Nuevas intervenciones para el «atractivo» de la Real Colegiata de San Isidoro

Además de la restauración del claustro, los trabajos tendrán continuidad con las pinturas murales del Panteón Real

FuenteRedacción

El consejero de Cultura y Turismo, Javier Ortega, ha presentado hoy las obras de restauración del claustro de la Real Colegiata de San Isidoro, acompañado del abad de la Colegiata, Francisco Rodríguez, en el marco de colaboración existente entre la Junta de Castilla y León, el Cabildo de la Real Colegiata y la Fundación Monte Madrid, para la puesta en valor de este singular templo. Esta nueva actuación de la Consejería servirá para aumentar el atractivo que ya tiene la Colegiata, reforzándola como hito cultural y espiritual de cara al próximo Jacobeo 2021.

El consejero ha destacado que la Junta es consciente de la importancia de este templo, dada su riqueza artística y su importancia histórica – sepultura de Reyes, hito de peregrinos y cuna del parlamentarismo- y por ello viene realizando a lo largo de los últimos años una labor de apoyo continuo con numerosas actuaciones, que han tenido que ver no solo con la recuperación material del conjunto (la restauración de la torre, las cubiertas de las naves de la iglesia, los paramentos interiores de la iglesia, la restauración de la fachada meridional con su puerta del Cordero y su puerta del Perdón), sino también con su uso. Entre estas últimas cabe destacar las de adecuación energética de la iglesia o la mejora de su accesibilidad.

Desde el año 2009 se viene colaborando con el Cabildo de la Colegiata y con la Fundación Monte Madrid para la puesta en marcha de un Proyecto Cultural para una nueva musealización del conjunto, comprometiéndose la Consejería de Cultura y Turismo a realizar los trabajos de restauración necesarios para la correcta conservación de los bienes patrimoniales de la Real Colegiata. En el ámbito de este acuerdo, la Junta llevó a cabo en 2017 la restauración de las pinturas de la Cámara de Doña Sancha. Se trata de una intervención desde el punto de vista técnico, que ha logrado una lectura coherente de conjunto, como sala pintada y decorada, en el que se integran todas las aportaciones conservadas correspondientes al momento en que fue Sala Capitular y que se mantuvo hasta principios del siglo XX. Esta intervención se ejecutó con técnicas innovadoras que reflejan la capacidad de Castilla y León y de los profesionales por situarse a la cabeza científica y técnica en España.

La siguiente fase que preveía el Proyecto Cultural era la restauración del claustro, que hoy se ha presentado. La intervención ha tenido como objetivo la recuperación de la cohesión material de los elementos salientes de las fachadas, y limpieza y puesta en valor de los paramentos, carpinterías, balcones y barandillas. Se ha actuado sobre los alzados completos de las tres fachadas del claustro procesional, incluyendo en planta baja el perímetro de sus arcos y pilastras. Esta intervención ha supuesto una inversión de casi medio millón de euros por parte de la Consejería de Cultura y Turismo

Nueva actuación en el Panteón Real

El consejero ha anunciado que la intervención en el claustro no pone fin al trabajo de la Consejería en la Colegiata porque está previsto continuar las intervenciones, con la restauración y consolidación de las pinturas murales del Panteón Real.

La Consejería viene realizando trabajos de investigación, vinculados a todas estas actuaciones, que han permitido establecer una documentación muy precisa y actualizada de la evolución constructiva del complejo y ampliar el conocimiento de espacios previos a los edificios actuales. El reto del proyecto pasa por adaptarse a los nuevos hallazgos y plantear modificaciones que permitan tener una lectura coherente del edificio y conservar las aportaciones históricas, haciéndolo compatible con el uso propuesto.

Al esfuerzo técnico y presupuestario por parte de la Consejería, de más de tres millones de euros, hay que añadir las actuaciones ya ejecutadas por el Cabildo y las que está llevando a cabo la Fundación Monte Madrid.

El consejero ha aprovechado la ocasión para agradecer al Cabildo su constante colaboración y su labor en la conservación y gestión del conjunto monumental y a la Fundación Monte Madrid su apuesta por el patrimonio cultural de la Comunidad. A su juicio, este proyecto ejemplifica la necesaria colaboración público-privada en el cuidado y difusión de los bienes culturales que, como ya expuso al inicio de Legislatura, es una herramienta fundamental para alcanzar la sostenibilidad en la gestión del patrimonio cultural.

No hay comentarios

Dejar respuesta