tremendo susto por un olvido muy habitual. Agentes de la Unidad de Barrio (UBARRIO) de la Policía Local de León ha localizado a la propietaria de un establecimiento que se había olvidado las llaves puestas en la cerradura.

La dueña finalizó su jornada laboral y al cerrar su local se dejó las llaves en la puerta, fruto de un descuido ocasional. Los agentes accedieron al establecimiento junto a su propietaria para inspeccionar el lugar.

Tras registrar el local, la titular no echó nada en falta. Finalmente, todo quedó en un susto.

No hay comentarios

Dejar respuesta