Quiñones: El fuego de la Cabrera está “tendiendo al control”

El consejero de Fomento advierte de la peligrosidad de la inminente llegada de una borrasca con viento y sin agua

Imagen desoladora del monte quemado

Las llamas van desapareciendo del horizonte de los montes de La Cabrera y el humo se hace menos espeso. Hay cierta esperanza de que, por fin, quede dominado el fuego que, desde el lunes, ha arrasado cerca de 10.000 hectáreas de monte, la mayoría de matorral. El perímetro de la zona calcinada es ya de 55 kilómetros.

A lo largo de la jornada de hoy el Operativo de lucha contra incendios forestales de Castilla y León, apoyado por los medios del MAPAMA y la UME, una vez estabilizado el incendio de Encinedo, ha continuado trabajando para evitar que se amplíe su perímetro exterior que actualmente supera los 55 kilómetros de longitud.  En Encinedo continúan trabajando ocho técnicos, diez agentes medioambientales, once medios aéreos, dos BRIF, ocho bulldózer, cinco autobombas, ocho cuadrillas, dos unidades de la UME, todos ellos coordinados desde el puente de mando.

CONSEJERO DE FOMENTO

El consejero de Fomento y Medio Ambiente de Castilla y León, Juan Carlos Suárez-Quiñones, ha manifestado esta mañana en Ávila que los servicios de extinción vigilan las posibles reproducciones del fuego desatado en Encinedo  y ha explicado que su actual estado está «tendiendo al control». El consejero ha considerado en declaraciones a los periodistas que el nivel 2 de peligrosidad en la escala Infocal se mantiene «por precaución», aunque el fuego está «estabilizado» y su perímetro se encuentra «asegurado».

Esto no quiere decir que pueda haber «reproducciones por el viento», ha apuntado Suárez Quiñones y ha añadido que se acerca un  momento «delicado» que se vivirá en las próximas horas como consecuencia de una borrasca que afectará la zona, que no está previsto que deje lluvia. Por ello, ha advertido de que se está «muy vigilante a las reproducciones en el perímetro de ese perímetro de ascuas e incandescente que se va enfriando paulatinamente».

Por todo ello, ha pedido a los vecinos de la zona de la Cabrera que «no se asusten» si observan algo de humo o fuego, teniendo en cuenta que se están haciendo «actuaciones de contrafuegos para asegurar determinadas zonas». «No hemos tenido reproducciones significativas», ha explicado el consejero, quien ha reconocido que «se tiende hacia el control total» de las llamas, mientras el tiempo corre a favor de los medios de extinción.

Suárz Quiñones ha advertido que los trabajos para sofocar definitivamente las llamas «van a llevar muchos días», tal y como ha recordado que sucedió hace semanas en la vertiente norte de la Sierra de Gredos, que tardó en torno a diez días en quedar extinguido definitivamente.

Tras indicar que el origen de todos los fuegos se investiga, ha hecho un llamamiento a la población para «delatar a los criminales» que practican lo que ha denominado «terrorismo natural». Después de señalar que «la inmensa mayoría de los fuegos» son intencionados, ha recordado que en esta semana se ha declarado en Castilla y León un centenar de incendios, de los cuales ayer se atendieron 33 y hoy 25, de ahí que considere necesario «desenmascarar» a quienes los provocan.

No hay comentarios

Dejar respuesta