Consumo mínimo y más plazas en un barco fluvial leonés

El embalse de Riaño cuenta con un barco turístico que desde diciembre de 2018

FuenteEuropa Press
Barco de Riaño
loading...

Un mínimo de cinco barcos fluviales que recorren distintos espacios de Castilla y León serán eléctricos en 2020, ya que algunos como el de los Arribes de Duero, en Zamora, se encuentran en proceso de motorización y otros como el de Riaño (León) son de consumo mínimo.

El embalse de Riaño, en León, también cuenta con un barco turístico que desde diciembre de 2018 lo gestiona la empresa ‘Riaño en barco S.L’, cuyos propietarios han asegurado a Europa Press que desde el 1 de agosto cuenta con un barco nuevo de consumo mínimo de 60 plazas, 30 más que las que tenía el anterior, por lo que para finales de este año la empresa espera que el número de visitantes aumente a más de 6.000 turistas, cifra que rondó el año pasado.

Las zonas de la cuenca donde existe más tradición de navegación fluvial son el Parque Natural de las Hoces del Duratón, en Segovia; el Parque Natural de los Arribes del Duero y el embalse de Santa Teresa, ambos en la provincia de Salamanca; el embalse de Cuerda del Pozo, en Soria, y el de Riaño, en León, según han informado a Europa Press fuentes de la Confederación Hidrográfica del Duero (CHD).

Para navegar por cualquiera de los embalses y ríos de la cuenca del Duero basta con cumplimentar la declaración responsable para el ejercicio de la navegación, cuyo modelo está disponible en el dominio Web del Organismo de la cuenca (http://www.chduero.es) o bien a través del Área de Gestión del Dominio Público Hidráulico.

El permiso de embalses es válido para todos los pantanos de la Cuenca del Duero, de forma que el titular puede transportar la embarcación por tierra de un sitio a otro, mientras que la licencia de ríos se fija por tramos y está supeditada a otras circunstancias externas como la temporada de pesca o el caudal circulante, han explicado fuentes de la CHD.

No hay comentarios

Dejar respuesta