Martín alaba la Jornada de Vuelo Adaptado en León por su “inclusión”

La delegada del Gobierno en Castilla y León ha asistido a esta actividad en la que han participado alrededor de 40 personas

FuenteEuropa Press
Mercedes Martín asiste a la IV Jornada de Vuelo Adaptado del CRE

La delegada del Gobierno en Castilla y León, Mercedes Martín, ha destacado la “plena inclusión” que aporta una actividad como la IV Jornada de Vuelo Adaptado del Centro de Referencia Estatal para la Atención a Personas con Grave Discapacidad y para la Promoción de la Autonomía Personal y Atención a la Dependencia de San Andrés del Rabanedo (León), que se ha celebrado este martes y a la que ha asistido.

Una actividad en la que han participado alrededor de 40 personas la cual Mercedes Martín ha calificado de “encomiable” y ha comprometido su apoyo “con plena convicción y entusiasmo” al trabajo que realiza el CRE de San Andrés del Rabanedo.

Martín ha explicado que este tipo de iniciativas permiten “la plena inclusión” y ha reconocido que es necesario la colaboración entre todos “para reforzar la posibilidad de vivir una experiencia de vuelo” para las personas en situación de discapacidad.

Además, ha reconocido que, aunque sea “por un día” vivirán una jornada “muy intensa y de emociones” y que deja patente “la implicación extraordinaria” del CRE para “la atención, cuidados y promoción” de las personas con discapacidad.

Por su parte, la directora gerente del CRE de San Andrés, María Teresa Gutiérrez, ha señalado que los participantes viven esta experiencia “por primera vez en su vida” y tendrán una sensación “de libertad” que no tienen habitualmente en una silla de ruedas.

Asimismo, ha reconocido que esta jornada se organiza gracias a la colaboración “de la Fundación Cielos de León, la Fundación Sillas Voladoras y la Academia Básica del Aire”, a los que se ha unido en esta ocasión “la Asociación Moteros Solidarios de León”.

Elizabeth Heilmeyer, alemana afincada en España desde hace 30 años, disponía de licencia de vuelo antes de quedarse en silla de ruedas ya que antes “era lúdico” y desde entonces se convirtió “en terapéutico” al aportar esa sensación de libertad.

Presente en estas jornadas, Heilmeyer ha reconocido que es una experiencia “increíble” y ha reconocido que “es muy gratificante y recompensa” estas actividades viendo las caras de los participantes al bajar de las avionetas.

No hay comentarios