Concentración de Satse para reclamar las 35 horas semanales para enfermería

Reclaman al Gobierno autonómico que se implante la jornada de 35 horas semanales para los profesionales sanitarios, que han quedado excluidos del acuerdo que devuelve esa jornada al resto de empleados públicos.

Una concentración de SATSE

El Sindicato de Enfermería Satse y León se ha concentrado este lunes ante la Presidencia de la Junta de Castilla y León para reclamar al Gobierno autonómico que se implante la jornada de 35 horas semanales ya para los profesionales sanitarios y sociosanitarios, que han quedado excluidos del acuerdo que devuelve esa jornada al resto de empleados públicos.

Satse, en un comunicado recogido por Europa Press, ha resaltado que estos profesionales sanitarios que hacen turnos han sido excluidos del acuerdo firmado fuera de las mesas de negociación oficiales por la Junta y CCOO y UGT, acuerdo por el que el resto de empleados públicos se beneficiarán ya este verano de esa vuelta a la jornada de 35 horas.

Por el contrario, a los empleados sanitarios y sociosanitarios sólo se les permitirá disfrutar un día libre durante este año 2018, a partir del 22 de diciembre, cuando el incremento de jornada hasta las 37,5 horas semanales supuso casi 16 días de trabajo más al año para el personal sanitario y de Servicios Sociales, ha afirmado el sindicato.

Asimismo, Satse exige que esa vuelta a las 35 horas se produzca con la dotación económica suficiente que permita revertir las plantillas como mínimo a la situación que había cuando se aplicaron los recortes por la crisis.

De este modo, considera que debe producirse un aumento de la plantilla con una enfermera más por unidad de hospitalización, una enfermera más por centro de salud y una enfermera más por cada centro de la Gerencia de Servicios Sociales.

COLECTIVOS EXCLUIDOS
Satse ha criticado que la Junta de Castilla y León diga que aboga por las 35 horas semanales para los empleados públicos y, sin embargo, haya dejado a un colectivo tan numeroso como el de Sanidad y Servicios Sociales sin poder disfrutar de esta medida, discriminándolo respecto a otros trabajadores públicos de la Administración Autonómica.

En esta línea, ha señalado las “repercusiones negativas” que esto tiene para que los profesionales enfermeros puedan conciliar su vida familiar y laboral.

“Así, el Gobierno regional es capaz de afirmar que esta vuelta a las 35 horas semanales se adopta porque pretende fomentar la conciliación de la vida laboral y familiar de los empleados públicos, pero impide que la puedan disfrutar los sanitarios y sociosanitarios, que trabajan a turnos”, ha asegurado el sindicato.

A este respecto, ha añadido que es el caso de las enfermeras precisamente quienes, por esas condiciones de trabajo a turnos, tienen más dificultades para disfrutar “plenamente” de una conciliación de su trabajo con su vida familiar debido a la escasez de personal y la ausencia de sustituciones de los permisos de este personal.

No hay comentarios