Mañueco inaugura en la ULE el curso universitario con una reducción de tasas

El presidente de la Junta de Castilla y León reafirma que se aumentará el presupuesto destinado a las universidades de la Comunidad, hasta un 10% a lo largo de la legislatura

Mañueco inaugura el curso universitario 2019-2020 desde la Universidad de León

Durante la inauguración del curso académico 2019-2020 de las universidades de Castilla y León, celebrada esta mañana en el Aula Magna San Isidoro de la Universidad de León, el presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, ha garantizado todo el apoyo del Gobierno autonómico al conjunto del mundo universitario, constituido por 9 universidades -4 públicas y 5 privadas- que desarrollan su actividad en 20 campus distribuidos por todas las provincias de la Comunidad. En ellos prestan sus servicios cerca de 13.000 personas, más de 9.000 de ellas dedicadas a la docencia e investigación, y en los que el año pasado se matricularon más de 82.400 alumnos.

Según ha destacado Fernández Mañueco, la equidad y la igualdad son los grandes principios que deben regir el sistema universitario, para lo cual la Junta de Castilla y León continuará defendiendo con absoluta firmeza la legítima reivindicación de que la evaluación final del bachillerato, la conocida EBAU, se realice de forma única o uniforme en todo el Estado, a fin de evitar discriminaciones o situaciones injustas por diferentes niveles de exigencia académica y que frecuentemente afectan a los estudiantes castellanos y leoneses. “En ningún caso nuestros jóvenes deben verse perjudicados por estos procedimientos de acceso”, ha señalado el presidente de la Junta.

El curso 2018/2019 comenzó con una reducción del 5% de estas tasas, a la que se añade otro 20,2% en el curso que ahora comienza, en un proceso de ajuste que se culminará a lo largo de la Legislatura.

En este mismo sentido de lograr la máxima igualdad, el presidente de la Junta ha anunciado la creación en próximos cursos de una novedosa línea de ayudas al estudio, concebidas como “becas de excelencia”, destinadas a apoyar a los estudiantes que tengan mejor expediente académico, de manera que se reconozca el esfuerzo y se premie la dedicación de los alumnos más destacados como ejemplo e incentivo social.

En materia de oferta de titulaciones, Fernández Mañueco ha recordado que en 2020 concluye la implantación del llamado ‘Mapa de Titulaciones’, fruto de los pioneros acuerdos suscritos hace tres años con las universidades públicas y privadas.

Apuesta por la investigación

Por otro lado, el presidente de la Junta de Castilla y León ha reafirmado su compromiso de investidura de incrementar progresivamente el presupuesto destinado a las universidades de la Comunidad, en concreto un 10% a lo largo de la legislatura, con el objetivo de que éstas puedan afrontar con garantías los grandes retos a los que se enfrentan en la actualidad, y que pasan por una mayor apuesta por la investigación y la innovación, la internacionalización y el impulso a la transformación digital.

Según ha explicado el presidente, ese presupuesto destinado a las universidades contempla tres tipos de financiación: una básica para atender sus gastos de personal, que será la fuente principal de recursos y que está basada en parámetros objetivos; una competitiva, para atender programas de mejora de calidad y eficiencia y convocatorias de investigación y una tercera singular, en función de las características y necesidades peculiares de cada universidad.

En relación al primero de estos grandes retos, la apuesta por la investigación y la innovación, que constituye uno de los ejes principales de actuación del Gobierno autonómico, el presidente ha anunciado que este curso se incrementará la inversión en programas destinados a fortalecer las actividades investigadoras, pasando de 23,5 millones a 36,5.

Internacionalización y transformación digital

En cuanto al reto de la internacionalización, el presidente de la Junta ha destacado la «necesidad de avanzar» en la internacionalización del sistema universitario de la Comunidad ya que también constituye una prioridad de la Unión Europea, que busca establecer un Espacio Europeo de Educación para el año 2025. Internacionalización que se concibe como puesta en marcha de espacios de colaboración solidaria entre universidades por encima de fronteras, algo en lo que ya viene trabajando Castilla y León y que constituye otro de los grandes referentes del trabajo del Gobierno Autonómico, a través de iniciativas propias o que cuentan con su apoyo, como la creación del Espacio Iberoamericano del Conocimiento y de la Educación Superior, liderado por la Universidad de Salamanca, que permitirá posicionar el sistema universitario de la Comunidad en el Continente hermano.

La ULE reivindica un «urgente» plan de rejuvenecimiento de la plantilla

No hay comentarios

Dejar respuesta