El ‘Cara al sol’ les puede costar la cárcel

Dos guardias civiles obligaban a meterse balas en la boca a los clientes de un bar de Carrizo de la Ribera

La Fiscalía pide dos años de prisión y otros dos de inhabilitación para dos agentes de la Guardia Civil por un presunto delito de coacciones y por abuso de su cargo público.

Los dos guardias civiles actuaron en un bar de la localidad leonesa de Carrizo de la Ribera donde comenzaron a cantar el ‘Cara al sol’, obligaban a los clientes del establecimiento a meterse balas en la boca, a fumar y a apagar sus teléfonos móviles.

Los hechos ocurrieron en el año 2013 y serán juzgados el próximo 28 de febrero en el Juzgado de lo Penal número 1 de León.

No hay comentarios