Sancionan a un trabajador de la BRIF de Tabuyo por hablar con los medios

Tragsa asegura que la sanción es “la mínima” y recuerdan que en el nuevo convenio se trataría de una falta grave

FuenteEuropa Press
Incendio./Europa Press
loading...

La empresa Tragsa ha informado a Europa Press de que la sanción impuesta a un trabajador forestal de la BRIF de Tabuyo (León) por hacer declaraciones a los medios de comunicación es «la mínima» que dispone el nuevo régimen sancionador recogido en el nuevo convenio laboral por el que se rigen las BRIF y que, recuerdan, «se aprobó por consenso» y rige desde el mes de julio.

Se traga de una sanción de dos días de empleo y sueldo, la mínima que recoge nuevo estatuto de las BRIF.

De este modo, estas fuentes explican que hacer declaraciones anteriormente no estaba considerado infracción y ahora, sin embargo, para el nuevo estatuto se trata de una infracción «grave», al considerar que estas informaciones, procedan de alguien que está dentro o fuera de su jornada laboral pueden poner en riesgo las tareas de mitigación del incendio y la seguridad de las propias BRIF.

Desde Tragsa admiten que quizá el trabajador, que además es representante de la Asociación de Trabajadores de Brigadas Forestales (ATBRIF) no estaba familiarizado con el nuevo estatuto y, por tanto, le han impuesto la sanción mínima, de dos días, lejos de los 15 días a los que ascendería la máxima «según las nuevas reglas».

Así, la empresa pública cree que no ha habido mala fe desde el brigadista que hizo las declaraciones, sino una equivocación pero entienden que las normas no se pueden vulnerar.

En este caso, la sanción se debe a una infracción de la disposición adicional tercera del nuevo anexo 7 de las BRIF que «obliga a guardar secreto profesional respecto a todas las informaciones relativas al servicio de extinción de incendios forestales que se conozcan con motivo del desempeño de su actividad profesional».

Asimismo, Tragsa asegura que la sanción cuenta con el respaldo de las organizaciones sindicales de los brigadistas con quienes se sentaron la semana pasada para informarles de la sanción y que estas mostraron su respaldo a la misma, por lo que no se trata de una decisión unilateral. «Se ha informado de la decisión a los sindicatos y han estado de acuerdo», apostillan desde la empresa pública.

Finalmente, insisten en que las declaraciones suponen una infracción grave porque la información de incendios, cuando el fuego está vivo, es «muy sensible».

El trabajador de la Brigada de Refuerzo en Incendios Forestales (BRIF) de Tabuyo del Monte (León), Pablo González, realizó declaraciones a un medio de comunicación en calidad de presidente de la Asociación de Trabajadores de las BRIF (ATBRIF) cuando se encontraba fuera de su jornada laboral, en su «tiempo libre».

González realizó unas declaraciones a un medio digital durante la movilización de las BRIF del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA) para actuar en el virulento incendio forestal de Valleseco (Gran Canaria) el 20 de agosto.

No hay comentarios

Dejar respuesta