Se mantiene la fase de ‘preemergencia’ por nevadas en León

La alerta seguirá activa hasta mañana en la provincia de León

FuenteEuropa Press
loading...

La Delegación del Gobierno en Castilla y León mantiene la fase de preemergencia en la zona Cantábrica de León, que está siendo la más afectada por el temporal de nieve, y también se mantienen las fases de alerta en la mayor parte de las provincias de la comunidad a excepción de Valladolid y Salamanca.

Así se ha decidido en el marco de una reunión que la delegada del Gobierno en Castilla y León, Mercedes Martín Juárez, ha celebrado en el Centro de Gestión de Tráfico de Valladolid.

En el encuentro tampoco se ha creído conveniente activar la fase de alerta, al menos hasta ahora, en la Meseta de León, Palencia, Zamora y Ávila ni en el sur de Ávila, han informado a Europa Press fuentes de la Delegación.

En esta reunión se han analizado las previsiones de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) para tomar las decisiones oportunas de acuerdo con el Protocolo de Vialidad Invernal de la Delegación del Gobierno en el cual se coordinan las actuaciones de los órganos del Ejecutivo central ante nevadas que puedan afectar a las carreteras del Estado.

Dado que la Aemet prevé que los episodios de nieve van a continuar, al menos durante el día de este jueves, en la Cordillera Cantábrica de León, se ha decidido mantener la fase de preemergencia en esta zona.
Allí se esperan allí acumulaciones en torno a 800 metros que pueden alcanzar los 40 centímetros y habrá vientos de 90 kilómetros por hora. Se esperan estas acumulaciones en la parte norte de la zona, desde Ancares hasta Picos de Europa en una situación que se espera continúe durante este viernes.

DIFICULTADES SUBSANADAS

Mercedes Martín ha señalado que, tal y como se ha informado durante este miércoles y jueves desde la página web de la DGT, ha habido dificultades en determinadas carreteras de titularidad estatal que se han ido subsanando en pocas horas.

En concreto, sobre las 7.00 horas se decretaba nivel amarillo (prohibido para camiones y vehículos articulados) en zonas de Segovia (AP-6, AP-61, AP-51 y N-VI), así como en la A-1 hasta Boceguillas, en la provincia segoviana, y de la misma forma en la A-6 y N-VI, en la zona norte de León.

Los camiones embolsados han podido reiniciar la marcha sobre las 9.00 horas salvo en León, en el puerto de Piedrafita, que no han salido hasta las 12.00 horas, y en el del Manzanal, sobre las 12.30 horas, aunque no se descarta que se produzcan aquí nuevos embolsamientos porque sigue nevando.

En virtud del Protocolo para la coordinación de actuaciones de los órganos de la Administración General del Estado, ante nevadas y otras situaciones meteorológicas extremas que puedan afectar a la Red de Carreteras del Estado en Castilla y León, cuando la delegada del Gobierno activa la fase de alerta se movilizan automáticamente en esas zonas los medios de Fomento con la extensión de fundentes y despliegue de quitanieves y de esparcidoras de sal. Estas labores seguirán realizándose hasta que no se desactive la fase.

Se despliegan también los medios de la Guardia Civil de Tráfico, los de la unidades de Protección Civil y se difunden avisos de la situación para que lleguen a la población.

Cuando la fase se eleva a «preemergencia» es porque se prevén dificultades serias en la circulación.

Se mantienen las actuaciones de la fase anterior, la Guardia Civil presta apoyo en los Puesto de Mando Avanzados para un mejor establecimiento y cese de las más que previsibles restricciones a la circulación en coordinación con las unidades de Carretera y de la Dirección General de Tráfico y se pone en funcionamiento en Comité Ejecutivo Territorial para verificar todas las decisiones.

PERSONAS RETENIDAS

Si se alcanza la fase de «emergencia» es porque hay personas que se han quedado bloqueadas o retenidas y no pueden seguir viaje por sus propios medios.
En este caso, se intensifican las actuaciones anteriores y se establecen medidas directas de atención a la población afectada como aprovisionamientos de comida, evacuaciones y búsqueda de alojamientos.

Tanto en esta como en la fase anterior se puede valorar la solicitud de la actuación de la Unidad Militar de Emergencias (UME).

«El mejor consejo que puedo dar», ha señalado Mercedes Martín, «es que si no es obligatorio circular por estas zonas, se evite coger el coche».

En el caso de que los desplazamientos que se tengan que hacer transcurran por alguna de las vías incluidas en las zonas con aviso por nevadas, las condiciones del viaje pueden verse afectadas por posibles actuaciones en la vía con el fin de garantizar la fluidez y la seguridad vial en todo momento como restricciones a la circulación de vehículos pesados, a la circulación a otros vehículos que no cuenten con neumáticos de invierno o cadenas o limitar la velocidad de circulación y prohibir adelantamientos, además de cortes totales preventivos y seguimiento obligatorio de desvíos alternativos.

Se recomienda que se extreme la precaución cuando se circule por las áreas y vías afectadas por esta previsión, así como disponer de los medios y equipamiento adecuado para transitar en condiciones de seguridad.

Los usuarios de la vía deben prestar atención a la señalización en los paneles de mensaje variable y a las indicaciones de los agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil.

Para permitir el paso de vehículos de conservación de carreteras y quitanieves es muy importante que se circule en convoy y se deje libre el carril izquierdo.

No hay comentarios

Dejar respuesta